Game of Thrones originó secuelas y problemas mentales en Kit Harington

Nadie puede negar que Game of Thrones fue una serie dura y ruda para todo aquel que lograse involucrarse en demasía. Desde los ávidos lectores que comenzaron a consumir los libros hace dos décadas y desde entonces han vivido con el alma en un hilo por esperar el seguimiento de la historia; hasta los espectadores de una serie que causó traumas con “La Boda Roja” y otros episodios desagradables de ver. Por lo tanto -hablando en serio- no resultaría difícil entender que los actores del reparto también experimentaran una suerte de intensidad que les dejara secuelas. Así le sucedió a Kit Harington quien afirma que ‘Thrones’ fue la causante de muchos de sus problemas mentales y emocionales.

El actor recientemente platicó con SiriusXM’s The Jess Cagle Show sobre su próximo regreso triunfal a las pantallas con un proyecto de gran envergadura. Por supuesto se refiere a Eternals de Chloe Zhao, la épica coral de Marvel Studios. Sin embargo, antes de pasar a ello también reflexionó sobre la naturaleza violenta de una serie que nos conmovió a todos de diferentes maneras, a lo largo de los años.

“Atravesé por algunos problemas mentales y dificultades de salud tras Game of Thrones y durante todo el final para ser honesto”, dijo el actor. “Creo que fue principalmente por la naturaleza del show y todo lo que yo había realizado en él por años”.

Sin lugar a dudas el personaje de Harington en la serie recurrió de algunos esfuerzos que fueron más allá de lo físico. El bastardo Jon Snow fue uno de aquellos personajes que hubieron de experimentar la muerte, la resurrección y el enfrentamiento de batallas brutales y viscerales que por siempre serán recordadas en los anales de la televisión.

Además Snow, habría de convertirse de un relegado en una familia real al heredero de los Siete Reinos. Al final su personaje, quien se perfiló en todo momento para sentarse en el Trono de Hierro, se enamoró de un enemigo que nadie vio venir y debió tomar justicia por mano propia para, al final, volver al mismo lugar en donde su viaje había comenzado.

Kit Harington afirma que sin duda la decisión que tomó tras el final de Game of Thrones de tomar un tiempo para concentrarse en sí mismo es una de las mejores que ha tomado. Justo cuando el actor estaba listo para volver a la acción, la pandemia aterrizó en las vidas de todos, lo que prolongó sus vacaciones autoimpuestas. Ahora el actor se prepara para regresar con un blockbuster familiar y un episodio de una serie de corte romántico (Modern Love).

“No debes vivir en ese lugar tan intenso todo el tiempo”, afirmó. “¿Por qué no hacer algo que te libere del peso? ¿Por qué no hacer algo divertido?”.

Fuente: CinePremiere