Morenos a tercios-¿Fuera las damas?-Patricio independiente-Transparencia con nubarrones

A GRITOS Y sombrerazos, y en otras entidades hasta con golpes y balazos, pero este fin de semana quedaron electos los 90 consejeros estatales de Morena, mismos que supuestamente llevarán la voz cantante en la renovación de las dirigencias estatales y nacional, y decimos “supuestamente”, porque se tratan de piezas de las diversas tribus que integran el morenismo local, de manera específica los que se dividen entre el apoyo al actual líder estatal, Martín Chaparro, y su archienemigo político, el súper delegado Juan Carlos Loera, así como un tercer grupo que oscila entre ambos bandos y navega entre la nueva alternativa o buscar una alianza con otro tercio para terminar de amarrar la Asamblea Estatal del próximo 10 de noviembre. Es así, en un ambiente hostil, plagado de denuncias de corrupción y mapachería política, al mero estilo del rancio PRI, es como se llevaron a cabo las nueve asambleas distritales en Juárez, Chihuahua, Delicias, Cuauhtémoc y Parral.

Previo y dentro de las asambleas, no faltó quienes denunciaran que les negaron el acceso o que cacharon a los militantes con más de dos boletas en mano, con la intención de votar no una, ni dos, sino tres o cuatro veces por los que los jefes de la manada les encargarán, por cierto, los malosos nos comentan que se vienen sendas denuncias en contra del súper delegado Juan Carlos Loera, del propio dirigente estatal, Martín Chaparro, e incluso contra el diputado local, Miguel Colunga, es decir, como buenos herederos grillos del partido tricolor, los morenistas se sirvieron con la cuchara grande en eso del batuque electoral.

En lo que respecta a la capital, los consejeros electos son, por el Distrito 8: Luis Rey; Hermina Gómez; Ana Karen Ávalos; Adela Villalobos y Zaira Aviña, así como Hugo González; Luis Rascón; Juan Pablo Mena; Jonathan Estrada y Aldo Domínguez, mientras que por el Distrito 6, los consejeros son: Osmand González; Roberto Álvare Vargas; Juan Chávez; Óscar Castrejón y Rodrigo Alonso Díaz, además de Ximena Reyes García; Obdulia Becerra; Elena Rojo; Fernanda Barrón y Daniela Pérez Abud. Es decir, ni Chaparro y medianamente Loera lograron mover sus piezas.

******

LOS QUE LE saben al intríngulis de la grilla en Morena confirmaron que la decisión se fue a tercios: el más pequeño en manos del grupo que acuerpa los intereses del ex funcionario del Poder Legislativo, Omar Holguín, quien cuenta con la alianza de la oleada tricolor en torno al marquista, Fernando Tiscareño, quien por cierto no alcanzó a colarse al Consejo luego de la división interna que sufrió ese grupo aquí en la capìtal, donde al dividirse el amor de los seguidores entre Tisca y el abogado Jaime Contreras, ninguno logró colarse; de hecho el segundo terminó alineado del lado de los llamados “fundadores”, que conforman el tercio más consolidado de cara a la renovación de la dirigencia estatal, y que postula la propuesta de Hugo González.

El otro tercio lo conserva a duras penas el súper delegado Juan Carlos Loera, quien deberá enfrentar la oleada de quejas y denuncias internas porque fueron sus allegados los que terminaron involucrados en peleas, acarreos e intentonas de compra de conciencias. Sus piezas no se sabe aún a ciencia cierta en favor de quién la moverá, pues sus “apuntalados” uno a uno han ido quedando tendidos en el camino. Hay algunas voces que sostienen que busca convencer de nueva cuenta a Elena Rojo para tratar de recuperar algunos adeptos en la capital, pero lo cierto es que en Juárez, donde fuera su otrora plaza fuerte, la militancia simple y llanamente le dio la espalda y anda en los otros dos tercios.

******

Además, también resaltaron los resultado contundentes y malos que opacan las intenciones de Fernando Meléndez de infiltrarse en el partido ahora en el poder, el expriista de cepa y corazón, quien según hizo gobernador a Patricio Martínez y senador a Cruz Pérez Cuéllar, apenas sacó la friolera de 4 votos, tan es así que chance y si hubiera llevado a su familia a votar le habría ido mejor, pues al final de cuentas anduvo acarreando priistas para esta elección y ni aún así le alcanzo para juntar un póker de boletas a su favor, por lo que claramente se ve que la militancia no quiere infiltraciones con dobles intenciones. Es así que quien se dice coordinador del diputado federal Mario Delgado, peor favor el que le hace.

******

PERO MIENTRAS EN Chihuahua se desgarraban las vestiduras, y en estados como Sonora y Jalisco, grupos armados irrumpían en las asambleas de Morena tirando balazos, el aspirante a la dirigencia nacional, Alejandro Rojas Díaz Durán, presentaba una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en la que aseguraba que ni la actual dirigente morenista, Yeidckol Polevnsky, ni tampoco la exconsejera nacional Bertha Luján, podrían participar en la elección interna para renovar el Comité Ejecutivo Nacional, precisamente porque cuando se emitieron los estatutos y las reglas, ambas tenían un puesto dentro del partido, tan es así que Rojas Díaz Durán le estuvo buscando tres pies al gato, y se los encontró, secundado por la resolución del TEPJF.

Sin embargo, el senador suplente de Ricardo Monreal, no debería cantar victoria, pues ambas mujeres a las que pretende borrar de un plumazo jurídico-electoral, son las más fuertes contendientes, además de que se dice que detrás de sus decisiones y movimientos, está detrás el senador Monreal, su jefe, quien pretende sacar de la jugada tanto a Yeidckol como a a doña Bertha, para entonces sí, acaparar todas las decisiones internas de Morena. Vaya, ni en el PRIAN había tanto manipulación y puñaladas por la espalda.

Además, ayer mismo, el TEPJF desmintió al chico de Monreal. Qué cosas.

******

TREMENDA POLVAREDA LA que levantó el fin de semana, una fotografía en la que aparecen el alcalde de Juárez, Armando Cabada, flanqueado por el expresidente municipal de la capital, Marco Quezada, y por el exgobernador Patricio Martínez, además de por supuesto, el hombre que los ha unido, el expriista y exfuncionario estatal, Víctor Valencia de los Santos, hoy asentado como uno de los hombres más cercanos a Cabada. Y es que la foto se viralizó en los corrillos grillos por lo que implica para el 2021, pues el edil juarense todavía no se decide públicamente, pero se habla de una mancuerna entre él y Quezada, y ahora, tal vez, apoyados por el exgobernador Ticho Martínez, quien ya de plano no quiere acompañar al PRI ni por las tortillas.

******

CON LA INICIATIVA que dejó a todos boquiabiertos y que presentó la diputada local panista, Blanca Gamez, el jueves pasado, se pretende darle un duro golpe a la burocracia, pues la reducción a tres comisionados en el Instituto Chihuahuense de la Transparencia y Acceso a la Información Pública, independientemente de los efectos políticos, es una muestra de que la intención es reducir las estructuras de los organismos autónomos. Por lo que los malosos sugirieron que lo mismo deberían plantearse para llevar a cabo en el Tribunal Estatal Electoral, en donde en años sin elecciones se la pasan en paseos y cobrando millones.

Así como lo que ocurre con el Sistema Estatal Anticorrupción, el Tribunal de Justicia Administrativa y demás órganos que se inventan puestos para engrosar las nóminas, aunque la carga laboral ni los amerite, ya que como aseguraron los malosos, en el ICHITAIP, por ejemplo, existen comisionados que ni trabajan, y ahí están cobrando la millonada.