Blindaje final-Rounds azules- Rancios conflictos-Duarte 2021

CUANDO FUERON INFORMADOS de la llamada que se generó apenas este fin de semana desde el Comité Ejecutivo Nacional del PAN y se recibió en Palacio de Gobierno, tanto los unos como los otros no cabían del asombro. Ya no fue sugerencia, muchos menos petición; tampoco tono meloso y conciliador. Fue un tajante “alto”, un “detente” tipo AMLO para que cese el hostigamiento a la precandidata Maru Campos, por parte de los órganos justicieros del estado, así como de la presión política.

Marko Cortés, dirigente nacional, al parecer se dio cuenta que es líder del partido en todo el País y se le plantó fuerte al Jefe de Palacio. Al menos eso dijeron los malosos que pasaron el reporte donde la advertencia fue clara. Ya pasó el tiempo de las órdenes de aprehensión, si es que algún día existieron. Palacio debe cesar la persecución. Si había una pizca de elementos, se les quemaron en el horno de la tardanza. El PAN debe conducirse y elegir a su candidato sin que el mensaje sea el contexto de una lucha judicial entre el Estado y una militante destacada. La contienda interna debe ser entre dos panistas y ninguno de ellos es el gobernador.

A 24 horas de que se cumpla un nuevo plazo que se habría dado Palacio para dar el golpe justiciero, según trascendió después de las cenas navideñas, la postura del propio Poder Judicial empieza a ser claro aviso de que no habrá foto de una precandidata judicializada, pero faltan minutos para conocer si una vez más el plazo autoimpuesto vuelve a fenecer, y sobre todo, qué tan efectiva resultó la llamada dominguera.

******

Y DONDE LOS conflictos continúan es en la contienda interna del PAN por la candidatura al Gobierno del Estado, pues ayer durante la conferencia de prensa en la que participaron los dos precandidatos, Maru Campos y Gustavo Madero, en la que el delegado del CEN, Luis Serrato, pretendía limar asperezas entre ambos, lo cierto es que resultó lo contrario y la raspadera de muebles se hizo más que presente, ya que al igual que en el arranque de precampañas el domingo, los dos terminaron dándose hasta con la cubeta, con todo y que el encuentro fue virtual y no presencial. Y es que sucedió lo de siempre, Madero hablando de la corrupción y de que “caiga quien caiga”, mientras que Maru pidió piso parejo y dejarse de oficialismos, así que nada nuevo bajo el sol, más bien al delegado del CEN le quedó claro que eso de la unidad deberá esperar hasta el lunes 25 de enero, si bien les va a los azules.

Por lo pronto, hoy la alcaldesa con licencia continuará su chamba en la precampaña. Estará a las 11 de la mañana en las instalaciones del Comité Directivo Municipal del PAN en la capital, en donde ofrecerá una rueda de prensa para informar los de avances y también de su equipo de campaña, el cual está conformado por Arturo García Portillo como coordinador, apoyado por Gabriel Díaz en la zona norte del estado, Jorge Soto en Chihuahua capital y Mario Vázquez en el resto del estado, vaya, puro colmillo y hombres cercanos a la hoy precandidata panista a la gubernatura.

******

HABLANDO DE ASPIRANTES a la gubernatura, y ya con la presentación ante el INE de que el PRI tendrá una mujer en la candidatura grande, quien anda entre la espada y la pared, aunque más de un lado que del otro, es el líder nacional de la familia tricolor, Alejandro “Alito” Moreno, pues su favorita para quedarse con la designación e integrante de su equipo de trabajo en el CEN, Chela Ortiz, no se anima a aceptar si la dirigencia estatal continúa en manos de Omar Bazán, con quien Chela y los suyos ya han tenido ciertos roces, así que estará en “Alito” determinar si se mete entre los trancazos y los resuelve, o se decide por darle por su lado a la parralense.

******

EL CONFLICTO DEL agua está lejos de terminar, pues una cosa es que se haya cumplido con el pago del Tratado de 1944 antes de concluir octubre del año pasado, y otra muy distinta que la Conagua esté empeñada en abrir las compuertas de la presa La Boquilla para trasvasar al Granero y de ahí a las presas fronterizas de Coahuila y Tamaulipas, pasando, obviamente, por Nuevo León. Es por ello que este fin de semana, presidentes de los módulos de riego de la cuenca del Conchos se reunieron para determinar lo qué sigue, ya que son casi cuatro meses que agricultores mantienen tomada La Boquilla y todo indica que así seguirá, pues temen que al momento de retirarse, elementos de la Guardia Nacional retomen las instalaciones y se abran de nuevo las compuertas, y es que mínimo, la autonombrada 4T y su Conagua, buscan extraer 30 millones de metros cúbicos, a pesar de que con el recurso que tiene la reina de todas las presas, los productores agrícolas sólo podrán regar del 35 al 40 por ciento de sus parcelas. Así que no cabe duda que una cosa es que el 2020 ya se fue y el Año Nuevo llegó, pero eso no implica solución a los tremendos conflictos que prometen agravarse conforme avance el 2021

******

YA NO HAY tanta seguridad de lo que pueda suceder con la extradición de César Duarte, la cual se definirá este 14 de enero, sobre todo porque los abogados gringos del ballezano estuvieron recogiendo y recorriendo el territorio chihuahuense una serie de pruebas y testimoniales para acreditarle al tribunal en Florida que las condiciones de seguridad y resguardo de los derechos humanos del exmandatario no están a salvo ni resguardadas por las autoridades actuales en Chihuahua.

En Parral fue claro que los abogados de Duarte instruyeron a un empresario que buscará ser candidato por el Partido Verde Ecologista de México a la alcaldía, para decir que esa empresa política es un resguardo ante la persecución política que ejerce en su contra la Fiscalía General del Estado. Así mismo la defensa de Duarte Jáquez solicitará se posponga la decisión final sobre si la justicia americana considera que el procesado es o no culpable de los delitos que se le imputan y ante ello proceder a la extradición, ya que en caso afirmativo, la vida del ex mandatario correría peligro. Ese es el arguento de los abogados duartistas. La finalidad, nos dicen los malosos, ya no es tanto pelear por la inocencia, sino porque se posponga para después del proceso electoral la emisión de dicha resolución.

La lucha está, pues, en que mientras la administración de Javier Corral está urgida por tener antes de junio a Duarte en una celda chihuahuense, mientras que el oriundo de Balleza pelea porque esto se defina después de las elecciones. Es cuestión de una semana y media para conocer la decisión de la justicia americana.