Acuerdo entre Palacios-¿Sentirán vergüenza?-Deudas millonarias-Respaldo tricolor

CON UN TUFO a pacto, negocia, concertación entre Palacio Nacional y Palacio de Gobierno, fueron observadas las acciones “twitteras” en la jornada de ayer, donde la cuenta oficial del exgobernador César Duarte en la red social del pajarito azul publicó un mensaje de apoyo a la candidata del PAN por la gubernatura, Maru Campos, no fue sino una instrucción que emanó de la cuenta madre que es la institucional del Gobierno del Estado de Chihuahua, administrada desde el 2016 por los operadores y comunicólogos del actual mandatario, Javier Corral Jurado.

Vaya, primero se resalta que entre la salida corriendo y huída a salto de mata que realizó el exgobernador Duarte en el ocaso de su administración, se le olvidó cancelar los permisos que su cuenta personal de Twitter otorgó a la cuenta institucional del Gobierno del Estado para publicar cosas a su nombre y viceversa.

Solamente Dios sabe en qué momento se dieron cuenta de ese olvido los chamacos vagos que manejan las redes sociales de la actual administración. El caso es que ayer decidieron que era el día correcto para difundir la vagancia que al final del día, uno de los propios excolaboradores de Corral en esa área de Comunicación Social, salió a revelar que perfectamente sabían ahí dentro de que existía una vinculación entre las dos cuentas del pajarito azul en cuestión.

Así las cosas, y la estrategia de guerra sucia que se lanzó ayer quedó como una acción burda y de mal gusto, pero develó que más allá de la fobia, rechazo y aversión que tiene en lo personal el gobernador Corral hacia la candidata de su partido, Maru Campos, se encuentra un acuerdo que busca un salvoconducto con el Gobierno Federal y por ello tantas acciones en contra de la panista que buscan favorecer al candidato de Morena, Juan Carlos Loera. Los malosos dicen que con el PAN hay tiro y con Morena algo más que buen entendimiento, acuerdo, pacto y negociación. ¿Será?

******

EN MEDIO DE una crisis por la violencia que no cesa y que convirtió a mayo en el mes más violento del año en Chihuahua, con la jornada electoral a la vuelta de la esquina y un profundo malestar ciudadano en contra de la administración del gobernador Javier Corral, el colmo de los colmos llegó ayer cuando varias patrullas utilizadas por agentes de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, se quedaron sin vuelo después de que la empresa que las arrienda al gobierno de Corral, decidió apagarles el motor a través del GPS que portan las unidades. Y es que es tal el adeudo que trae la Secretaría de Hacienda con la empresa que les renta los vehículos, que los encargados ya no aguantaron más y les metieron un escarmiento tan fuerte, que los hizo caer en el ridículo total, pues las pick ups utilizadas por los agentes tuvieron que ser remolcadas con grúas, luego de que los elementos quedaron varados ante la inoperancia de sus jefes.

Es así que sólo llegando al extremo, es que la empresa pudo negociar el adeudo y que por tanto fueran atendidos por el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, quien todavía no lograba ni resolver los adeudos que trae el gobierno estatal con los fideicomisos en materia de seguridad, como lo es Ficosec, cuando ya tenía otro problemón enfrente, por lo que para no continuar arrastrando el prestigio, si es que les queda, se negoció que lo más pronto posible se saldará esa deuda por la renta de patrullas, que asciende a unos 70 millones de pesos, por lo que horas más tarde y con otra promesa bajo el brazo, la empresa arrendadora les volvió a activar el motor a los de Fiscalía y SSPE. A ver si no vuelve a ocurrir una tragedia similar cuando menos se lo esperen… ¿y la seguridad? Bien gracias.

******

HABLANDO DE LAS deudas millonarias del Gobierno del Estado, de plano el tema de los cientos de millones jineteados por la administración estatal en perjuicio de los fideicomisos FECHAC y FICOSEC, ayer de plano ambas instituciones decicieron correr en pistas por separado. El Consejo Directivo de la Fundación del Empresariado Chihuahuense se mantendrá esta semana a la expectativa para ver si acude al camino de la denuncia o espera mejores tiempos para no caer en un juego de lo que algunos consejeros consideran un juego de golpeteo político.

Por su parte, el Fideicomiso de Competitividad y Seguridad Ciudadana optó por la vía contensiosa, ya que de plano no le ven la orilla a un pago desde el Estado, y como se encuentran a media revisión de la Auditoría Superior del Estado, decidieron evidenciar que quien anda jineteando la lana es el Gobierno del Estado y no ellos.

Y es que se comprobó que el Gobierno del Estado, por medio de la Secretaría de Hacienda que dirige Arturo Fuentes Vélez, mes a mes recaba sin pudor el Impuesto Sobre Nómina, el cual debiera entregar sin tocarle un centavo a los fideicomisos en cuestión, pues así lo mandata un convenio firmado desde hace décadas. Pero no, resulta que cada mes le dan severos pellizcos y lo gasta en sabe Dios qué cosas.

Lo peor del asunto es que, también mes a mes, y eso ya quedó asentado en la mismísima Cuenta Pública del Estado, la administración de Corral da a conocer que se entrega la totalidad del recurso a dichos fideicomisos, pero en realidad el dinero nunca toca las cuentas bancarias como la Secretaría de Hacienda dice en el papel que lo hace. Aquí además de dolo y mentira, hay un delito penal.

Los poco más de 230 millones de pesos que se le deben a FECHAC, así como los 80 mdp que se le adeudan a FICOSEC, son la punta del iceberg para exhibir que el Gobierno del Estado ha utilizado el dinero de ambos fideicomisos como caja chica para pagar lo que se les haya pegado en gana. Quizá no se lo robaron como ocurrió en el pasado, pero aquí opera que el fin no justifica los medios, y menos que un gobierno que se autoproclama abanderado de todas las causas anticorrupción, haya tomado el camino del mal para hacer el bien, si es que eso se puede.

******

QUIEN LES CAYÓ de sorpresa, incluso a la raza del PRI, es el dirigente nacional de ese partido político, Alejandro Moreno, “Alito” pa’ los compas, el cual vino a respaldar a sus candidatos a alcaldes y diputaciones locales, además de darle en vivo su espaldarazo a Chela Ortiz, candidata a la gubernatura, quien desde la semana pasada llamó a los tricolores a ejercer el voto útil y sufragar a favor de la panista Maru Campos, cuestión que “Alito” refrendó ayer mismo y volvió a llamar, para que no quepa duda, a votar por la candidata del PAN-PRD en lo que respecta al gobierno estatal, completando así, de facto, la alianza “Va por México” que sí logró conformarse oficialmente en otros estados del país. A “Alito” lo acompañó en todo momento Chela Ortiz, con quien desde hacía meses venía trabajando de la mano, por lo que a la única que no le extrañó que el exgóber campechano aterrizara en Chihuahua fue a ella, además que desde el llamado al voto por Maru, Chela no ha dejado solos a los candidatos priistas, en especial a los serranos, los cuales sí traen serias posibilidades de lograr un triunfo este domingo 6 de junio.

Por cierto que para sellar el pacto entre el PRI y el PAN en un bloque antimorenista, Alito también intercambió opiniones con varios empresarios de vena azul en una comida privada ayer en La Casona, donde se pudo observar a Enrique Terrazas, Jorge Cruz y Francisco Santini. Solo para que quede constancia.

******

NO QUISO ABRIRSE del todo, pero al menos ya salió a cuadro. Hablamos del primer gobernador panista que tuvo Chihuahua de 1992 a 1998, Pancho Barrio, quien desde sus redes sociales, llamó a votar por los candidatos del PAN para detener a Morena y al autoritarismo de Andrés Manuel López Obrador. Y aunque no mencionó como tal el nombre de Maru Campos, quizá para no ser odiado por su muchacho, el hoy gobernador Javier Corral, el exgóber de extracción azul no pudo evitar nadar de muertito y sin distinciones, pidió salir a ejercer el voto y hacerlo por los candidatos de Acción Nacional, así que cada quien, de acuerdo al receptor, puede tomar el mensaje como mejor le parezca.

Pero mientras los panistas se unen en torno a la figura de Maru Campos por la gubernatura, todavía hay quienes argumentan “congruencia”, cuando no es más que un odio ya bastante personal en contra de la alcaldesa con licencia. Tal es el caso del senador Gustavo Madero, quien perdió la elección interna en contra de Maru, a pesar de traer toda la venia de Corral y un refuerzo de lujo, como la Fiscalía General del Estado. El caso es que Madero continúa utilizando sus redes para decir que es corralista y antiMaru, eso, mientras su hermano, Álvaro, el empresario y exalcalde de Chihuahua, grita a los cuatro vientos que él está con Maru hasta donde tope.