Encarcelarán a conductores ebrios reincidentes; la tercera será la vencida

Noticias de Chihuahua.-

La creación del nuevo tipo penal de “Conducción de vehículo automotor en estado de ebriedad” se encuentra aún en comisiones para su análisis y se prevé se presente en la próxima sesión extraordinaria del Congreso del Estado a fin de modificar el Código Penal del Estado de Chihuahua y establecer que aquella persona que sea detenida en una tercera ocasión conduciendo en estado de ebriedad se le aplicará una sanción de seis meses a dos años de prisión.

La primera versión de dicha iniciativa contemplaba la prisión para una segunda reincidencia, sin embargo tras el análisis y por petición de la Fiscalía General del Estado se estableció que fuera la tercera reincidencia cuando el conductor o conductora fuera a prisión, según informó la diputada presidenta de la Comisión de Justicia, Laura Marín Franco, quien detalló que esto se daría a fin de evitar una saturación en los penales.

Para esta modificación se añadirá el artículo 138 Bis al Código Penal, el cual quedará redactado de la siguiente manera:

A quien de forma reiterada conduzca un vehículo de motor en estado de ebriedad, bajo el influjo de estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias que impidan o perturben su adecuada conducción, se le aplicará una pena de prisión de seis meses a dos años, multa de cien a doscientos unidad de medida y actualización, trabajo a favor de la comunidad y la suspensión de los derechos para conducir vehículos de motor hasta por el término de dos años.

El conductor no será castigado la primera vez cuando no haya provocado daño en las personas o en las cosas, pero la autoridad aprehensora lo presentará ante la Autoridad Administrativa Municipal que determine los reglamentos, quien le formará registro para establecer antecedente, apercibiéndole formalmente y por escrito de que si incurre en una tercera ocasión en esta conducta dentro del plazo de un año será consignado ante el Agente del Ministerio Público del fuero común.

Si se trata de conductores de vehículos de carga o servicio de transporte público, escolar, de personal o pasajeros de alguna institución o empresa, la pena se aumentará en una mitad y se le suspenderá su derecho a conducir vehículos de motor hasta por un lapso igual al impuesto en la pena de prisión, según establece el decreto.

Dentro del artículo 139 del Código Penal se establecerá que cuando se causen lesiones por la conducción de un vehículo de motor en estado de ebriedad se aplicará una pena de prisión de tres a cinco años y una multa de doscientos a cuatrocientos unidad de medida y actualización y cuando se cometa homicidio por la conducción se aplicará una pena de seis a ocho años de prisión, mientras que si le homicidio recae en dos víctimas o más la pena se incrementará de siete a diez años.