AMLO invitará a otros gobernadores salientes para que se integren a su gobierno; dice que es “inmoral e indigno” que partidos políticos los amenacen con expulsarlos

El presidente Andrés Manuel López Obrador reclamó el hecho de que dirigentes del partidos amenacen a sus militantes por integrarse a su gobierno, como en el caso de Quirino Ordaz, gobernador saliente de Sinaloa, quien fue propuesto como embajador de México en España.

En Palacio Nacional, el mandatario mexicano señaló que es “inmoral e indigno”, y señaló que los nombramientos a gobernadores salientes tiene que ver con un servicio al país en el extranjero.

“Queremos que Quirino Ordaz sea el embajador de México en España, y se enojaron mucho (…) No sé por qué, porque no va a representar a un partido, no le estamos imponiendo como condición el que renuncie a sus libertades, eso es inmoral, indigno”, explicó,

“Cada quien puede tener su manera de pensar, su militancia, sus creencias, y la representación de México en el extranjero no tiene que ver con partidos, es una representación del Estado mexicano, no es nada más del gobierno o del Ejecutivo, inclusive del presidente”, agregó.

“Si fuese una proposición indecorosa a lo mejor hasta la expulsión, pero se trata de llevar de ayudar al país, en este caso es sabido que no son buenas relaciones con España, y que estamos procurando que se mejoren y consideramos que va a ayudar mucho Quirino Ordaz con este propósito”, declaró.

El jefe del Ejecutivo federal aseveró que seguirá realizando invitaciones para que ciudadanos de otros partidos se integren al Gobierno Federal.

“Vamos a seguir participando a participar a otros ciudadanos, y ojalá y se rectifique esa postura, no debe de actuarse de esa forma, los dirigentes o los partidos cómo van a amenazar a un militante si toma una decisión de ayudar en el desarrollo del país o representar a México en el extranjero”, explicó.

López Obrador confirmó que también realizó una invitación al mandatario saliente de Nayarit, Antonio Echevarría, para integrarse a la Administración Federal.

“Invité al gobernador de Nayarit, Toño Echavarría, porque hizo un buen trabajo. En el caso de Nayarit duró cuatro años y antes era una situación muy difícil de inseguridad en Nayarit, era un infierno y me consta. Me tocó ver cómo acribillaron a unos presuntos delincuentes en un helicóptero en la noche, en un bombardeo. Se cambia el gobierno y las cosas son distintas”, adujo.