AMLO acusa contracampaña de los “conservadores” a su llamado para ahorrar energía eléctrica

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que grupos conservadores echaron a andar una contracampaña a su llamado de ahorrar luz ante la crisis energética ocasionada por la escasez del gas proveniente de Texas, por lo que aseguró que una de las reglas de la protesta civil pacífica es “no hacer el ridículo”.

Al encabezar la inauguración de unidades de turbogás aeroderivadas en la Central de Combustión Interna de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en esta ciudad, el titular del Ejecutivo federal agradeció a las personas que respaldaron su llamado de apagar focos y ahorrar energía entre las 6:00 de la tarde a las 11:00 de la noche para que se pudiera tener más energía disponible en toda la red nacional.

El mandatario federal aseguró sentirse muy satisfecho con la forma en que se enfrentó la crisis por parte de los trabajadores de la CFE, a quienes agradeció el esfuerzo hecho.

“Agradecerle a la gente porque muchos nos hicieron caso y en los momentos difíciles, en las horas pico de más demanda de energía apagaron los focos; otros, que están obnubilados, los conservadores corruptos, echaron a andar una contracampaña.

“Pero fíjense lo que produce el coraje, el enfado. Cuando nosotros estamos demandando, pidiendo, exhortando, convocando a que se apague un foco, se ahorre energía de 6:00 de la tarde a 10:00, 11:00 de la noche para que se tenga más energía disponible en toda la red nacional, los opositores lanzan la campaña ‘enciende la luz’. Esos mismos que, cuando conviene a sus intereses, se vuelven ambientalistas, los mismos, ¿cómo pudieron dormir con la luz prendida?

“Vamos -lo digo en buen plan- a tener que dar algunas recomendaciones, enseñar, porque nosotros sabemos hacerlo, tenemos experiencia, cómo debe de protestarse con la no violencia, cuáles son las reglas de la resistencia civil pacífica. Esto ayudaría bastante. A lo mejor lo voy a hacer, pero yo creo que una de las reglas de la resistencia civil, de la desobediencia civil pacífica, de la no violencia, es no hacer el ridículo”, aseveró.