El Chapo: dos rostros de un capo , el documental de CNN que expone el ascenso y la decadencia del narco

CNN en Español estrena este jueves un documental de dos horas de duración sobre el capo del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán, con toda la información desconocida que salió a la luz en el juicio en Nueva York, más la surgida de una investigación llevada a cabo por el canal informativo hispano.

El Chapo: dos rostros de un capo, presentado y narrado por Fernando del Rincón, examina tres décadas de la construcción del cartel de Sinaloa a través del lente del juicio en el que “El Chapo” fue condenado a cadena perpetua, más 30 años adicionales, por delitos como participación en empresa criminal y tráfico de drogas.

Producido por Matt Vigil en Miami y Guillermo Blanco en Ciudad de México, el documental, que se emitirá este jueves 7 de noviembre y el domingo 10, incluye lo ocurrido a fines de octubre con Ovidio Guzmán, uno de los hijos de “El Chapo”, que fue capturado en una operación policial, pero liberado poco después para evitar un derramamiento de sangre en Culiacán.

La periodista de origen dominicano María Santana, que cubrió para CNN en Español un juicio de tres meses de duración, dijo a Efe que es un documental basado en “hechos”, no “una recreación”, y aborda de una manera “multidimensional” la figura del capo mexicano.

Santana recalca que no hay intención alguna en esta producción del programa Docufilms de CNN en Español de “humanizar” o “crear empatía” hacia quien fue el líder del cartel de Sinaloa, una de las más importantes organizaciones del narcotráfico.

Por testimonios y evidencias del juicio se conoce cómo creó y manejó el cartel, cómo le gustaba controlar todo y a todos, pero también detalles más íntimos, cómo la manera cómo trataba a sus amantes o su lado vanidoso, que le hacía preocuparse de que su bigote luciera bien negro incluso cuando estaba a punto de caer en manos de la policía, dice Santana.

Cuando se le pregunta si el juicio le hizo cambiar en algo lo que pensaba sobre “El Chapo”, la periodista indica que, antes del proceso había muy poca información sobre él, y que ella conoció en los tribunales de Nueva York a una persona básicamente “derrotada”.

“Definitivamente, sí”, respondió a otra pregunta acerca de si la actitud afable, sumisa y educada que “El Chapo” mantuvo durante el juicio fue una estrategia de la defensa para que el jurado lo viera “más humano”.

Santana sí creyó, por el contrario, que era cierto el amor que Guzmán mostraba por su esposa, Emma Coronel, a la que buscaba con los ojos nada más entrar en la sala del tribunal, y sus dos hijas, cuya presencia en la última sesión antes del receso judicial por la Navidad de 2018 le llenó los ojos de lágrimas.

Fuente: Sin Embargo