Seguridad reforzada-Subirá el tono-Maru, otro round-Exigencias camioneras

ALGO HABRÁ SUCEDIDO en el entorno en el que se desenvuelve el gobernador Javier Corral, que su seguridad ha sido reforzada de manera considerable desde que inició la semana. A diferencia de lo que venía ocurriendo, en los últimos días el resguardo hacia el mandatario estatal se incrementó tanto que es difícil no percatarse de ello, pues mientras ha estado en su despacho de Palacio de Gobierno, el dispositivo para ingresar ahora requiere hasta de identificación y fotografía, además de que elementos del Ejército Mexicano se han sumado a la vigilancia de la sede del Poder Ejecutivo Estatal, aunado a que ayer en el acto cívico de la conmemoración del Día de la Bandera, la vigilancia también se fue al extremo, incluso hasta para apartar a la prensa. Será acaso que algo saben en el entorno del Góber que nosotros no.

Además, el gobernador Corral tenía rato que no se aventaba un desplante a la prensa como el que hizo ayer, de esos que en su primer año de administración y cuando los ciudadanos todavía confiaban en él, se aventaba un día sí y el otro también, respaldado por un bono democrático que hizo añicos conforme avanzó su gestión, aunque a decir de los malosos, ese desprecio mostrado en El Palomar fue a razón de lo que estaba ocurriendo en el Tribunal Superior de Justicia del Estado, pues el Góber ya sabía que a la virtual candidata a la gubernatura por el PAN, Maru Campos, había llegado a la Ciudad Judicial con amparo bajo el brazo, así que no, todavía no ha sido posible tumbarla para poner en su lugar y darle a su delfín, el senador Gustavo Madero, la candidatura que no ganó en la interna de Acción Nacional.

******

Y ES QUE en materia de seguridad, nos cuentan que el hombre que maneja la inteliegencia policial en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, apenas comía tranquila y relajadamente en un restaurante de postín a inicios de la semana, allá por Distrito 1, pero al mismo tiempo los focos de alerta se dispararon porque los movimientos de los grupos criminales no dejaban espacio para menos.

Los reportes tanto de inteligencia militar, como los internos de la SSPE y de las corporaciones policiacas municipales, dejaron en claro la coincidencia de la presencia en Chihuahua de células del crimen organizado pertenecientes al grupo denominado Cártel Jalisco Nueva Generación, los cuales habrían establecido una alianza con grupos locales en la entidad para librar una batalla por las plazas de trasiego de la droga donde se encuentran asentados los llamados “Chapos” del Cártel de Sinaloa.

Esta oleada de inseguridad -dicen los enterados- se recrudecerá en las próximas semanas, ya que el ente regulador o contenedor de parte del estado, es decir la SSPE, simple y llanamente brilla por su ausencia, dejando a merced de la guerra entre cárteles las carreteras y municipios de la región sur y occidente de la entidad, que son las puertas de acceso a las rutas del trasiego que conducen a la frontera con Estados Unidos.

Los reportes en los escritorios del secretario de Seguridad Pública en Chihuahua no dejan lugar a dudas, y como muestra más sangrienta está la reciente decapitación de presuntos sicarios en la carretera que conduce al municipio de Coronado, donde los grupos criminales pelean a sangre y fuego. Esos escenarios que no se vivían desde la narcoguerra en el 2008, 2009 y 2010, se encuentran nuevamente a la vuelta de la esquina en el 2021. Al menos eso se avisora mientras los cuerpos de seguridad locales continúan divorciados de las fuerzas federales, del Ejército Mexicano y de la propia Guardia Nacional.

Lo peor, dijeron, está por llegar y en el estado no hay quien ponga orden o un freno medianamente fuerte. El gobernador Javier Corral Jurado lo sabe, y es por ello las medidas adoptadas por su Jefe de Escoltas, el militar Juan Manuel Escamilla León.

******

YA QUE MENCIONAMOS a la candidata del PAN a gobierno estatal, Maru Campos, y después de que otra vez volvieron a diferir la audiencia de formulación de imputación por el tan desgastado tema de la nómina secreta, será el lunes cuando un juez federal determine si concede o no la suspensión definitiva al amparo que promovió la también alcaldesa con licencia, el cual impidió que ayer se le formulara imputación, sin embargo, el novelón de la actual temporada electoral ha dado otro vuelco, pues a decir de la candidata panista, que por cierto, encabeza las preferencias por la gubernatura, es la Fiscalía General del Estado la que está jugando chueco, pateando la audiencia que ya ha sido aplazada en tres ocasiones, es decir, a propósito de que ayer fue Día de la Bandera, andan navegando con bandera de… ignorantes del proceso.

******

QUIENES TAMBIÉN LE jugaron a algo similar, pero con las leyes electorales, es el equipo del precandidato de Morena a la alcaldía de Juárez, Gabriel Flores, ya que sin empacho alguno, colocaron espectaculares con la imagen del aspirante y la palabra PRESIDENTE, es así que para disfrazar sus actos anticipados de campaña, el espectacular señala lo siguiente: “Fundación Gabriel Flores… una visión del PRESIDENTE de la fundación”. Sí, así de burdos los que están detrás de la campaña del empresario que quiere ser alcalde de Juárez bajo las siglas del morenismo, por lo que los malosos nos cuentan que en el área jurídica del PAN ya alistan una denuncia contra posibles actos anticipados por parte del chamaco Flores.

******

PRIMERO FUERON LOS concesionarios de CATEM, los expriistas aliados de Morena, y ayer fueron los de la CTM, los priistas que aún quedan en esas viejas usanzas sindicales, quienes exigieron al Gobierno del Estado que por favor les permita elevar las tarifas del transporte público, es decir, de las rutas alimentadoras, sin embargo, la respuesta fue la misma por parte de la Secretaría General de Gobierno, eso debe analizarse, sobre todo cuando se trata de un año electoral, aunque como andan las cosas con Palacio de Gobierno y su partido, el PAN, es capaz de aprobar esa alza con tal de ver derrotados a los azules y abrirle la puerta Morena, pues tal parece que esa es la apuesta del gobernador Javier Corral. Todos, menos Maru.