Telenovelas sin besos y pocos actores, las nuevas condiciones para hacer TV

Canales de televisión y productoras en EE.UU. y México ya han comenzado a reanudar sus grabaciones esta semana, si bien el aislamiento social por el coronavirus ha generado drásticas medidas como la reducción de actores y personal técnico, ningún contacto físico y, por ende, menos besos en series y novelas.

Así lo comentaron a Efe productores, intérpretes y trabajadores de la industria de diferentes países de habla hispana, que coincidieron en afirmar que si bien están regresando las producciones con guion a la televisión y al “streaming”, muchas cosas se están reinventando para responder a la nueva realidad que ha planteado la pandemia.

“Los últimos días antes de que se suspendieran las grabaciones ya se estaban tomando medidas de protección y el director nos había dejado a nuestro criterio lo de las escenas de besos”, dijo a Efe el actor mexicano José Ron, quien protagoniza la exitosa telenovela de Televisa “Te doy la vida”.

“La idea era que todos los actores pasáramos la pausa de las actividades cuidándonos muchísimo justamente por eso. Hay que seguir trabajando y todos tenemos que tener conciencia”, afirmó el artista, quien contó que está grabando nuevamente desde el lunes.

Aun así, la realidad que encontraron los actores es muy diferente a la que dejaron, pues para entrar a la empresa todos los participantes en las grabaciones son sometidos a tomas de temperatura, contó.

También es obligatorio el uso de mascarillas y la presencia del gel antibacterial, mientras que los equipos de sonidistas, camarógrafos y luminotécnicos se han reducido a más de la mitad y se han rediseñado las tomas de cámara para compensar la necesaria distancia.

Con esas mismas condiciones, se reanudaron las grabaciones de “Imperio de mentiras”, la producción protagonizada por Angelique Boyer y Andrés Palacios, que aun no ha salido al aire.

“Son normas que pusimos en práctica con éxito en los programas en vivo que nunca se dejaron de transmitir”, dijo a Efe una fuente de la producción de Telemundo.

La cadena de televisión en español de Estados Unidos aún no ha revelado si reanudará sus producciones en Latinoamérica o si llevará a cabo las grabaciones finales de su serie “100 Días para Enamorarnos”.

“Solo nos faltaban las últimas escenas. Ojalá que podamos terminarlas”, expresó por su parte a la protagonista Ilse Salas, quien viajó a su natal México de emergencia desde Miami, donde pasó varios meses viviendo con su familia cuando se anunció el cierre de fronteras.

Univision, por su parte, indicó que nunca dejó de transmitir la mayoría de los programas que se hacen en su sede en Miami.

La única excepción es el reality “Enamorándonos”, que sale por su canal Unimás y que estudia cómo retomar, al considerar que es un show donde se va a encontrar pareja con mucho éxito entre sus seguidores.

Otra artista que se refirió al tema fue la actriz y cantante argentina Lali Espósito, quien estaba en España grabando la serie de Netflix “Sky Rojo”, de los creadores de “La casa de papel”.

Según la estrella, toda una celebridad en redes sociales, “se está trabajando en el guion y los planes de filmación para poder regresar lo antes posible. Es algo que se contempla en toda la industria incluyendo acá. Es un duro desafío”

Sobre el futuro de las escenas románticas, tan añoradas en las producciones destinadas a Latinoamérica, Ron consideró que inevitablemente serán menos, pero habrá porque “es la magia del género, el romance, pero sin duda hay que vigilar bien que el compañero o la compañera, en mi caso, no tenga el virus, claro”.

El resto de los países de la región, además de España, aún esperan que se reanude la actividad en negocios no indispensables para anunciar sus medidas, aunque fuentes han dicho a Efe que se exploran las mismas consideraciones en todas partes.

EN ESTADOS UNIDOS ESPERAN LINEAMIENTOS

Precisamente, Estados Unidos ha sido uno de los lugares de grabación más golpeado por la pandemia y el parón casi generalizado de la industria audiovisual, sobre todo en su cuna, Hollywood.

El gobernador de California, Gavin Newsom, había prometido precisamente que este martes anunciaría las normas que debían acatar las filmaciones de televisión, pero después de disculparse explicó que aún se están negociando con productores y sindicatos.

“Están hablando temas que ya existían antes de la pandemia”, indicó Newson, quien también alertó que es posible que aún no se le dé permiso a ese tipo de operaciones en el condado de Los Ángeles, donde están la mayoría de los estudios.

En el estado de Georgia, donde se realizan más del 30 por ciento de las grabaciones de televisión y cine que tienen lugar en Estados Unidos, el gobernador Brian Kemp ha dicho que los negocios que presentan servicios no esenciales ya pueden comenzar a trabajar.

Eso no significa que ya se haya reanudado la actividad en ese campo.

El cineasta Tyler Perry, quien tiene el centro de estudios más grandes del estado, ha dicho que está preparando todo para que se pueda trabajar allí a partir de julio.

Por~ EFE