Festival de cine de Guadalajara será presencial en noviembre

El Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) anunció esta mañana que su edición 35 finalmente ya tiene fechas para llevarse a cabo después de haberse postergado en marzo pasado por la declaratoria de emergencia sanitaria a causa de la propagación del virus SARS-Cov-2, causante de la enfermedad Covid-19.

A través de un breve comunicado, el encuentro fílmico compartió que prevé ponerse en marcha de manera presencial del 20 al 27 de noviembre en las instalaciones de la Cineteca de la Universidad de Guadalajara (UDG), con las medidas establecidas por las autoridades estatales para reducir los riesgos de contagio que genera la pandemia ocasionada por el coronavirus.

“Conscientes del gran impacto que esta pandemia generó en la industria cinematográfica y en el recorrido de las películas, creemos que las nuevas fechas y los protocolos necesarios serán oportunos para contar con un Festival presencial que confirme la importancia de acercar a los cineastas con el público asistente”, indica el documento.

Por esta razón, compartió el comité organizador, la edición 35 del encuentro fílmico dará prioridad a la realización de eventos al aire libre y a las funciones reducidas, aunque no especificó si dicho encuentro mantendrá a Perú como el país invitado de honor.

De haber viabilidad sanitaria para su ejecución presencial, el FICG concluirá un día antes del inicio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL Guadalajara), que está programada para llevarse a cabo del 28 de noviembre al 6 de diciembre en la tradicional Expo Guadalajara y el Centro Cultural Universitario de la UDG, este último, también sede de la Cineteca de la UDG donde tendrá lugar el FICG.

Tanto el comité de organización del FICG como de la FIL son presididos por Raúl Padilla López, quien ha declarado públicamente que la viabilidad del encuentro librero de manera presencial solamente será posible si la incidencia diaria de nuevos contagios en el estado de Jalisco es menor a 100 personas en el mes de octubre.

Fuente: El Economista