Cinta revela el misterio de los últimos años del síquico Walter Mercado

Walter Mercado regresó a la pantalla chica gracias a un documental de Cristina Costantini y Kareem Tabsch, que se estrenó esta semana en Netflix.

Para los que crecieron viendo al astrólogo en la televisión, Mucho mucho amor: la leyenda de Walter Mercado brinda una oportunidad para revelar el misterio de sus últimos años y hace un recuento de su carrera como uno de los síquicos más famosos de Latinoamérica y, quizá, del mundo.

Capas, ángeles y maquillaje abundan en el filme, que debutó a principios de año en Sundance.

“Cada tarde, al cuarto para las seis, la abuela nos mandaba a callar y a sentarnos frente a la tele para ver a Walter en el segmento que tenía en Primer impacto y todos vivíamos la misma experiencia”, contó Tabsch en una entrevista reciente por videollamada desde Miami. Eran cuatro minutos sagrados en los que debías estar sin hacer bulla y en que toda la familia se reunía.

En la cinta participan el actor Eugenio Derbez, quien solía hacer parodias de Mercado, y el músico y dramaturgo Lin-Manuel Miranda, quien llegó a conocerlo y ponerse una de sus capas con la bandera de Puerto Rico en un momento emotivo registrado en el filme.

Aunque Mercado vivía frente a las cámaras hablando de los signos zodiacales, su vida es digna de contarse. De origen humilde, fue también actor y su incursión en la televisión fue casual, pero llegó a tener millones de seguidores, avión privado y conoció a innumerables luminarias. Lo tenía todo y estuvo cerca de perderlo por una serie de contratos con su ex asistente Bill Bakula, que casi lo dejan sin derecho a usar su nombre.