Estilista califica de “rancherita” y “pendeja” a Galilea Montijo

Cuando se trata de despotricar contra celebridades, que no le caen bien, el estilista Daniel Urquiza se desboca sin importar que tanto peso tenga en la escena del espectáculo “su blanco”, por lo que hoy le tocó a Galilea Montijo, a quien llamó “rancherita” y “pendeja”, informó SDP.

En entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda, el cotizado y muy polémica estilista se sinceró sobre su trabajo y cómo es inevitable tener roces con algunas famosas, en su caso: Sara Corrales, Carmen Muñoz y Rebecca de Alba; sin embargo, sin declararse enemigo de Galilea Montijo estalló en su contra por su pésimo trato hacia los fans.

“Si me caes bien, bien y sino para mi no existes, yo no me ando con mamadas en Televisa, a la chingada…”, aclaró previo a señalar que la actitud de la conductora de Hoy es de lo peor.

“Las actitudes por ejemplo de Galilea, mamonas, que por ejemplo van en la calle y no quieren dar autógrafos y eso..¿Cómo vas a salir con una patada en la calle de que, si te dicen una foto, ‘ay no, ahorita no’? ¿Cómo no? Es parte de tu trabajo, es parte de tu ingreso. ¿Qué es lo que le está pasando a Galilea?.. Cuando era la rancherita que era antes, cuando era una chavita, que era una rancherita que bailaba, caía bien porque era ella, pero ahora que se las quiere dar de muy nice, de muy alta sociedad, no le queda, porque la muy pendeja ni siquiera sabe lo que trae puesto, no sabe ni siquiera las bolsas que trae de qué están hechas”.

Asimismo aseguró que Galilea ya no es querida por el público, “ya no la quieren ver, la gente la odia”, esto por su actitud de diva que se verá afectada cuando Daniel revele unas fotografías que demuestran que la presentadora de televisión es santera.

Finalmente dijo que “como figura pública no puedes morder ni portarte sangrón con la gente que te ve, con la gente que te apoya”. Hasta el momento, Galilea no se ha pronunciado al respecto.

Se trata del famoso estilista de las estrellas cuya iniciativa y arriesgado carácter lo convirtió en “el rey de las extensiones”, las cuales se da el lujo de cobrar hasta en 500 mil pesos, de acuerdo con el portal Forbes.

Sus 20 años en el negocio, hoy se reflejan en reality show “Hair Empire” que sigue el día a día del empresario desenvolviéndose dentro de su salón de belleza ubicado en la Torre Mayor de la CDMX.