AMLO se ríe de Calderón: lo compara con “Comandante Borolas”. Y él responde: “No me queda el saco”

El Presidente Andrés Manuel López Obrador se rió este día en Tabasco del ex mandatario mexicano Felipe Calderón Hinojosa. Lo comparó con el cómico “Borolas”, cuya principal característica es que era bajo de estatura y usaba ropa suelta.

El Presidente mexicano hablaba sobre la crisis de inseguridad que se vive en el país, y que tiene un repunte con el nuevo gobierno.

Joaquín García Vargas, “Borolas”, era actor y comediante de la llamada “Época de oro del cine mexicano”. También usaba un sombrero de bombín y una amplia chaqueta.

“[Felipe] Calderón declaró la guerra, le pegó un avispero a lo tonto”, dijo López Obrador. “De que cuando declara la guerra a la delincuencia organizada, va a Michoacán, y va vestido de militar. Se pone un chaleco. Le quedaba grande. Parecía el ‘comandante Borolas’. Y ahí declara la guerra”, dijo el Presidente mexicano.

“Y miren, esto lo tengo que estar recordando porque a veces se simplifica demasiado. Se piensa que surgió el problema con nosotros, y sí asumo la obligación que tenemos, de garantizar la paz y la tranquilidad, pero no es con el uso de la fuerza como lo vamos a lograr”, agregó López Obrador.

El ex Presidente respondió esta misma mañana, apenas unos minutos después del señalamiento: “Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas. A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande”, dijo.

“Estamos aplicando, como dirían los tecnócratas, un nuevo paradigma”, declaró.

Felipe Calderón y López Obrador fueron contrincantes en la elección de presidencial 2006. El líder de izquierda ha dicho desde esos años que se cometió fraude en su contra. Alega que Calderón recibió apoyos del entonces Presidente Vicente Fox Quesada y de un grupo de empresarios poderosos, varios de los cuales mantienen una posición en contra del Presidente de México.

Calderón Hinojosa declaró la guerra contra las drogas en diciembre de 2006. Desde entonces, México vive una tragedia de seguridad que arroja decenas de miles de muertos y desaparecidos por todo el país.

Con Enrique Peña Nieto, quien sucedió a Calderón, el problema de la inseguridad se incrementó. El priista siguió la misma estrategia de seguridad que su antecesor, y no funcionó. Pero las cosas no han cambiado en estos meses con López Obrador. Los homicidios y otros delitos graves o de alto impacto siguen incrementándose.

López Obrador ha dicho que su estrategia es ir a las causas que generan la violencia: pobreza y desigualdad. Pero en un país con más de 50 millones de pobres, esa estrategia, según el mismo Presidente, tardará. Mientras, las cifras de la inseguridad se mantienen creciendo.

VER MÁS
La CdMx viene de un 2018 terrible, pero 2019 va aún peor: se cometen 4 homicidios al día, afirma el ONC
Apenas hace dos días, el 20 de agosto, se informó que de enero a julio de 2019 se iniciaron en todo el país 17 mil 164 carpetas de investigación por homicidios dolosos, cifra 3.2 por ciento superior a la registrada durante el mismo periodo de tiempo del año pasado.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que de las 17 mil 164 investigaciones por homicidios dolosos se sabe que en 12 mil 79 estuvo involucrada un arma de fuego.

La cifra convierte a julio en el segundo mes más violento de la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador con 2 mil 547 investigaciones por dicho delito, mientras que en junio, cuando se registró la mayor cifra, fueron 2 mil 556.

Las entidades con mayor incidencia de homicidio desde enero fueron: Guanajuato, con mil 568; Baja California, con mil 525; Chihuahua, con mil 268; Guerrero, donde se registraron 946; en Veracruz fueron 835 y en Michoacán 809.

En dichos estados sólo en julio se iniciaron 185 carpetas por homicidio doloso en Guanajuato; 263 en Baja California; 202 en Chihuahua; 155 en Guerrero; 121 en Veracruz y 127 en Michoacán.

Fuente: Sin Embargo