Grupo de WhatsApp involucra a imputados y más personas en asesinato de Peñaflores

Noticias de Chihuahua.-

Fue a través de un grupo de WhatsApp llamado “Tormenta del desierto” como se planeó y ejecutó el atentado en el que perdieran la vida el director de Seguridad Pública Municipal de Cuauhtémoc, Efrén Peñaflores Rodríguez, y su escolta, Leobardo López Rodríguez , el 26 de febrero de 2019, en la ciudad de Chihuahua.

Dicho grupo estaba integrado por los contactos “Saúl Números”, “Emoticón sonriente”, “Patrón”, “Nats” y “Neto”, cuyos nombres no fueron revelados por la Fiscalía y aún no figuran como acusados por el doble homicidio.

Lee también: PAGÓ “LA GORDA” A “LOS IRAQUÍES” PARA QUE ASESINARAN A PEÑAFLORES

También forma parte del grupo el imputado Jesús Hernán R. N., alias “El turco”, oriundo de Ciudad Juárez, que se encargó de armar, coordinar y pagar a los autores materiales del asesinato con dinero que le era proporcionado por otro sujeto identificado como “La gorda”.

De igual manera aparecen los coimputados Miguel Ángel R. V. , alias “Reséndiz”, José Luis R. V., alias “Despy” y Manuel Iván R. V., alias “Reséndiz Valles”, quienes llegaron a Chihuahua desde Durango, contratados como sicarios para ejecutar al titular de la DSPM y eran identificados como “los iraquíes”.

Entre los mensajes hay varios audios donde se escuchan las indicaciones dirigidas a los hermanos Miguel Ángel, José Luis y Manuel Iván, quienes dispararon a la camioneta de Peñaflores con dos armas largas calibre .223 y una calibre .9 mm desde un vehículo Tsuru color negro, que luego abandonaron en la avenida Teófilo Borunda y Artículo 123, para huir en un vehículo Sentra que manejaba “El turco”.

Lee también: NO SABÍAN ASESINOS DE PEÑAFLORES QUIÉN ERA SU OBJETIVO; LES PAGABAN $3 MIL SEMANALES

También se envió una fotografía de Peñaflores para que los pistoleros lo identificaran, sin embargo nunca se mencionó su nombre o el cargo que ocupaba.

El mismo Miguel Ángel R. V., en su declaración ministerial, señaló que cuando arribó junto a sus hermanos desde Durango, sabía que tenían asesinar a alguien, pero que nunca fueron se enteraron de quién era la víctima, sino hasta el día siguiente, cuando vieron las noticias sobre el hecho que ellos perpetraron.