Rosy Ocampo vence el tabú del aborto en las telenovelas

La productora Rosy Ocampo y su equipo de trabajo aguzaron la mirada, echaron mano del Instituto de Investigaciones Sociales y construyeron Vencer el miedo, una telenovela original que aborda problemas actuales pero sin las exageraciones que le han sido criticadas al género.

El resultado fue una audiencia de más de 3,5 millones de televidentes en el horario de las 20:30 horas y además, se convirtió en una saga de la que está a punto de iniciar la tercera entrega.

“Vencer el pasado será el nombre y estamos contemplando grabar en el mes de abril”, adelanta Rosy Ocampo.

La productora promete que al término de esta telenovela darán a conocer el número de llamadas que recibieron durante el transcurso de las transmisiones, pues al final de cada capítulo, el elenco daba un mensaje acompañado de líneas de atención en caso de estar viviendo algunas de las circunstancias que se retrataban en la historia.

“La comunicación con las líneas ha sido sorprendente, y eso habla del efecto que está teniendo una historia”, dice.

En esta tercera entrega se tocará el tema del aborto.

“En Vencer el miedo (la primera entrega) mostramos justamente cuál es la manera de la prevención del embarazo, aquí quisimos mostrar una realidad tristísima que es la venta de chicas jóvenes, menores de edad, a hombres mayores. En entregas posteriores sí se va a tratar la cuestión del aborto porque definitivamente es una de las temáticas más vigentes que tenemos las mujeres, hay quienes discriminan a una mujer que decide abortar, hay quienes satanizan el aborto y hay quienes lo ven como una solución o una salida a un problema aún mayor”.

La segunda parte de la franquicia, Vencer el desamor, actualmente está en transmisiones y terminará en febrero.