Cae presunto feminicida de Diana Carolina; es su primo y, según fiscal, un potencial asesino serial

La Fiscalía General de Justicia de Nayarit confirmó la detención del presunto feminicida de la estudiante de la Universidad Autónoma de Nayarit, Diana Carolina Raygoza. Se trata de su primo Víctor Emmanuel “N”, especialista en seguridad pública y criminalística, y quien al parecer acosaba a la joven desde hace varios meses.

En conferencia de prensa el fiscal del Estado, Petronilo Ponce Medrano, informó que cuentan con evidencia suficiente que permite sostener no solo la posible responsabilidad del detenido en el asesinato de Diana, sino además que se trata de un sujeto con un odio psicótico hacia las mujeres que podría haberse convertido en un asesino serial.

“No nos habíamos encontrado con un delincuente que tuviera estas características y desorden conductual. Es una situación que llama mucho la atención porque es posible que pudiéramos haber tenido un asesino serial. Afortunadamente se esclareció muy rápido la situación, se procesó la evidencia y pudimos detenerlo” dijo el fiscal.

Las pistas iniciales que llevaron a la identificación del posible feminicida surgieron de la escena del crimen. Diana fue asesinada en su casa, pero ni las puertas ni ventanas fueron forzadas, lo que permitió presumir que se trataba de un cercano con llaves del domicilio. Además, se advirtieron signos de lucha de la joven, lo que hacia posible que su agresor tuviera una lesión.

Ambas pistas llevaron a Víctor. Primero porque él y su mamá eran los únicos que tenían llave de la casa de Diana pues, en ocasiones, iban a alimentar a los perros. “De hecho fue llamativo que los perros no ladraron cuando el agresor entró al domicilio, lo que es otro signo de que era un conocido” dice el fiscal.

Pero además cuando se recabó la declaración de Víctor, como la de otros familiares, se advirtió que presentaba cortadas en los brazos, cuellos y espalda. El sospechoso dijo que eran resultado de un intento de asalto, pero luego cambió su versión y cayó en contradicciones.

A partir de ahí se profundizó en la indagatoria sobre Víctor y se descubrieron más pistas. Por ejemplo, algunos familiares se refirieron a el como “locochón” pues dijeron que tenia una conducta extraña, mientras que otras personas del entorno más cercano a Diana señalaron que ella había expresado “tener temor” de su primo pues la había acosado en varias ocasiones.

El cateo, los hallazgos y el odio a las mujeres
Con estos antecedentes la Fiscalía solicitó y obtuvo de un juez una orden de cateo en el domicilio de Víctor. Lo encontrado en su recámara confirmó no solo la posible participación del joven en el crimen, sino lo que el fiscal definió como una posible “sicopatía”, un desorden conductual, y un evidente odio hacia las mujeres.

“En la recámara del sospechoso encontramos libretas que perfilan esta sicopatía. Se menciona de forma muy despectiva a prostitutas, mujeres embarazadas, lesbianas, brujas y se enfatiza a la mujer como sujeto de odio, violencia y agresiones físicas. Hay dibujos de armas punzocortantes y figuras humanas de mujeres generalmente en situaciones de lesiones” detalló.

Y añadió el fiscal: “incluso encontramos dos especies de recetas donde se explica como matar, como destazar cuerpos e incluso un escrito sobre comer a las mujeres”.
Ponce Medrano aseguró que en el tiempo en que lleva de fiscal no le había tocado conocer a un posible homicida de estas características, cuyo perfil sumado a sus conocimientos de criminalística y manejo de armas, permiten presumir que podría haberse convertido en un asesino serial.

El fiscal reveló además que peritos en grafoscopía analizaron la firma de Víctor y la compararon con las siglas “SF” dejadas con sangre en una pared del cuarto donde fue asesinada Diana Carolina, y también se comparó con las letras en las libretas de su cuarto. En todo hay coincidencia.

Finalmente se localizaron en la recámara del sospechoso prendas con sangre, las cuales serán analizadas por laboratorio para determinar si coinciden con las de la víctima.

“También tenemos videos de cámaras de seguridad, datos de geolocalización, información obtenida de los celulares de la víctima y del sospechoso, y otra evidencia que presentaremos al juez” dijo el fiscal.