Muere César Estrada, integrante de Rayito Colombiano

El ambiente grupero se vuelve a vestir de luto, ahora con la muerte de César Estrada, director musical y pianista del grupo Rayito Colombiano, de tan sólo 36 años, ocurrido el día de hoy, según informó la agrupación a través de sus redes sociales.

“Cesar Estrada gran pianista y director musical de Rayito Colombiano, nos duele profundamente tu partida, te vamos a extrañar, hasta pronto amigo. Descansa en paz”, se lee en sus cuentas oficiales, mensaje que acompañan con una imagen de Estrada.

La causa de su deceso no se dio a conocer y en su oficina (Representación Artística Ser), sólo confirmaron su muerte, pero se negaron a dar más información de lo ocurrido.

“¿Amor de mi vida que voy a hacer sin ti? 20 años a tu lado, con dos hermosos hijos que te aman y admiran, nos dejas un dolor inmenso en el corazón, me vas a hacer tanta, tanta falta, eras el hombre más trabajador, responsable y cariñoso, excelente padre, hermano, hijo y esposo, amor de mi vida donde quiera que estés espero sigas con nosotros y no nos abandones, Dios te de el descanso que te mereces y la felicidad eterna cariño, mi amor por ti seguirá hasta el día en que volvamos a estar juntos”, escribió en la cuenta de Facebook de Rayito Colombiano, María Guadalupe Quintero, esposa de César Estrada.

Rayito Colombiano surgió en 1997 en Iztapalapa, cuando el vocalista y fundador Raymundo Espinosa deja otra famosa agrupación de la misma zona, Los Ángeles Azules, entre sus primeros éxitos se encuentran “Maldito vicio”, “A mi manera”, “Besar tu piel” y “Muchachita consentida”, en su haber tiene 16 discos del que sobresale Raymundo Espinosa y los grandes compositores, en el cual colaboraron con duetos: Armando Manzanero, Alex Lora, Fato, Martín Urieta y Memo Méndez Guiú. Su fama no sólo ha llegado a parte de Estados Unidos y varios países de América Latina, en especial Argentina, incluso han llevado su música a Nueva Zelanda, cuando en 2018 junto al cantante Alex Ruiz, fueron a promocionar el sencillo Volverás a mí; un año después fue Corea del Sur quien los recibió.