Los fatality, elemento distintivo de Mortal Kombat, no fueron planeados y surgieron de forma casual

Uno de los grandes atractivos de la franquicia de videojuegos Mortal Kombat, lanzada en 1991, son su brutales fatality, movimientos especiales al final de cada combate que el jugador podía ejecutar cuando aparece el mensaje “Finish Him/Her”.

La nueva adaptación dirigida por Simon McQuoid dará buena cuenta de ellos, como han prometido los tráileres, y antes del estreno el co-creador de los juegos ha explicado cómo surgió la idea de estos sangrientos movimientos especiales.

Mientras otros videojuegos de la época como Fatal Fury y Street Fighter II destacaban por su jugabilidad y sus combates PvP, Mortal Kombat hacía lo propio por su violencia y sus grandes dosis de sangre y vísceras. En un comienzo, los

“Ed y yo teníamos un concepto llamado Death Blow. Era similar a lo que se convirtió en el Fatality, pero era un poco anticlimático”, reveló Tobias en un hilo de Twitter. “Como un Fatality con calificación PG-13. Sin sangre, muy flojo”.

Fue al ver el resultado que ambos se dieron cuenta del potencial que la idea del Death Blow tenía. “Durante el desarrollo, le di a Ed unos cuadros de animación con Johnny Cage decapitado”, continúa el hilo. “el plan era usarlos más tarde en la batalla contra Shang Tsung. Pero Ed los utilizó al final de un combate y los combinó con dos uppercut de Johnny, que era el único personaje que teníamos”.

“Recuerdo haber visto a Johnny Cage golpearse la cabeza por primera vez en la oficina de Ed y estar conmocionado y emocionado”, asegura Tobias. “Impresionado por lo genial y sangriento que fue y emocionado porque resolvió nuestra pausa al final de los combates, para lo que estábamos buscando una solución”.

“Ed y yo sentimos que habíamos descubierto nuestro santo grial”, sentencia el co-creador. Y desde entonces los fatality no han hecho más que crecer, en crudeza y violencia, combinándose con otros movimientos especiales como lo Brutalities o los ataques de Rayos-X.

El primer videojuego de Mortal Kombat utilizó imágenes de actores reales para sus luchadores, por lo que ese primer Fatality de Johnny Cage se filmó con un intérprete desplomándose en el suelo.

Viendo el resultado final, los desarrolladores rápidamente entendieron que ese iba a ser el emblema de la franquicia, y le asignaron a cada luchador su propio Fatality, que finalmente volverán a los cines tras más de dos décadas este viernes 16 de abril.

Fuente: Sin Embargo