Sin tregua-Olga interviene-Agricultores van por él-Amarillo

PARA DEMOSTRAR QUE “no dará tregua a sus opositores”, parafraseando sus palabras del domingo en Veracruz, Andrés Manuel López Obrador estará el viernes en Ciudad Juárez, justo en medio de un conflicto sin precedentes por el Tratado de Aguas de 1944, que culminó en un choque frontal entre él y el gobernador Javier Corral, que todavía ayer no había sido invitado para estar en las inauguraciones de obras que hará el inquilino de Palacio Nacional en la fronteriza ciudad, a donde por cierto su “4T” y Morena han enfocado todas sus baterías, sin importarles el resto del estado, a sabiendas de que es la ciudad más poblada con casi 1 millón 400 mil habitantes y que además representa la mitad del padrón electoral de todo el estado, por lo que lo que suceda con Chihuahua capital y el resto de la entidad, poco o nada le importan a AMLO y a los suyos, y para muestra lo que sucede con los productores agrícolas de las regiones centro-sur y noreste, que desde hace meses esperan contacto directo con el tabasqueño para mostrarle el verdadero problema del conflicto por el agua. Pero como eso no sucederá, los agricultores tendrán que esperar sentados en la presa La Boquilla.

Sin embargo, será interesante lo que pueda lograr el gobernador Javier Corral, pues si la razón es más fuerte que los malos ratos que le han hecho pasar la soberbia y el desdén de López Obrador, intentará al menos ser la cabeza fría de este pleito con el que el de Macuspana pretende imponerse por encima de sus “opositores” y “adversarios”, porque simple y llanamente, así funciona la megalomanía. Por lo pronto, Corral deberá ser el de la cabeza fría, por el bien de Chihuahua, porque al que se siente el paladín de la “transformación” no se le puede pedir cordura política ni tampoco buenos modales.

******

QUIEN PASÓ POR Ciudad Juárez ya, fue la alcaldesa Maru Campos, quien no bajó el ritmo de sus apariciones enfiladas a conquistar la candidatura del PAN al gobierno del Estado. La presidenta municipal tuvo entrevistas en radio, televisión y prensa en la frontera, donde aprovechó para dejar constancia que su acercamiento inicialmente no solamente será con la militancia de Acción Nacional, sino abierta a la ciudadanía.

El enfrentamiento que Palacio de Gobierno mantiene con la titular del Ayuntamiento capitalino no frenó la agenda grilla de Maru Campos, quien en pocos días arreciará la presencia en otros municipios de la entidad, por aquello de que poco a poco se irá desgranando la mazorca y el choque de trenes es incierto no en que se producirá, sino en la magnitud del mismo, pero sobre todo, por las acciones que emanen desde Palacio.

Por lo pronto la estancia grilla de Campos en Juárez casi se empalmó con la presencia del gobernador Javier Corral, quien soltó el más reciente dardo en contra de su compañera de partido apenas en la víspera de su estancia en Juárez. Esa historia está cada vez más próxima a vivir su parte más álgida.

******

RETOMANDO LA VISITA que planea Andrés Manuel López Obrador a Ciudad Juárez, los productores agrícolas que mantienen tomada la presa La Boquilla, las vías férreas en Estación Consuelo y los integrantes de los Distritos de Riego 113, 005 y 090, con sedes en Camargo, Delicias y Ojinaga, ya alistan una protesta multitudinaria en contra del tabasqueño, pues afirman que si la montaña no va a ti, ve tú a la montaña, así que ante los oídos sordos del hombre que nunca acepta que se equivoca y la crítica la ve como un atentado directo a su persona, los campesinos ya se alistan para estar el viernes desde temprano en Ciudad Juárez y demostrarle que existen amplios sectores de ese “pueblo bueno y sabio” que no están de acuerdo con sus políticas empobrecedoras, sobre todo cuando está en riesgo la producción agrícola de 14 municipios de Chihuahua, ni más ni menos los que representan la “despensa” de México.

******

POR CIERTO QUE desde la Secretaría de Gobernación, se instruyó un llamado a los gobernadores que traen pleito abierto con el presidente de la República. Esta misma semana estarán frente a frente con Olga Sánchez Cordero, y por supuesto que Javier Corral de Chihuahua es prioridad y urgencia.

Aunque la reunión todo indica será vía zoom, apremia el encuentro, nos cuentan los malosos, por la visita de AMLO a Juárez este viernes, pero sobre todo, porque se busca garantizar por parte del estado la seguridad del arribo del presidente y mantener abierto el diálogo que desde las ruedas de prensa mañaneras decidió cerrarse abruptamente.

Hoy se conocerá la agenda de la reunión con los gobernadores en conflicto desde la Segob, por lo que el viernes puiera darse una visita presidencial tersa y en vías de recomponer las relación que tanto le urge a Chihuahua para que sus autoridades se enfoquen en lo importante, como lo es el futuro económico de la entidad, su seguridad, pero sobre todo la urgente necesidad de ponerle un punto final con solución de por medio al conflicto por el agua en la región centro-sur.

******

UN CIRCO QUE no ha llevado a nada, es lo que en realidad fueron las visitas de los supuestos técnicos de Conagua que visitaron La Boquilla la semana pasada y con mecates, “midieron” el nivel de la presa que está siendo el centro de un conflicto que se veía venir desde hace años, además, ese circo tuvo otro ejemplo claro ayer, cuando arribaron senadores de la Comisión de Recursos Hidráulicos, ahí andaba el panista Raúl Paz y el morenista Armando Guadiana, el empresario del carbón del vecino estado de Coahuila, señalado por múltiples casos de corrupción en conjunto con su amigazo de la CFE, Manuel Bartlett, así que fiel a su amo de Palacio Nacional, que precisamente le permite hacer lo que le venga en gana porque ya tiene su bendición, sugirió que sí se le debe sacar el agua a la presa La Boquilla, vaya, para esas visitas y “ayudas”, mejor que los agricultores se encomienden a Tláloc y esperen el milagro.

******

ES ASÍ QUE dentro de este caos y un futuro incierto que se viene para Chihuahua, la única buena noticia fue que todo el estado ya pasó a color amarillo en el semáforo epidemiológico, lo que significa un ligero destrabe en la actividad económica, pues se viene la apertura de bares, cines, salones de eventos y gimnasios, que aunque a un aforo del 30 por ciento, al menos servirá para que un sector de la economía vuelva a la vida. Aunque eso sí, los ciudadanos deberán poner mucho de su parte, ya que el ingreso de todo el estado al semáforo amarillo, no significa el regreso de nuestra vida social, si no de intentar darle un empujoncito a la desgastada economía.