La triple “E” de Corral-Tragando bolitas-Colmos morenos

QUIZÁ PORQUE NO tiene conciencia o no tiene vergüenza, chance ninguna de las dos, pero el exgobernador Javier Corral aterrizó muy quitado de la pena en un vuelo procedente de la Ciudad de México aquí en la capital del estado, en donde muy seguramente celebró las fiestas patrias felicitándose a sí mismo por su paupérrimo paso por la gubernatura, pues dentro de su megalomanía, Corral Jurado supone que hizo un excelente trabajo al frente del gobierno estatal. Sea como sea, quien acudió a recogerlo al Aeropuerto “Roberto Fierro” fue ni más ni menos que el tristemente célebre “Capi” Escamilla, su jefe de escoltas durante el quinquenio, que al parecer continúa cuidándolo, la pregunta es, a cambio de qué. Lo cierto es que luego de acudir por él apenas y aterrizó, Corral se subió a una Suburban blindada con placas de la Ciudad de México, con el “Capi” como su sombra y en espera de ser invitado al convivio de su jefe, quien sabiéndose protegido por AMLO y su 4T, hace gala de su descaro y soberbia en este terruño a cuyos ciudadanos les bastaron cinco años para terminar odiando al que supusieron sería el verdugo de César Duarte, al que Corral terminó por hacerle los mandados.

Es así que don Javier vuelve a demostrar que su egoísmo, egocentrismo y egotismo, no le permiten siquiera darse cuenta de que se creyó sus propias mentiras, aunque esa patología tiene otro nombre. Pero mientras él realmente cree que ha sido el mejor gobernador de Chihuahua, sus acciones demuestran lo contrario: que su egoísmo es tal que primero es él, luego él y siempre él, además de suponer que todo gira en torno suyo, y como buen egotista que es, ha de suponer que a él las leyes de la física y las del universo mismo jamás lo alcanzarán, pero más valdría que su cinismo no llegue a tanto, pues dentro de su desafío, hay otras leyes, las terrenales, que sí lo pueden alcanzar.

******

HABLANDO DE SOBERBIA política, quien tuvo que apechugar su orgullo y apersonarse en la Mesa de Seguridad que ayer encabezaron altos mandos militares y la gobernadora Maru Campos allá en la V Zona, es Juan Carlos Loera, el cual apenas y asumió de nueva cuenta la Delegación del Bienestar, cuando decidió trasladarse de las instalaciones del Ejército Mexicano para cumplir con el protocolo de dichas mesas, las cuales requieren la presencia de los tres niveles de gobierno y del representante del gobierno federal en el estado, cargo que recuperó ayer mismo, luego de pedir licencia el año pasado para ir en busca de la gubernatura que le prometieron AMLO y Javier Corral, pero que Maru le ganó y les ganó, con el apoyo de la mayoría de los chihuahuenses que salieron a votar para mandarle un contundente mensaje a Corral y a la 4T. Los malosos nos comentan que la tensión se sentía durante la reunión, pues Loera nunca tuvo los arrestos de aceptar la victoria de su contrincante que hoy es la Gobernadora, ayer apenas y cruzaron miradas.

******

PARA NO SOLTAR a los morenos, de verdad que es el colmo lo que sucede con los integrantes de ese partido político que parecen secta cuando de defender a su líder se trata. Y es que a falta de inversión y logros de la mentada 4T en un estado como Chihuahua, la dirigencia estatal y el encargado de las redes sociales, han tenido que recurrir a las obras y “logros” del tabasqueño en el sur del país, presumiendo desde la construcción de la refinería Dos Bocas y el Tren Maya, incluso, ya hasta internautas les han comentado de que precisamente porque acá en el norte, y no se diga Chihuahua, la inversión real por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es casi nula, se han tenido qude abocar en presumir lo que el 99 por ciento de los chihuahuenses jamás verán en su vida. Y es que al menos, con toda esa flamante corrupción en el sexenio de Enrique Peña Nieto, al menos se construyó el Libramiento Oriente, y acá, la SCT no ha ni pintado las rayas.

******

DE ÚLTIMO MOMENTO y con algo de sorpresa, pero la presidencia de la Comisión de Presupuesto del Congreso del Estado quedó en manos del diputado Luis Aguilar y no en las de Carlos Olson, quien a decir de él mismo, renunció porque se quiere dedicar de lleno a su Distrito, el 17 con sede en la capital. Y la verdad de las cosas es que se escucha muy bonito, ojalá todos los legisladores hicieran eso, pues su labor es en sí representar a los ciudadanos en el Poder Legislativo, sin embargo, los malosos afirman que aunque Olson salió el último día de agosto a revelar el burdo trabajo de Javier Corral en el manejo de las finanzas estatales, eso fue insuficiente para ganarse la confianza de la nueva jefa de la comuna y de su grupo que hoy controla el PAN, pues hay que recordar que Olson San Vicente, en su afán de quedar bien con sus antiguos jefes, Gustavo Madero y Corral, ejecutó órdenes del par antes mencionado, en su intento por descarrilar a la hoy Gobernadora del Estado.