Piden a la CIDH investigar caso de Marisela Escobedo

Noticias de Chihuahua.-

El Center for Justice and International Law-CEJIL, Mexicanos en el Exilio y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedhem), presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la solicitud para que se investiguen las violaciones de derechos humanos ocurridas contra Marisela Escobedo, quien fuera asesinada el 16 de diciembre de 2010, mientras exigía justicia por el feminicidio de su hija Rubí Frayre Escobedo.

Gabino Gómez, del Cedhem, refirió que a ocho años del asesinato de Marisela Escobedo, no ha habido justicia por su asesinato, ocurrido en las puertas de Palacio de Gobierno, lugar donde se manifestaba sola para que el homicidio de su hija Rubí no quedara en la impunidad luego de que un tribunal colegiado absolviera al asesino confeso de la joven. 

“En Chihuahua no hubo justicia para Marisela porque si recordamos en dos ocasiones, en dos momentos distintos presentan a dos asesinas materiales. Primero presentan a uno a exactamente a un año del asesinato de Marisela, en diciembre de 2011, presenten al payaso que dijeron que era el autor material. Posteriormente presentan a otro asesino material a Enrique Zavala, alias “El wicked” que él había sido detenido por otros crímenes y supuestamente de manera voluntaria declaró que él era el autor material de Marisela Escobedo, pero todos sabemos que era falso por El wicked estaba en Juárez el día que pasaron los hechos “. 

A dos años de haber sido detenido, Enrique Zavala fue asesinado dentro del centro penitenciario donde estaba arraigado, justo cuando venció el plazo para que la Fiscalía General del Estado presentara su investigación culiminada y se abriera un juicio oral. 

La ejecución de Marisela también repercutió en su familia que tuvo que pedir asilo político en los Estados Unidos para resguardarse de las amenazas que recibieron inmediatamente después del asesinato. 

Debido a esto Heidi Barraza Frayre, hija de Rubí y nieta de Marisela, fue separada de sus familiares y resguardada en un albergue hasta que se logró que volviera con los suyos. 

Otros 17 miembros de la familia se vieron afectados, algunos por el exilio, otros por las amenazas. El cuñado de Marisela fue secuestrado y luego asesinado. 

Por su parte, Juan Manuel Frayre Escobedo, hijo de Marisela, indicó que ha sido difícil poder establecer su vida en los Estados Unidos después de casi una década. 

Añadió que tiene confianza que la CIDH admita y lleve la denuncia promovida este día para castigar a los verdaderos responsables del homicidio de su madre. 

 

<iframe src=”https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FEntreLineasNews%2Fvideos%2F2393564050697249%2F&show_text=0&width=560″ width=”560″ height=”308″ style=”border:none;overflow:hidden” scrolling=”no” frameborder=”0″ allowTransparency=”true” allowFullScreen=”true”></iframe>