Pleitos fiscales-A España se va Quirino… ¿y Corral?-Ensalada morenista-Tricolores perdidos

QUE SI NOS bajaron o no nos bajaron los recursos luego de las modificaciones al pacto fiscal ese fue el debate del viernes pasado entre los mandones que han gobernado Chihuahua, historia que le dimos a conocer en la entrega pasada. Pero unos cuantos párrafos hicieron que la historia de las quebradas finanzas estatales fluyera. Es decir, los por qué de las diferencias entre los grupos antagónicos del poder que protagonizaban en el sexenio de Enrique Peña Nieto y tuvieron sus lados polarizantes en las figuras de los exgobernadores César Duarte y José Reyes Baeza.

Le explico. Todo concuerda con el calendario. El 19 de agosto del 2014, el gobernador César Duarte acusó a su antecesor de haberle dejado un boquete de 3 mil millones de pesos y un endeudamiento total de 41 mil millones. Esas discrepancias fluyeron en una línea de conducción antagónica en el grupo del presidente Peña, tanto que para el 24 de septiembre del 2014, filtran al abogado Jaime García Chávez, vía un granados o ciruelas, ojalá y le entienda, los documentos que pusieron en evidencia que el entonces gobernador Duarte había fondeado a través de la Secretaría de Hacienda estatal a la Unión Progreso y uno de los responsables de dicho fideicomiso era el titular del área, Jaime Herrera.

Ahí, con ese documento de los 64 millones del fideicomiso duartista, se firmó lo que en el sexenio de Corral se conoció como los Expedientes Xs, que llevaron a la postre a decenas de funcionarios a la cárcel. Y es que Duarte tuvo que salir a decir que “a lo macho” no se acordaba de la firma del fideicomiso, pero en lo interno hubo un encontronazo de trenes entre Duarte y Herrera, tanto que le dijo el mandatario a su subordinado: “es tu pedo, tienes que arreglarlo”. Y fue más allá, ese día Hererra fue despedido del cargo en lo interno y la renuncia la solicitó un travieso secretario, quien recibió la siguiente respuesta del encargado de las finanzas estatales: “Si me voy, nos vamos”, en un entendimiento claro que ya tenía demasiado conocimiento de las corruptelas duartistas y que la información era poder.

Esa historia devino a que se quedó en el cargo hasta finalizar el sexenio. A partir de ahí se cuidó más que los demás de firmar alguna cuestión que lo comprometa a una situación de cárcel, mientras que el resto de los funcionarios se comprometió mucho más. Es decir, firmó las suficiencias presupuestales, pero jamás la ejecución de las mismas.

Esa es la historia de mañana, donde hablaremos de “El Toner”, “Panchito” y compañía, quienes hicieron que el entonces gobernador Corral se diera gusto en la venganza. Pero, como dice la Nana Goya, esa es otra historia.

******

Y PRECISAMENTE ANTE esas comprometidas finanzas estatales, es que la gobernadora Maru Campos no les dio falsas esperanzas a los alcaldes a los que acompañó a su toma de protesta este fin de semana: Jesús Valenciano, de Delicias, en Cuauhtémoc con Beto Pérez y en la capital con su amigo Marco Bonilla, sin embargo, aunque el gobierno estatal tenga que ser reestructurado para poner orden en la casa, la Gobernadora les extendió la mano a los presidentes municipales antes mencionados y con ello a los otros 64 alcaldes y alcaldesas que deberán ser pacientes para el tema financiero, pues primero a lo primero, la Hacienda estatal deberán ponerla de pie nuevamente y así poder iniciar múltiples proyectos que los presidentes municipales traen en mente y en los que buscan que el gobierno estatal participe, cuestión que así será, nomás que necesitan darle chance a la Góber, quien este fin de semana estuvo por demás felicitada, pues no sólo acabó de asumir la gubernatura, sino que el sábado también anduvo de cumpleaños.

Por esa misma razón es que en pocos días el Gobierno del Estado recibirá, como lo dio a conocer la gobernadora Campos el viernes pasado, una línea de crédito a corto plazo de 800 millones de pesos. El acuerdo se hizo de manera exprés y pactando una tasa de interés a la mitad de lo que hacía el gobierno de Javier Corral, quien de plano pedía prestado tan irresponsablemente que los mismos bancos (y de seguro alguien más dentero del mismo corralismo) hacían su agosto al costo con las tasas de intereses elevadísimas a costa de los chihuahuenses.

******

HABLANDO DE FELICITACIONES, el que se activó en redes sociales luego de dejar la gubernatura de Chihuahua fue Javier Corral, quien había estado callado desde el martes que salió empequeñecido del Palacio de Gobierno. Pero el exgobernador aprovechó la victoria de los Bravos de Juárez sobre el Cruz Azul, para enviarle un mensaje al equipo fronterizo, del cual es dueña su amiga y exfuncionaria estatal, Alejandra de la Vega.

“Felicidades a por este triunfo sobre el campeón!! Sabe a gloria!”, fue lo que escribió Corral Jurado en su cuenta de Twitter, en medio de los rumores que se acrecentan de que la 4T de Andrés Manuel López Obrador sí le ofrecerá un puesto que le brinde inmunidad, pero ya no de diplomático a su “odiada” España, pues ese ya lo obtuvo el gobernador saliente de Sinaloa, Quirino Ordaz.

Pero vaya que el tabasqueño sí ha de detestar al país de origen de su abuelo, con eso de que les quería mandar a don Javier, y de “diplomático”, vaya, el chiste se cuenta sólo. Sin embargo, ya con Quirino con ese puesto ganado, Toño Echeverría, de Nayarit, con otro puesto en la 4T, ya nada más falta saber a ciencia cierta cuál le darán al ex de Chihuahua, o será que ya lo dejaron fuera…

******

Y SI HABLAMOS de triunfos juarenses, el que se anotó el suyo durante su toma de protesta fue el alcalde de esa ciudad, Cruz Pérez Cuéllar, quien logró reunir en su evento en la Plaza de la X, al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, así como al coordinador de los senadores morenistas, Ricardo Monreal, quien se ha convertido en el protector de Cruz, además, otro que se tragó el orgullo y asistió fue Juan Carlos Loera, el excandidato a la gubernatura, el cual se enfrentó en redes sociales, una y otra vez, contra el hoy presidente municipal de Ciudad Juárez, sin embargo, el viernes tal parece que decidió hacer las paces, aunque nomás sea de dientes para afuera.

Además, otro que aprovechó la toma de protesta de Pérez Cuéllar para reaparecer fue ni más ni menos que Enrique Serrano, el exalcalde de Juárez y excandidato del PRI a la gubernatura en el 2016, año de la debacle tricolor, pero que últimamente andan con esperanzas de revivir.

******

ES ASÍ QUE si de priistas optimistas se trata, así anduvieron el fin de semana un par de diputados locales, y un pequeño puñado de alcaldes recién ungidos de extracción tricolor. Y es que los legisladores Omar Bazán y Georgina Zapata organizaron un pachangón en el que se reunieron a los pocos seguidores de la familia revolucionaria que aún los toman en cuenta, quienes tras la salida de Javier Corral del Gobierno del Estado andan como la mayoría de los chihuahuenses, más que felices. Ahí, los priistas que acudieron se comprometieron en apoyar a la gobernadora Maru Campos, aunque vale decir que la mandataria decidió no acudir a la pequeña fiesta porque de plano dijo que los días de jolgorio quedaron atrás y era necesario enfocarse en atender el changarro.

Quien además decidió ponerle relleno al encuentro de Bazán y Zapata, fue un tricolor que ahora forma parte del gabinete ampliado de la mandataria de extracción panista, se trata de Enrique Rascón, actual director de la COEPI.

Este encuentro de algunos tricolores visualiza que el partido se anda fraccionando en tres partes. De por sí son pocos y ahora quieren hacerse menos. Lo anterior porque en los niveles de decisión tricolor se encuentran, además de las relaciones reales que tiene Bazán en el centro del País y contar con el apoyo de la CTM, el que no acudió a engordar ese caldo, por ejemplo, fue el coordinador de la bancada tricolor, Noel Chávez, quien sin duda es el que manda por el ala del PRI en el Congreso del Estado y mantiene un liderazgo compartido con la Secretaria de Desarrollo Rural, Lilia Merodio, de la treitena de alcaldes que el PRI tiene, además de que la chamaca también cuenta con línea directa en el CEN tricolor y sabe jugar bola dura. Vaya, no le cuentan las muelas ni por error.

Por su parte, Alex Domínguez y el respaldo de algunos disminuidos exgobernadores se encuentran en el ocaso del empoderamiento en el PRI, pero el relevo les llegará hasta la primavera del próximo año, así que faltan algunos meses para que dentro de la otrora poderosa familia revolucionaria se sigan despedazando o logrando alianzas para no desaparecer. Se verá en las próximas semanas y meses.