Beneficiarios de “nómina secreta” de Duarte se convirtieron en testigos colaboradores de la FGE y declararán en su contra, revelan

Noticias de Chihuahua.-

Cinco de los cómplices de los desvíos millonarios realizados durante el mandato del exgobernador de Chihuahua César Duarte han regresado 19 millones 200 mil pesos y se convirtieron en testigos colaboradores de la Fiscalía General del Estado para proceder contra el exmandatario en el sexenio pasado, informó El Universal.

De acuerdo con las investigaciones de la FGE, el exmandatario mantenía una supuesta nómina secreta, a través de la cual fueron desviados aproximadamente mil millones de pesos del erario de Chihuahua.

De las más de 100 personas identificadas como parte de la nómina secreta, cinco confesaron que recibieron ilegalmente recursos del estado y solicitaron un criterio de oportunidad para devolver el dinero.

En enero de 2018, el gobernador Javier Corral informó baje la Fiscalía realizó varios cateos a las propiedades de Duarte, y en unas cajas fuertes ubicadas en el sótano de su casa encontraron documentos firmados por quienes recibían dinero o apoyos, que eran utilizados como “una especie de seguro de vida”.

“En un cateo que hicimos a la casa del exgobernador -yo me imagino que quiso tener una especie de seguro de vida, vamos a decirlo así en términos de su salvación política- conservaba mucha documentación de a quienes hacía recibir con su firma distintas cantidades y apoyos, una nómina secreta“, informó.

Este hallazgo, señaló, “fue determinante para abrir diez carpetas de investigación”, ya que a través de esa documentación se establecieron los vínculos entre las propiedades y los prestanombres, así como del desvío de recursos del estado para financiar campañas del PRI.