Condena Colegio de Psicólogos declaraciones sin base científica de regidora

Noticias de Chihuahua.-

El Colegio de Psicólogos del Estado de Chihuahua, condenó los discursos de odio emitidos por la regidora del extinto PES, Catalina Bustillos, en contra de la comunidad LGBTTTI.

Señalaron que rechazan cualquier expresión de odio dirigido a quienes integran la comunidad y detallaron que su quehacer se orientará siempre a combatir la desigualdad, intolerancia y el rechazo que sufra cualquier persona en ejercicio de su libre determinación a la identidad sexual.

Detallaron que la posición de la regidora no cuenta con ningún tipo de fundamento científico y con esto emite un rechazo personal hacia una identidad que ha sido reconocida como sujeta de garantías por el derecho internacional y la constitución mexicana.

Con fundamento sostenido, esta Asociación de Profesionistas recuerda a la comunidad que la Asociación Psicológica Norteamericana (APA, por sus siglas en inglés), eliminó la homosexualidad egodistónica del Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales, III edición, en 1986, dejando de considerarla como un trastorno. Por su parte, el 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud, solicitó formalmente que se retirase la homosexualidad del catálogo de trastornos de la Clasificación Internacional de las Enfermedades. 

Colegio de Psicólogos del Estado de Chihuahua

Detallaron que la posición de la regidora no cuenta con ningún tipo de fundamento científico y con esto emite un rechazo personal hacia una identidad que ha sido reconocida como sujeta de garantías por el derecho internacional y la constitución mexicana.

Explicaron que les alarman las expresiones de la funcionaria pública que simplifica la situación de acoso e intolerancia a la que se someten miles de personas con una identidad diversa a la heterosexual.

Añadieron que en una revisión al Registro Nacional de Profesionistas, la regidora no cuenta con una cédula e hicieron hincapié en la falta de regulación sobre la formación y ejercicio profesional que han generado prácticas que no se ajustan a la psicología científica.