Natasha Pérez temió por su seguridad tras interpretar a la asesina de Selena

Cuando a Natasha Pérez le ofrecieron hacer el casting para la serie de Selena, con una foto de Yolanda Saldívar, la actriz vio que el suéter que traía puesto era muy parecido a uno que tenía su mamá.

Como ella misma contó a la publicación Entertainment Weekly, al ponerse la prenda de su madre se reconoció como Yolanda, así que hizo el casting y se quedó con el papel de la polémica mujer que pasó de ser mano derecha y amiga de Selena Quintanilla, a ser su asesina, y que aún vive y está en prisión.

“Yo había interpretado villanas en el teatro, y antes de hacer la serie hice una villana para una película por primera vez, pero era una comedia”, relató, así que el hecho de hacer a esta mujer era un paso muy importante en su carrera, un paso que ella sabía, podía tener sus consecuencias.

“Me recuerdo pensando que me gustaría ver qué se siente interpretar a un villano malvado. Sonaba fascinante desde el punto de vista de un actor, diseccionar qué es lo que pasa por la mente de alguien como ella. Recuerdo estar trabajando con la directora en la escena y me preguntó cómo me sentía, le dije que me sentía conflictuada. La actriz en mí se siente fascinada con el viaje de un personaje complicado, pero el ser humano en mí tiene todo tipo de sentimientos. La actriz en mí también está preocupada por su seguridad. Mucha gente se lo toma demasiado serio y cree que es real, en este caso, el personaje es real pero no soy yo, yo no soy ella”, dijo a la revista.

Añadió que, curiosamente, mucha gente en el set no la reconocía cuando se quitaba todos los elementos del personaje, por lo que ella espera que ocurra lo mismo en el mundo real. También, ella es un poco más alta que la Yolanda Saldívar, que mide 1.55, mientras que ella mide 1,70, por lo que en varias escenas tenía que hacerse más bajita para retratar a la Yolanda de la vida real.

Durante la investigación del personaje, tuvo mucho deseo de conocer a la Yolanda real, de poder escucharla y con ello nutrir otros aspectos del personaje, pero por respeto a la familia la producción decidió que no era buena idea. La serie, enfatizó, es sobre el camino de Selena, la reina del Tex-Mex, pero, sin duda, también Yolanda fue parte importante del mismo.

“Desafortunadamente, Yolanda es parte de la trágica historia de Selena, pero la belleza de todo es cómo su legado continúa hasta ahora a través de su música, su arte, y realmente, toda su vida. Gracias a ella, nosotros podemos tener esta conversación sobre una serie de una latina, protagonizada y escrita por latinos. Es una cosa hermosa”.