Turismo en apuros-Secuestros-4T empañada-¿IEE ciudadano?

SE VIENE LA época vacacional y no por ello significa que el turismo irá a la alza, y es que la crisis de inseguridad en casi todo el país, incluyendo por supuesto a Chihuahua, trae en jaque a los empresarios hoteleros y a los habitantes de las localidades turísticas que dependen del arribo de turistas, ya sean nacionales o extranjeros, para que el desarrollo fluya en sus poblados, y aunque en los últimos meses se han lanzado carreras y retos para atraer al turismo, especialmente en municipios de la Sierra Tarahumara, lo cierto es que la percepción de violencia y el temor se han apoderados de los ciudadanos, quienes prefieren vacacionar fuera del estado o mejor permanecer en su lugar de origen para no arriesgarse.

Y es que las cifras de delitos cometidos en todo el país tuvieron un pico considerable en mayo, el mes más violento en los últimos 10 años, según lo descrito por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el cual colocó a Chihuahua como la quinta entidad más violenta de México, después de Guanajuato, Estado de México, Baja California y Jalisco, pues tan sólo en cinco meses, 856 personas han sido asesinadas en territorio chihuahuense, y súmele los de junio, los cuales el Secretariado todavía no registra.

******

PARA COLMO DE males, el secuestro ayer de un empresario menonita en Cuauhtémoc volvió a colocar a ese municipio en el ojo del huracán, y es que el discurso del alcalde Carlos Tena, de extracción morenista, de que el Mando Único que integran la Fiscalía y la Comisión Estatal de Seguridad han llevado la violencia al límite en esa demarcación, ya se le está agotando al presidente municipal, quien ha optado por confrontarse con las autoridades estatales y dejar de lado una solución integral al problemón de inseguridad que padece Cuauhtémoc, sobre todo porque el secuestro se suponía un delito desterrado de la entidad, que incluso ameritó un pleito tuitero entre el fiscal César Peniche y la activista Isabel Miranda, sin embargo, de nueva cuenta volvemos a aquellos días aciagos del 2007 al 2012, cuando Chihuahua se convirtió en un ring de células criminales.

Además, los morenistas que gobiernan Cuauhtémoc, fieles a su estilo de culpar a terceros y no apechugar sus responsabilidad, culparon a los medios de comunicación en provocar psicosis entre la población, como si en ese municipio manzanero no hubiera ejecutados un día sí, y el otro también, y ahora también secuestros contra empresarios, tan es así que el encargado de lavarse las manos fue ni más ni menos que Héctor Barraza, el secretario del Ayuntamiento que ya regresó a su encargo después de andar varias semanas en Puebla, en donde fungió como el “mapache” principal del hoy gobernador electo de los poblanos, Miguel Barbosa.

******

PARA CERRAR CON los morenos, quien ya se ha convertido en una piedra en el zapato del presidente Andrés Manuel López Obrador es la subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, y no porque el tabasqueño no la quiera o proteja, sino todo lo contrario, es tanto su empeño en mantenerla en el puesto, que la mayoría de las quejas en contra de la llamada 4T van directo contra ellos y los suyos, pues no bastaron los señalamientos del presunto nepotismo que les solapa a sus cuates de Chihuahua, Juan Carlos Loera y Fernando Duarte, quien también es su compadre, sino que hasta los senadores de oposición, entre los que destacan la legisladora Xóchitl Gálvez, han puesto en duda sus capacidades como funcionaria pública, sin embargo, tal parece que el compromiso y las cuotas que AMLO tiene que pagarle a René Bejarano, el “Señor de las Ligas”, aquel que lo metió en un broncón de corrupción en el 2004, mantiene a Montiel en el puesto, como hija putativa del experredista que tiene metida su cuchara en el actual gobierno federal.

******

EL QUE AYER se puso color de hormiga fue el gobernador de Colima, Ignacio Peralta, pues el salpicadero de la autorización para que la Fiscalía de Chihuahua pueda investigar al ex presidente Enrique Peña Nieto, así como las que ya lleva en torno a presuntos desvíos de recursos públicos para campañas electorales con candidatos tricolores, estaría en línea de las posibilidades salpicar al mandatario colimense.

Por eso es que al interior de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Corral y Peralta no solamente se evitan cruzar, sino que andan cuidándose de algún desaguisado. Y es que al interior del círculo rojo de Colima corre la especie de que algunos oficiosos acudieron ante el MP de Chihuahua para traer documentos y pruebas que embarran al gobernador playero.

******

LOS QUE ESTÁN a punto del soponcio son los maestros de la Universidad Autónoma de Chihuahua, pues les avisaron que para poder sacar adelante eso de cambiarle el nombre a las materias por títulos más “humanizantes”, y así enfilarse a lo que será el cambio de la llamada departamentalización, deberán participar en el mes de julio en cursos de actualización curricular, claro, a título de buena voluntad y sin recibir una aportación extraordinaria por disponer de su tiempo vacacional para la chamba.

Los que más fueron oprimidos y se encuentran entre temerosos y molestos por no poder decir ni “pío” son aquellos maestros hora-clase, pues de las renovaciones semestrales de su contrato, es que depende su permanencia en la nómina universitaria.

Así que bien se podrá decir que los rehenes más educados que últimamente hay en Chihuahua son, ni más ni menos que los maestros de la Uach sin base.

******

HASTA OCTUBRE, SI bien les va, es cuando quedaron desatorados los proyectos de “Juárez Iluminado” e “Iluminanos Chihuahua” presentados por los alcaldes Armando Cabada y Maru Campos, respectivamente, y es que ayer, contra el pronóstico de algunos, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral aprobó por unanimidad que ambas propuestas edilicias se vayan a plebiscito, es decir, los solicitantes que de la ciudadanía intervenga en la aprobación o no, tendrán que reunir las firmas suficientes para que así sea, en el caso de Juárez tendrán que ser 5,422 y por Chihuahua 3,424, lo que representa el 0.5 por ciento de las listas nominales de ambos municipios, así que será durante 90 días y a partir del 8 de julio en lo que respecta a los juarenses y desde el 1 de julio a los capitalinos, cuando deberán de buscar las firmas correspondientes.