Sesiona Tribunal para resolver impugnación contra la gubernatura

Noticias de Chihuahua.-

El Tribunal Estatal Electoral (TEE) sesionó esta noche para resolver los juicios de inconformidad y el juicio de protección de derechos político electorales presentados por el partido Morena y su candidato Juan Carlos Loera en contra de la entrega de la constancia de mayoría de Maru Campos Galván, actual gobernadora electa y candidata del Partido Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática.

Fueron doce motivos de agravio presentados por el partido Morena en contra de la candidata de Acción Nacional y de la Revolución Democrática, los cuales fueron analizados por los magistrados para determinar si estos eran procedentes.

Uno de los agravios denunciados fueron el supuesto uso indebido de recursos públicos para promocionar a la candidata, lo que determinaron como infundado porque no se acreditó el uso indebido de recursos públicos y se detalló que el Tribunal Federal Electoral ha determinado que los partidos políticos pueden utilizar información que deriva de acciones gubernamentales para las campañas y no se confirmó el uso de una red de funcionarios a favor de la campaña de la candidata.

De igual forma no se acreditó que hubiera una violación electoral por parte de Héctor Chávez, conocido como caramelo, a quien señalaron de llamar al voto a favor de Maru Campos Galván en un partido de fútbol durante la veda electoral, por lo que se determinó que la empresa televisora no enfocó al ciudadano, sino a un gran número de aficionados y no hubo un llamado a votar, por lo que no se vulneró el principio de equidad.

En cuanto a la supuesta campaña negra en contra de Juan Carlos de la Rosa, el proyecto presentado ante los magistrados determinó que esto no constituía motivo para solicitar la nulidad, ya que no se acredita la afectación en los resultados de la elección y para que hubiera afectación esto debió ser desde acciones sistemáticas y que pudiera medirse el impacto de las publicaciones en los resultados.

De igual forma se consideró infundado el supuesto agravio sobre el apoyo económico de los candidatos que declinaron a favor de Maru Campos, señalando que Morena no presentó pruebas de que se hubieran realizado aportaciones y solamente ofreció ligas de publicaciones que no acreditan de que forma influyeron en el cambio de voto de la población y de los militantes de los partidos.