Acusaría Maru a Corral y su hermana de corrupción

Noticias de Chihuahua.-

Javier Corral Jurado, exgobernador de Chihuahua, podría enfrentar investigaciones por actos de corrupción por un presunto uso ilegal de de recursos y atribuciones públicas para beneficiar a su familia y mejorar sus propiedades.

Versiones periodísticas han señalado que la hermana del entonces mandatario, Leticia Corral Jurado, tendría que rendir cuentas ya que la nueva mandataria, Maru Campos la ha responsabilizado de la guerra sucia que enfrentó como candidata para tratar de evitar que el PAN la postulara como contendiente.

A lo largo de la administración de Corral, siempre hubo acusaciones de que su familiar, sin tener puesto público, tomaba decisiones políticas, además de poner y quitar funcionarios a su antojo, además de contar con escoltas y vehículo oficial.

Es por eso que la eventual investigación apuntaría al uso de recursos públicos de manera injustificada.

También una amiga de la hermana del exgobernador, Alma Lidia Portillo Ochoa, contratada como asesora, fue exhibida por la Plataforma Nacional de Transparencia con un sueldo que ascendía a 40 mil 439 pesos mensuales, mucho más de lo que percibe un servidor público con actividades de alto riesgo, como un agente, que sólo recibe 13 mil.

La trama se extendió cuando militantes panistas destaparon supuestos “aviadores” contratados por los hermanos Corral. Entre ellos se mencionó a la esposa del regidor panista Enrique Torres, Diana Guadalupe Veloz, que formaba parte de la Coordinación de Asesores y Proyectos Especiales, con un ingreso de 33 mil 900 pesos entre salarios y compensaciones.

También revelaron que Javier Corral estuvo pagando con dinero público a Silvia Márquez Zúñiga, quien se desempeña como su empleada doméstica, y también de su hermana Leticia Corral, con plaza de asesora asignándosele un salario de poco más de 10 mil pesos mensuales.