A distancia y virtualmente: los Emmy se celebrarán en una gala reinventada por la COVID-19

En un año imposible para el cine y los espectáculos en directo, la televisión ha emergido como aliada indispensable del entretenimiento. Un valor que los Emmy tratarán de destacar en plena pandemia con una fiesta que reinventará por completo las tradicionales galas de premios.

Los galardones más importantes de la pequeña pantalla se entregarán este domingo desde el Staples Center de Los Ángeles (EU.), la sede simbólica de una ceremonia que no contará con invitados, ni alfombra roja, y conectará con 130 puntos repartidos por todo el mundo para homenajear a los premiados.

Tan solo su presentador, el humorista Jimmy Kimmel, estará presente en el escenario del evento que también dará la bienvenida a los gigantes empresariales de Apple y Disney tras su estreno en el negocio televisivo hace menos de un año.

DEL GLAMOUR DE LAS ALFOMBRAS ROJAS AL SOFÁ DE CASA

Disney lanzará la nueva
pelicula de “Mulan” en su
plataforma de streaming

“Como probablemente ya suponías, no vamos a pedirte que vengas al centro de Los Ángeles. Este año, será igualmente la noche más grande de la industria televisiva, pero seremos nosotros quienes iremos a ti”; ese fue el mensaje que la Academia de Televisión estadounidense envió en sus invitaciones.

Los productores de la gala han querido evitar a toda costa abusar de las omnipresentes videollamadas y han enviado más de 130 cámaras de televisión en alta definición desde las que saludarán e intervendrán las estrellas.

El experimento marcará un patrón para el resto de ceremonias de la industria del espectáculo.

No habrá un escenario con minutos de oro memorables y tampoco código de vestimenta. “Si quieres vestir ropa formal, nos encantará, pero igualmente si estás en el Reino Unido y son las tres de la mañana quizá quieras llevar un pijama de diseño y que te grabemos desde la cama”.

Desde los Globos de Oro hasta los Óscar tomarán nota del modo en el que los Emmy consigan sortear las complejas circunstancias de la pandemia y mantener el interés por un tipo de evento que, precisamente, destacaba por reunir a muchas estrellas con poca distancia social.

Fuente: Sin Embargo