Quedan 9 incendios activos en Chihuahua

Noticias de Chihuahua.-

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) destacó la disposición y eficiente coordinación que existe con el Gobierno del Estado en el combate a los incendios que se han registrado en la entidad en los últimos días.

Oscar René Domínguez Moreno, jefe del Centro Regional de Manejo del Fuego Zona Norte, con sede en Casas Grandes, señaló que el acompañamiento que se han brindado, junto con otras instancias y las brigadas de apoyo, ha reportado buenos dividendos para controlar el fuego.

“Ha habido apoyo técnico, acompañamiento y aplicación de estrategias y tácticas para realizar combates eficientes: a inicios de esta semana habían 28 incendios, luego 26, bajaron a 24 y hoy hay nueve en los que estamos trabajando para meterlos en contención”, detalló Domínguez.

En programa especial sobre los incendios forestales que se transmitió a través de las redes sociodigitales de Gobierno del Estado, el funcionario de Conafor distinguió también la profesionalización con que los brigadistas e instituciones colaboran.

“La herramienta en manos profesionales es eficiente, pero hay que dársela a profesionales que han empeñado su formación. Para nosotros el fuego va a convertirse en una herramienta que ayuda a combatir el mismo fuego, es la razón por la que a veces tenemos que hacer estrategias de fuego controlado que permite salvar miles de hectáreas en la contención de un incendio”, explicó.

Chávez Díaz detalló que existen en la entidad 21 incendios, nueve incendios activos en los que trabajan las y los brigadistas, así como 12 incendios que están bajo control en un 80%.

En estos 21 incendios –indicó– traemos 642 combatientes de todas las brigadas”, además del personal voluntario.

“Sin lugar a dudas el Estado de Chihuahua siempre se ha distinguido por tener la capacidad de organización para la atención a los incendios forestales. Somos un estado tradicionalmente forestal, tenemos la mayor superficie forestal del país y por lo tanto, es evidente que tenemos la mayor cantidad de incendios año con año”, expresó el funcionario federal.

“Somos de los estados que tenemos la mejor capacidad de respuesta a los incendios”, agregó.

Desde la sala de prensa virtual de la Coordinación de Comunicación Social de Gobierno del Estado, y como parte del programa especial para dar a conocer la situación que prevalece en la entidad en materia de incendios forestales, Almeida Grajeda enfatizó: “creo que vamos ganándole a este problema”.

Almeida detalló que en días pasados, el incendio más grande y complicado fue el de Casas Grandes, que ha afectado cerca de 33 mil hectáreas, en su mayoría de bosque, que se dio desde inicios de la semana pasada y hasta el 16 de junio. “Se han hecho todos los esfuerzos humanos posibles, con mucha eficiencia, que de no ser así, esto sería ya de dimensiones mayores”.

También destacó que se ha contado con el valioso apoyo del Ejército Mexicano, lo que les ha permitido ser más eficientes en esta labor, además de la importante ayuda de silvicultores, quienes han llevado su equipo personal para ayudar en estas acciones de combate al fuego, por lo que se han llegado a tener hasta 900 elementos participando.

Dijo que gracias a esta coordinación, se han tenido resultados positivos y se ha avanzado en el combate al fuego.

“Ha sido una etapa difícil, hemos tenido un máximo de hasta 32 incendios de manera permanente, sin embargo, esta gran coordinación nos ha permitido tener arriba de 370 brigadistas debidamente capacitados, equipados, con los utensilios necesarios, e inclusive tienen hasta un seguro de vida, y son gente ya muy experimentada en incendios forestales”, informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR).

El jefe del Centro Regional de Manejo del Fuego de la Conafor recordó que el punto más crítico que se tuvo, fue el fin de semana pasado, lo que no ocurrió por ya que se trató de los días en que se registraron mayores temperaturas, así como la presencia de vientos atípicos.

Informó que dos brigadas arribaron al estado, una para sofocar el incendio de Casas Grandes y otra que llegó esta semana y actualmente apoya en la región de Bocoyna y Carichí en coordinación con las brigadas locales, para combatir el incendio de Yepachi, que es uno de los más grandes en este momento.

“Evidentemente la gran cantidad de incendios que hemos tenido en las últimas fechas obedece a estas causas, pero independientemente de todas las dificultades que se han presentado, hemos podido enfrentar de una buena manera la temporada”, indicó.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Rural de Gobierno del Estado, destacó que la sequía sin precedente ha originado que se genere mucho material combustible como hojarasca y arbolado seco.

Además, otro aspecto importante son los vientos atípicos, condición que complica y dificulta el combate de estos siniestros.

“Tener al mes de junio vientos superiores a los 30 o 40 kilómetros por hora, es la cosa más fatal que pudiera existir”, explicó.

Agregó que el tercer elemento que agrava esta problemática, es la ola de calor que prevalece en todo el estado, con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados.

Almeida dijo que algunos siniestros iniciaron en las barrancas de la región serrana y han ascendido hacia la parte montañosa.

“Podríamos agregar ahí el factor humano, que no está descartado”, mencionó como cuarto punto.

Eso también ha influido “yo le pediría a la gente que se abstuvieran de las quemas agrícolas”, las cuales no son necesarias en estos momentos, ya que no existen las condiciones adecuadas para establecer cultivos, esto ante la falta de humedad.

El secretario señaló que el gobernador Javier Corral giró instrucciones precisas para que en materia de recursos se aplique todo lo que sea posible y esté a su alcance, por lo que se ha mantenido una comunicación permanente con el mandatario, a fin de mantenerlo informado sobre el avance en el combate y control de estos siniestros.

Indicó que en anteriores ocasiones, el fuego se ha propagado en pastizales, o bien en regiones en donde la vegetación se compone más bien de arbustos, sin embargo, en este caso los incendios se están dando en zonas arboladas, en donde los daños ecológicos y ambientales requieren de un periodo más largo para su recuperación.

En un comparativo con el 2018, en que se tuvieron 160 mil hectáreas afectadas por este concepto, externó que la mayoría, unas 100 mil hectáreas fueron en pastizales, vegetación que se recupera prácticamente al siguiente año, o a más tardar en dos años, dependiendo de las precipitaciones pluviales que prevalezcan; en tanto que las otras 60 mil eran arbustos y zonas arboladas.

Ante esta situación, consideró que este año ha sido el más complicado en materia de incendios, en los últimos 10 años, por el daño ecológico y ambiental que está generando en las superficies arboladas.

Reiteró que la prolongada y agresiva sequía que padece el Estado de Chihuahua en estos dos últimos años, es uno de los factores principales para que los incendios prosperen. “Hay municipios que tienen sequía desde el 2019”, afortunadamente no son en los que tiene presencia el fuego.

El funcionario exhortó a la población en general a mantenerse muy atenta para detectar este tipo de contingencias, sobre todo en aquellos lugares en donde existen rancherías o poblaciones urbanas que pudieran verse amenazadas o estar en peligro por un incendio.