Anticipa PAN que aprobación de reforma a la industria eléctrica propuesta por AMLO será un “duro golpe a la economía familiar”

El PAN (Partido Acción Nacional), la principal oposición política de México, aseguró este domingo que la polémica reforma a la industria eléctrica promovida por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, significará “un duro golpe” a la economía familiar una vez que se apruebe, como prometió esta semana Morena, el partido oficialista, en la Cámara de Diputados.

De acuerdo con Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, la “contrarreforma energética” que pretende aprobar Morena “con lealtad ciega a los caprichos del presidente”, representa un retroceso de medio siglo, porque hará más ineficaz y contaminante a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual se pretende fortalecer con la iniciativa.

Además, aseguró que provocará más apagones en todo el país, además de un alza generalizada de precios, especialmente en el consumo de luz.

Este será un golpe muy duro a la frágil economía de las familias mexicanas. No olvidemos que cada día hay más trabajadores a quienes su salario ya no les alcanza para comprar la canasta alimentaria
Morena aprobará la reforma a la industria eléctrica este martes en la sesión del Pleno de los diputados.

Además, Cortés explicó que la propuesta presidencial de inminente aprobación en San Lázaro “es una salida a la pésima administración de Pemex”, Petróleos Mexicanos, la otra praestatal mexicana. “Está produciendo más combustóleo que gasolina. Como el combustóleo no tiene mercado por contaminante, el presidente quiere que lo use la CFE para producir energía mucho más cara que las energías limpias y renovables”, argumentó.

El líder panista advirtió que cambiar las reglas del sector sin considerar los compromisos establecidos en tratados internacionales como el T-MEC (Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá), traerá problemas jurídicos a México por las inversiones en materia energética comprometidas en dicho tratado, además de que se inhibirán futuras inversiones y generación de empleos en plantas eléctricas.

Por eso, dijo Cortés, las reformas aprobadas por Morena y sus aliados al sector eléctrico “son un contrasentido”, pues mientras otros países están apostando por inversiones privadas para la generación de energías limpias y renovables, en México se busca centralizar la producción eléctrica en la CFE a partir de combustibles fósiles.

Sin embargo, Morena, el partido de López Obrador y con mayoría en el Congreso, adelantó también este domingo que apoyará la aprobación en la Cámara de Diputados de la polémica reforma a la industria eléctrica, con lo que se espera sea aprobada sin mayores complicaciones en la sesión del Pleno de este martes 23 de febrero.

El grupo parlamentario votará a favor de la polémica reforma “para acabar con un periodo de saqueo y de la política neoliberal que tanto afectó al sector energético del país”, informó este domingo el coordinador de los diputados morenistas, Ignacio Mier.

Con esta definición de la bancada oficialista, será virtualmente imposible para la oposición detener su aprobación, ya que el partido tiene mayoría en San Lázaro e, incluso si sus aliados del Partido Verde y el PES (Partido Encuentro Social) votan en contra, tiene los votos necesarios e incluso más, ya que el PT (Partido del Trabajo) también se encuentra en favor de la propuesta.

Así, Morena respondió unas horas después a López Obrador, que había llamado a los legisladores a aprobar su iniciativa y por lo tanto a actuar “de manera consecuente, pensando en el pueblo y no en las empresas”.