Sapos hacendarios-Panistas sin migajas-Cruz vs Beto-Cabada diputado

SIN SABERLO, LOS Expedientes X´s nacieron en el momento que César Duarte corrió a su secretario de Hacienda, Jaime Herrera, por el fondeo a Unión Progreso. Para ese momento, más allá de la segunda mitad del 2014, las tranzas habían fluido como mantequilla. Negocios que involucran a la familia del ballezano, pues fueron ellos los que terminaron ensuciando el gobierno porque no cuidaron las mínimas formas:

Pero como toda historia, todo tiene un principio. Resultó por demás interesante que el entonces gobernador electo César Duarte accediera a que su primer secretario de Hacienda fuera el de su antecesor: Cristian Rodallegas. La razón fue sencilla: tapar los agujeros financieros y mire que había, pues duró en el cargo de octubre del 2010 a enero del 2012.

Después, arribó José Luis García Mayoitia, quien aguantó hasta octubre de ese mismo año, pero al ver el batidero prefirió partir sin dolor. Ahí es donde entra en la historia el oriundo de Delicias, Jaime Herrera, quien se dio cuenta de la turbulencia apenas llegó a la silla mayor del edificio King-Kong. Y es que apenas se sentaba, cuando el Tesorero del Gobierno, le llamaremos “Panchito” –por aquello de las demandas- tocó a su puerta para informarle los por menores de la “partida secreta”.

Como lo lee. Se trataba de hacer un corte de caja en torno a los saldos que guardaba la caja chica del Gobierno del Estado. Y la sorpresa fue mayúscula cuando le informaron a Herrera que el boquete de la nómina ya ascendía a 102 millones de pesos. Es decir, había que trabajar para reparar el daño debido a que se trataba de dinero que no tenía una salida justificada ni legal ni fiscalmente.

Pero eso no era todo. “Panchito” no sólo contaba con los secretos de Duarte, sino también de Reyes Baeza, Patricio Martínez y Francisco Barrio, pues había desempeñado esa posición desde que el panista había llegado a la primera magistratura del estado.

Se trataba de recibos simples de la gente que recibía dinero por órdenes de los gobernadores. En el caso de Duarte hasta palabras claves utilizaban: La Gordillo (Elba Esther Gordillo), M.F. B. (Manlio Fabio Beltrones), Bety (Beatriz Paredes) etc. Se trataba de un hombre que tenía los secretos de los mandatarios en sus manos y por lo mismo había permanecido en dicha posición.

Es más, en diciembre del 2012, el entonces gobernador César Duarte mandó despedir a “Panchito”, orden que tuvo reversa por la comprometida información que manejaba. Así que todos se aguantaban porque el desviar recursos los ponían vulnerables. Imagínese, en el 2012, el boquete ya era de 102 millones de pesos, vaya, el saldo de la cuenta.

Ese pequeño o gran desfalco fue lo que le abrió la posibilidad, en una primera instancia, a Carlos Hermosillo de operar las maniobras financieras del momento, pero todo se complicaba porque se hacía más grande el boquete y no se solucionaba, y lo que es peor, la única forma de sanearlo y ya no comprometerse era facturando el recurso de alguna forma y que se consolidara fiscal y legalmente.

Cambio de actores

Ante la necesidad de darle salida a los recursos que desangraban al Gobierno del Estado, nacen dos operadores en el sexenio duartista: Gera V. y Toño T., ambos hicieron la coincidencia de generar decenas de empresas para que vendieran productos y servicios al gobierno estatal con el objetivo de darle salida al recurso. Asimismo, todo se complicaba por la regulación de la factura electrónica.

Para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, ya era obesa la cantidad de dinero que había salido de las arcas estatales. Pacas por aquí y pacas de billetes por allá.

Ahí es donde nace el sobrenombre de “El Tóner” para Gera, quien transportaba dinero en cajas donde se empacan los tóner de las copiadoras e impresoras que operaban en las oficinas gubernamentales. En la casa de Gobierno así lo nombraban.

Quien apoyaba en la logística empresarial, era, entre otros, Toño T.; personaje que tiene un apartado especial en la historia. La salida del recurso ya la documentó en varias carpetas de investigación que generó Javier Corral apenas llegó al Gobierno del Estado. Pero lo que es peor, los testigos protegidos fueron los que terminaron empinando a todos los que cayeron el fresco bote.

Pero como no caerían. La malosa fuente nos cuenta que una vez que ganó Corral la gubernatura, César Duarte utilizó todos los recursos para intentar descarrilarlo. No pudo. Pero jamás se ocupó de limpiar la casa. Los ya nombrados intentaron en esos meses realizar los procedimientos legales para demostrar que toda aquella compra dudosa se había realizado conforme a la legalidad. Licitaciones, entregables, etc. Pero el problema es que para ese entonces, el enemigo estaba en casa.

Recordará que todavía no llegaba Corral a la gubernatura para cuando decía tener ya información del “latrocinio” duartista. Y cómo no, si los primeros en arrimarse al fogón fueron los encargados de limpiar las compras sospechosas, lo que llevó a tener información que tiene tras las rejas a los mencionados. Olió a sapo, pues, dicen los colombianos.

******

YA DESPUÉS DEL jolgorio que significó la llegada de Maru Campos a la gubernatura y la de Marco Bonilla a la alcaldía de la capital, como una manera de refrendar que en Chihuahua el panismo tiene mucha cabida, en donde el escenario no es nada alentador para los azules es a nivel nacional, pues la renovación de la presidencia del CEN, en la que busca reelegirse Marko Cortés, quien tiene en esta entidad norteña uno de los bastiones más fuertes para su proyecto, con el abierto apoyo de la Gobernadora, trae al PAN sumamente dividido, además de que existen dos azulados de rancio abolengo que ya han alzado la voz contra Marko y su grupo, en especial porque ambos se vieron perjudicados por las decisiones del actual dirigente nacional con licencia, quien no se achicó y a pesar de las vicisitudes, jamás retiró su apoyo total a Maru Campos, con todo y que desde el gobierno de Javier Corral le aventaron toda la carrocería para descarrilara. Se trata del senador Gustavo Madero y del exgobernador Pancho Barrio, quienes no nada más no apoyan a Marko, sino que hasta entre ellos mismos traen diferentes aspirantes: Madero con Adriana Dávila y Barrio con Gerardo Priego.

Y aunque por lo pronto quien se está anotando las victorias o derrotas de Acción Nacional es precisamente Marko Cortés, hay quienes auguran que su posible reelección traería algunas renuncias de militantes eternos, como es el caso del senador Gustavo Madero, quien en una de esas hace el berrinche de su vida y termina por retirarse del PAN para aterrizar en un partido de color naranja.

******

A QUIEN LE llovieron los reclamos de priistas y morenistas por no tener a una sola mujer en su Gabinete municipal, es al alcalde de Cuauhtémoc, Beto Pérez, el cual decidió que solamente tendría como directores a puros hombres. Y aunque esa decisión tiene que ver con el nivel de confianza por parte del Presidente Municipal, lo cierto es que también es inconstitucional, lo que no pasó inadvertido para nadie, en especial para el alcalde de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, quien no dudó en reclamar lo que él consideró incorrecto y “vergonzoso”, al afirmar que con esa decisión de Beto Pérez, “regresan a Cuauhtémoc al siglo 19”.

******

Y SI DE morenistas se trata, el que ayer rindió protesta como diputado federal y se sumó a la bancada de Morena fue Armando Cabada, quien luego de concluir su gestión como alcalde de Ciudad Juárez a finales de la semana pasada, acudió a San Lázaro para asumir la curul que le correspondía desde el pasado 29 de agosto, cuando la Sexagésima Quinta Legislatura quedó instalada. Así que desde ayer, Cabada Alvídrez es un diputado federal más de la 4T.

******

CONTINUANDO CON CUESTIONES legislativas, pero en este caso a nivel estatal, este día y durante la sesión ordinaria del Congreso del Estado, quedarán constituidas las comisiones legislativas, al menos esa es la tirada, pues todo el lunes, los diputados locales estuvieron en reuniones aquí y allá, cabildeando en cómo estarán integradas las comisiones durante los próximos tres años, así que previo a la sesión, la Junta de Coordinación Política que preside el morenista Cuauhtémoc Estrada, se reunirá para irle dando forma a esas comisiones.