Genera rabia y frustración liberación del asesino y violador de Paulina

Noticias de Chihuahua.-

Rabia, tristeza, frustración, pero sobre todo, un dolor profundo es lo que me genera la noticia de que uno de los asesinos de Paulina obtiene su libertad “porque ha demostrado un respeto por la vida y depositó 35 mil pesos por reparación del daño” según el Juez Romano.

Fue la reacción de Norma Ledezma Ortega, coordinadora General de Justicia Para Nuestras Hijas quien respondió con profunda indignación ante la noticia publicada este viernes donde Raymundo Quezada Sandoval, violador y asesino de Paulina Elizabeth Lujan Morales, fue liberado por el juez Rodolfo Romano, quien también redujo a 35 mil pesos el pago por reparación del daño a la familia.

“¿Cuánto vale la vida de una niña como Paulina? ¿Con qué pagan cada segundo de tristeza de la madre, con qué pagan los años de vida que le arrebataron tan cruelmente a Paulina?”, expresó Norma a Entre Líneas vía telefónica.

Ledezma Ortega quien ha vivido en carne propia el dolor de perder una hija, ante el caso expresó que pocas veces se logran ultimar una investigación pronto y que la misma concluya con sentencia condenatoria alta, en este caso se obtuvo, pero es un Juez el que decide darle al asesino la oportunidad que este (el asesino )no le dio a Paulina.

Ahora ella, conocedora del Derecho compartió que las leyes, su interpretación y su ejecución, al final de día son hombres y mujeres quien deciden sobre ellas (jueces) pero a veces se quedan lejos de dar justicia a las verdaderas víctimas.

Desde de Justicia Para Nuestras Hijas manifestamos nuestra indignación ante esta decisión del Juez que seguramente cada día que llega a su casa se sienta a cenar con una familia completa, la madre de Paulina por siempre tendrá una silla vacía en su mesa y eterno dolor de ausencia en su corazón“. finalizó.

Resultado de imagen para Paulina Elizabeth Luján Morales

Este viernes 24 de enero se dio a conocer formalmente la liberación de
José Raymundo Quezada Sandoval asesino confeso de la menor Paulina Elizabeth Lujan Morales, fue puesto en libertad por orden del juez Rodolfo Romano, antes de cumplir la totalidad de su sentencia, la cual ya había sido reducida considerablemente hace un año y medio.

Ni una más… Adiós Paulina

Marzo 10 del 2008. En aquel entonces llamada Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), confirmó que el cuerpo de una joven localizado el jueves por la tarde en un lote baldío, correspondía a la estudiante del Colegio de Bachilleres (Cobach) Paulina Elizabeth Luján Morales, reportada como desaparecida el lunes por la tarde.

El informe forense había indicado que la jovencita fue ultrajada sexualmente, golpeada y desnucada. Los peritos de la PGJE levantaron evidencias forenses en el sitio, en tanto que el Ministerio Público somete a interrogatorios a varios sospechosos.

Paulina, antes de morir en manos de estos sujetos, logró escribirse en sus brazos el número de engomado que traía el vehículo en el que se aprovecharon de ella hasta matarla. Gracias a ello, fue uno de los importantes móviles para que la autoridad estatal actuara rápido.

Resultado de imagen para Paulina Elizabeth Luján Morales

Súplicas y dolor de madre

En julio del año 2016 previo a la audiencia que se realizaría el 22 de agosto del mismo año, la mamá de Paulina emitió una carta en la cual suplicaba al poder Judicial evitar la liberación anticipada del violador de su niña.

En aquella redacción decía: “Sí le aceptaran la reducción de años…¿creen que saliendo no van a seguir con lo mismo? Salen sin trabajo, sin bienes materiales, viejo. Lo que le queda volver a robar y para saciarse sexualmente va a volver hacerle a otras jovencitas lo que le hizo a mi hija, no sé si eso lo hayan pensado las autoridades. Yo ante ustedes y ante la autoridad no acepto“.

La breve “justicia”

En mayo de 2009, un Tribunal de Juicio Oral dictó fallo condenatorio en contra de Quezada Sandoval por los delitos de violación y homicidio calificado y fue sentenciado a 60 años de prisión.

Carlos Alonso Altamirano García, el otro implicado en este feminicidio, recibió sentencia de 25 años de cárcel, tras confesar que participó en el asesinato y aceptar el juicio abreviado.

Sin embargo, el 31 de mayo de 2018, un juez redujo la sentencia de Raymundo Quezada de 60 a 14 años en prisión.

En audiencia celebrada el pasado jueves en el Cereso 1, el juez Rodolfo Romano otorgó la libertad al homicida, luego de que la defensa argumentó buena conducta y un respeto por la vida por parte de su representado.

Por tal motivo el juzgador lo dejó libre tras haber purgado 10 años en el Cereso, a cambio de una reparación del daño de 60 mil pesos; sin embargo porque el homicidio y la violación la realizaron entre dos personas, la cantidad disminuyó a 35 mil pesos, mismo que ya fueron depositados ante el juzgado.