Los LeBarón acuden a funeral de dos niños asesinados en Cocula

Noticias de Chihuahua.-

Familiares, amigos y los LeBarón dieron ayer el último adiós a Alexis y Adilene, quienes fueron asesinados el pasado 9 de febrero en Cocula, Guerrero. Con esto se inicia un nuevo movimiento de los LeBarón para dar voz a víctimas en diferentes partes del país, informó Adrián, quien junto a Julián y Bryan acudieron al sepelio de los hijos de Vicenta Bahena.

El lunes por la noche, luego de visitar Chilapa, los tres se dirigían a Ciudad de México cuando supieron de la tragedia que ponía a Cocula de nuevo en el mapa de la violencia y decidieron regresar.

“El mundo tiene que saber qué es lo que está pasando aquí, Ciudad de México tiene que saber lo que está pasando, todos los mexicanos”, reclamó Adrián, quien dijo que seguirán dando voz a víctimas que están “abandonadas” no solo por el gobierno sino por la sociedad.

—¿Se podría decir que están iniciando un movimiento en el que ustedes estarán visitando víctimas para dar proyección, para dar el alcance? —Absolutamente, porque el objetivo que tenemos es edificar un municipio en paz, que sea transparente. Para despedir a los menores se realizó una misa y posteriormente una procesión hasta el panteón de la comunidad, que parecía más un terreno baldío, pues no se observaba ni una sola lápida, solo tres tumbas con planchas de cemento.

“No tengas miedo, hija, tranquilo, hijo, no pasa nada”, fueron las palabras que alcanzó a gritar Vicenta a los menores antes de que sellaran su tumba. “Dios nuestro señor se encargará de vengar esto que ha pasado, nosotros no nos toca la venganza eso le toca a Dios”, recriminó Cresencio Bahena, abuelo de Alexis y Adinele. Brayan LeBarón, con voz quebradiza, recordó a su propio hijo y pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador sensibilizarse con todas las víctimas.

“Miro hacia adentro de esa caja blanca donde está el cuerpo de Alexis, yo veo a mi hijo de 15 años y siento el dolor que siente su familia. Yo quisiera que todo México pudiera sumarse a esa caja y ver a su hijo, porque así siento que sí tendrán el valor de salir a la calle y de exigir justicia”.

Vicenta Bahena recordó los sueño que tenía Adilene y parte de lo que había sufrido Alexis luego de perder una pierna dos años atrás. “Él no podía correr, no podía jugar, no podía hacer nada prácticamente y por eso se me hace muy injusto que les hayan quitado la vida así nomás por quitárselas”.

Narró el miedo que todos tienen desde hace años en esta región de Guerrero. Los LeBarón insistieron en que la solución contra esta violencia no solo está en manos del gobierno federal sino en los millones de mexicanos.