Narra niño sobreviviente cómo fue la masacre de los LeBarón

Noticias de Chihuahua.-

Devin Langford, menor de 13 años de la comunidad mormona que sobrevivió a la masacre en la que murieron su madre Dawna y otros ochos niños y mujeres en los límites entre Sonora y Chihuahua, habló por primera vez de lo ocurrido el 4 de noviembre.

“Agáchense”, fueron las últimas palabras que el adolescente escuchó de su mamá, luego de escapar y caminar 22 kilómetros para pedir ayuda. Antes, escondió a los otros menores sobrevivientes en los arbustos.

“Empezaron a disparar rápidamente contra nosotros. El auto no servía. (Mi mamá) trataba de encender el coche, pero estoy muy seguro de que le dispararon al motor o algo para que éste no pudiera encender”, relató el menor de la comunidad mormona en una entrevista exclusiva con el programa “Good Morning America”, de ABC News.

“Después, nos sacaron del coche, y simplemente nos tiraron al piso y luego se marcharon”.

En el ataque ocurrido hace una semana murieron seis niños y tres mujeres, entre ellos su madre Dawna, y sus hermanos menores, Trevor (11) y Rogan (2).

El menor relató que mientras caminaba temía que alguien lo estuviera siguiendo para matarlo. Los agresores, precisó, tenían armas largas.

“Pensaba en mi mamá y mis dos hermanos que habían muerto”, comentó.

La familia fue emboscada entre las 9:30 y 13:00 horas mientras viajaba de Bavispe, en Sonora; a Galeana, en Chihuahua. Iban en tres autos: uno conducido por Dawna, otro por Christina y otro por Rhonita; todas iban acompañadas de niños.

Todos los menores sobrevivientes también querían escapar, dijo Devin, pero no estaban en condiciones. Su hermana Kylie, por ejemplo, había recibido un balazo en el pie, y su hermanito bebé, Brixon, sufrió un impacto en el pecho.

“Caminamos hasta que no pudimos cargarlos más. Entonces los pusimos en los arbustos, y empecé a caminar”, describió.

“Cada uno de ellos sangraba demasiado, por lo que traté de apurarme para encontrar ayuda”.

Para David Langford, padre de Devin y quien lo acompañó en la entrevista, es un milagro que sus otros hijos hayan sobrevivido.

“Cuántas balas fueron disparadas contra el vehículo… y cuántos niños había. Es asombroso. Es más que asombroso que hayan sobrevivido”, expresó.

“Mi hijo es un héroe simplemente porque arriesgó su vida por sus hermanos y hermanas”.

Langford precisó que, como gran parte de la comunidad, dejarán México.

“No lo vale vivir con miedo. Lo más difícil para mí fue decir adiós a dos vidas inocentes que fueron truncadas, y una esposa vibrante que vivió una vida plena, que tenía muchos amigos y que fue amada por todos”, apuntó.

“Era una buena mujer que trató de salvar a sus hijos”, dijo, por su parte, Devin.