Tatuaje de Sophie Turner habría revelado final de GOT

Prácticamente nadie vio venir el final de Game of Thrones, pero numerosas pistas desvelaron el destino mucho antes de estrenarse la octava temporada. Una de ellas fue el tatuaje de Sophie Turner, Sansa en la ficción, quien a pesar de negar la relación con el final un año después ha confirmado que se trataba de un spoiler.

En junio de 2018, Turner mostró en redes sociales su nuevo tatuaje: la imagen de un lobo salvaje que sirve de emblema a la casa Stark junto a la frase ‘The pack survives’ (La manada sobrevive).

Un símbolo que hizo saltar las alarmas sobre el desenlace de la serie, sugiriendo que los hermanos Stark que todavía quedaban con vida a esas alturas de la serie, sobrevivirían al final.

Sin embargo, la actriz desmintió que se tratara de un spoiler, alegando que la frase ya aparecía en la séptima temporada.

“Cuando estaba terminando la gente me aconsejó que no lo hiciera porque parece que iba a revelarlo. Pero es solo una cita de la temporada pasada. Todos creen que la manada sobrevive, pero solo es una moraleja por la que me guío”, reconoció en una entrevista.

Ahora que la serie ha terminado, no cabe duda de que se trataba de un spoiler: Sansa Stark es coronada Reina en el Norte, su hermana Arya se embarca en una nueva aventura hacia el desconocido oeste y Bran es elegido Rey de Los Seis Reinos.

Sobre el final, Turner ha asegurado estar más que satisfecha con el arco de su personaje.

“No me molestó en absoluto. Porque desde el final de la primera temporada Sansa no ha tratado de ser reina. Ella no cree que pueda gobernar y no quiere hacerlo. Su lugar está en el Norte gobernando a su gente e Invernalia”, dijo a EW cuando se le preguntó si le decepcionaba que Sansa no se hiciera con el Trono de Hierro.

Además, señaló que Sansa probablemente sería una gran regente de los Siete Reinos “con la ayuda de su familia y asesores como Tyrion, pero que simplemente “no tiene ningún deseo de serlo”.