Pasividad criminal-Manque recargada-Pancho azul-Grilla magisterial

ES TANTA LA pasividad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el combate al narcotráfico, que no solamente el exembajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau, lo dejó en claro hace algunos días, con eso de que la estrategia del tabasqueño en contra del crimen organizado es “dejar pasar, dejar hacer”, sino que ya también ha sido mencionado por diversas figuras políticas y activistas, entre ellos integrantes de la familia LeBarón, quienes lo han calificado como el “peor de la historia”, costal en el que también aventaron al gobernador Javier Corral por presunto “encubrimiento”. El caso es que los que le saben más a la tenebra de la seguridad y del ámbito electoral, nos mencionan que esa “estrategia” de AMLO va más allá de la seguridad, más bien trae tintes electorales, pues los narcos y delincuentes, mientras anden libres y como Juan por su casa por todo el territorio nacional, incluyendo por supuesto Chihuahua, también pueden ejercer su derecho al voto, todo es cuestión de que tengan su credencial de elector y es un hecho que así sea, para que el domingo 6 de junio también se apronten en las urnas a sufragar, por lo que esa insistencia de López Obrador de que “el pueblo bueno, el pueblo sabio”, o de quien “nadie nace malvado”, aunado a que su Guardia Nacional sólo actúa en contra de productores agrícolas o conductores en las carreteras federales, ya se saben para dónde camina. El inquilino de Palacio Nacional no los combate ni quiere quedar mal con la delincuencia, porque simple y sencillamente le representan votos. Así de cruda es la realidad cuando un Presidente de la República lleva ya casi dos años y medio en el poder, y su preocupación más grande es ser el eterno candidato.

******

YA QUE MENCIONAMOS a los LeBarón y al gobernador Javier Corral, quien denunció que ha sido amenazado de muerte varias veces en los últimos días fue Adrián LeBarón, padre y abuelo de la mayoría de las víctimas de la masacre ocurrida en noviembre del 2019 en los límites de Sonora y Chihuahua. A decir de Adrián, quien junto a Julián se convirtieron en activistas contra la delincuencia, “cada que reto a Javier Corral me llegan amenazas de muerte. No temo morir, temo irme sin justicia”, escribió Adrián LeBarón en sus redes sociales. Grave, muy grave denuncia, que las autoridades federales deberían tener muy en cuenta, pero viendo cómo se las gastan, ya no sabe uno quiénes son los malos.

******

Y MANQUE CONTRAATACÓ. La verdad de las cosas es que los espadachines del gobernador Javier Corral, sus secretarios de Gobierno y de Salud, Luis Fernando Mesta y Lalo Fernández, quizá supusieron que con su respuesta de que los cierres masivos obedecen a “medidas preventivas colegiadas y no unilaterales”, la alcaldesa de Chihuahua capital se iba a quedar callada, sin embargo, Manque Granados contraatacó y con datos duros, muy duros, les respondió a los funcionarios estatales que pretendieron ganarle el tiro a la suplente de Maru Campos, y es que a decir de Manque, con los mentados “súper cierres”, lo único que se logra es que las fiestas privadas y las aglomeraciones en viviendas se vuelvan una constante los fines de semana, pues a falta de lugares para divertirse o distraerse, la raza siempre le va a buscar por dónde, por lo que lo que ocasionan con esas medidas del Consejo Estatal de Salud, aunque más bien son ideas del Góber y los suyos, es golpear a la ya destrozada economía, y eso de frenar contagios, solamente que el COVID también se tome los fines de semana de descanso y su pasatiempo sea irse a jugar golf.

******

EL QUE LUEGO de renunciar como dirigente estatal de la CATEM, su corazón se dividió en azul y guinda, es Pancho Salcido, pues entre semana anduvo repartiendo cubrebocas y propaganda a favor del candidato del PAN a la alcaldía de Chihuahua capital, Marco Bonilla, pero tampoco dejó pasar el mostrarle su apoyo al candidato de Morena a la presidencia municipal de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, así que al revés de cómo anda el gobernador Javier Corral y sus funcionarios fieles de Palacio, Pancho, el expriista, va con Bonilla y Pérez Cuéllar, chance pa’ no errarle, pues va con lo que dicen las encuestas.

******

EL QUE TRAE una severa revolución hacia dentro de su Sección magisterial es el aún Secretario General de la 42 del SNTE, Ever Avitia. El profe recibió un duro golpe por parte de su homóloga de la Sección VIII, Rosy Hernández, pues la maestra se quedó con la próxima diputación local plurinominal que se rifó en el Congreso del Estado.

Muchos supieron de la manera en que el famoso profe Avitia intentó batir el engrudo para pegar su postulación en algún escaño que le garantizara seguir pegado a un cargo de elección popular, por decirlo de forma tersa y no tan “maternal”.

Lo real es que en la negocia de la alianza con Morena y PT, la maestra Rosy pudo imponer la realidad de la fuerza de la Sección de los maestros federalizados y sin que ello fuera fácil, le dio un “estate quieto” a Ever Avitia. En público se siguen dando abrazos y apapachos, pero lo real es que hubo una guerra encarnizada.

Ese escenario tiene hoy al profe Avitia en medio de su sucesión, la cual debería ser tersa, pero sí tuvo un debilitamiento real y ahora los enanos andan crecidos y la disidencia dispuesta a brincarse las trancas necesarias para acudir hasta el centro del País para exigir el turno en pegarle a la piñata magisterial.

En pocos meses, dicen que en verano deberá darse el cambio de mando en la Sección 42. Son tiempos retadores para don Ever que anda remando contra corriente desde hace no pocas semanas. Por cierto, donde andan más que preocupados, para variar, es en el área financiera, al grado de que ya se mandó revisar con doble lente los momios y auditorías que se practican internamente por aquello de que las cuentas, por lo menos en el papel, cuadren aunque los informes lleven plastas y plastas de “liquid paper”