Sin descaro-Abogados sin caso-Campañas morenas-Quiebre

DICEN QUE PARA que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo, y eso les pasó a los diputados locales de Morena y de pasada a los federales, quienes han intentado nadar de muertito en las de por sí revoltosas aguas del conflicto por las presas de Chihuahua. El chamaco Gibrán Ramírez, que quiere ser dirigente nacional de Morena, vino y les dijo en su cara que están más ocupados en hacerle campaña al coordinador de la bancada de Morena en el Congreso de la Unión, Mario Delgado, que interesados en mediar para resolver la guerra por el agua, misma que trae enfrentados a los agricultores con la 4T y por ende con Andrés Manuel López Obrador, así que será por eso o porque de plano la confianza de un amplio sector del electorado chihuahuense se les ha escapado, que hoy a las 10 de la mañana, los diputados locales de Morena que encabeza Miguel Colunga, ofrecerán una conferencia de prensa acerca del tema, en donde lo más seguro es que la harán de matraqueros de AMLO y la Conagua, por más que aunque el conflicto sí se ha politizado, ellos se han empeñado en denostarlo, con todo y que saben perfectamente la legitimidad en la exigencia de los agricultores, sin embargo, les gana el fanatismo por el inquilino de Palacio Nacional.

******

YA QUE MENCIONAMOS a Mario Delgado, coordinador de los diputados federales de Morena en San Lázaro, el pasado fin de semana le quedó mal a la prensa chihuahuense, pues su equipo de campaña que trae acá en el estado grande, ya hasta le tiene un grupo de WhatsApp para enviar sus comunicados y actividades que realiza en todo el país, así que el mozuelo Gibrán, su contrincante por la dirigencia de Morena, no está tan alejado de la realidad de lo que sucede acá en Chihuahua con los morenistas que andan enfilados con Delgado, quien podría pisar el terruño chance la semana que entra, cuando se calmen un poco las aguas broncas de lo que padecen los agricultores.

******

COMO ABOGADOS SIN una causa para abogar ayer estuvieron una decena de alcaldes de extracción priista y su líder estatal en las oficinas de la Secretaría de Gobernación, donde la mismísima Olga Sánchez Cordero trabajó por buen rato con los ediles en temas tan urgentes para Chihuahua como lo es solucionar el conflicto generado en la región centro-sur por el agua.

Como mal chiste, lo bueno fue el motivo de la reunión, lo malo es que no estuvo presente ningún alcalde de los municipios aledaños a las presas que padecen las consecuencias directas de la guerra por el vital líquido; y lo feo es que el gobierno federal a sabiendas de eso, generó una mesa de apertura alterna con chihuahuenses que no involucra a las autoridades estatales, mucho menos a las municipales cercanas territorialmente hablando en torno a las presas en conflicto. De los productores mejor ni hablamos.

Lo que sí dejó ese encuentro de ayer en SEGOB, fueron dividendos político-electorales para los tricolores que aprovecharon la coyuntura y traerán sonaja un buen rato, pues ni el gobernador Javier Corral puede presumir de un canal de diálogo con el gobierno federal como los ediles tricolores y su presidente estatal, pero lo triste del asunto es cómo de qué sirve tener un canal de diálogo cuando el abogado interlocutor no trae el asunto para litigar y tomar decisiones en la mano. Pirotecnia política, pues.

Pero la culpa no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre, reza el refrán popular, y los funcionarios de la 4T que no solamente alentaron este encuentro, sino que lo facilitaron con la presencia validadora de la Secretaria de Gobernación, son los verdaderos orquestadores de que Chihuahua tenga una mesa alterna para solucionar el conflicto del agua donde no participa el Gobierno del Estado, ni los productores agrícolas, ni los directamente involucrados. Vaya, el esfuerzo de los tricolores no es bueno, ¡es buenísimo y con excelentes alcances!, pero los resultados medibles y exitosos cómo se podrán obtener si no tienen manera de llegar a convenios y acuerdos que involucran a los que sí deciden por parte del Estado y los productores en el conflicto. Es pregunta que apaga la pirotecnia politica de la 4T en concierto electorero con el PRI de Chihuahua.

******

A QUIEN LOS internautas tundieron en su red social a causa de una contradictoria publicación, fue al súper delegado Juan Carlos Loera, que nomás ve la tempestad y no se hinca, al contrario, fiel al estilo de la pseudo izquierda, le atiza al fuego. Resulta que al funcionario federal se le ocurrió publicar una imagen del Día Internacional de la Paz, con todo y paloma blanca, por lo que los internautas le recordaron que la 4T ha convertido en zonas de guerra las tres presas de la cuenca del Conchos, desde La Boquilla, pasando por Las Vírgenes y también en El Granero. Quién diría, tanto que criticaron la hipocresía de los panistas, y terminaron vistiéndose con el mismo traje.

Por cierto, el quiebre entre el súper delegado y el gobernador Javier Corral ha sido tal, que su pleito ya escaló hasta la Mesa de Seguridad, quién lo diría, si antes de todo el conflicto del agua eran tan amigos.

******

RICARDO MEJÍA BERDEJA, subsecretario de Seguridad del gobierno federal y Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, se han convertido en el otro brazo arando de la 4T en contra del movimiento del agua, el otro son los miles de elementos de la Guardia Nacional que en cualquier momento pueden irrumpir en La Boquilla. El caso es que ya quedó confirmado que el congelamiento de cuentas contra el exgobernador José Reyes Baeza, el presidente de la AURECH, Salvador Alcántar y contra el alcalde de Delicias, Elíseo Compeán, ocurrió a raíz de una orden de la Secretaría de Seguridad, en la que Mejía Berdeja es segundo al mando, sólo después de Alfonso Durazo, incluso investigaron a nueve personas más, a quienes supuestamente no les detectaron movimientos financieros fuera de lo común, pero sí a los tres antes mencionados, quienes en cualquier momento recibirán la notificación de la denuncia por parte de la Fiscalía General de la República, al menos eso ya lo confesó Santiago Nieto.