Paris Jackson presenta su primer álbum como solista

Comenzó en su cuarto con tan solo una guitarra, pero Paris Jackson convirtió el dolor de una separación reciente en su primer álbum como solista.

Jackson, de 22 años, ha sido una melómana toda su vida y se aventuró a hacer su propia música, pero había dudado llamarse una cantautora hasta ahora.

Es una de las sensaciones más maravillosas que haya tenido”, dijo Jackson a The Associated Press en una entrevista exclusiva esta semana.

Describe su etéreo sonido acústico como folk alternativo, muy distinto al de su padre, Michael Jackson. Ser la hija del Rey del Pop le agrega una capa de escrutinio a la vulnerabilidad requerida para lanzar al mundo canciones personales.

“Estoy emocionada, estoy nerviosa, pero me siento segura de que la gente que se supone que debe escuchar este disco lo hará. Va a llegar a ellos. Y en cuanto a las críticas y esas cosas, creo que no sabrán realmente cómo criticarlo”, dijo.

A principios de año, Jackson integraba el dúo acústico The Soundflowers con su novio Gabriel Glenn, hasta que ambos terminaron. Describió cuidar de su corazón roto como un ‘dolor en el pecho’, literal, pero transformó ese dolor en arte. ‘Fuiste mi todo/Y ahora caigo al suelo’, canta en inglés en su nuevo sencillo ‘Let Down’, lanzado el viernes.

El tiempo en su habitación resultó en 11 canciones para el álbum conceptual ‘Wilted’, que saldrá bajo Republic Records el 13 de noviembre. Todas las etapas del duelo están representadas en sus letras: rabia, negación, negociación y aceptación. Pero la última canción, la animada “Another Spring”, revela a una mujer fuerte que permite que sus “heridas afloren”.

Jackson cita muchas influencias musicales, entre ellas de los cantautores Damien Rice, Ray LaMontagne y Conor Oberst. Sus ojos se iluminan al contar que es una “enorme fan” de la banda de indie rock Manchester Orchestra. Cuando escuchó que su guitarrista, cantante y compositor Andy Hull produciría su primer álbum, estaba extasiada. Voló a Atlanta a trabajar con él y dice que la banda apoyó su sonido.

“Todos fueron muy cálidos y amables y mantuvieron este proyecto como algo muy sagrado. Entendieron mi vínculo afectivo con él y entendieron que era mi bebé. No querían hacer nada que no sonara auténticamente mío y sencillamente lo llevaron al siguiente nivel”, dijo Jackson.

Como es bien sabido, Michael Jackson intentó mantener a sus tres hijos pequeños fuera de la luz pública. Tras su muerte en 2009 de una sobredosis del anestésico propofol, Paris y sus dos hermanos _ Prince, de 23 años, y Bigi, de 18 (como se hacen llamar) se fueron a vivir con su abuela, Katherine Jackson. Paris se fue de la casa a los 18 años y estuvo modelando y actuando, pero siempre tocaba música.