Hospital ahogado-Pasiones legislativas-Fechas Morenas-Pleitos y más pleitos

AL POCO TIEMPO de ser inaugurada el área de Cardiología del Hospital General, los malosos con bata nos hicieron llegar una serie de fotografías en donde se observa cómo a las primeras lluvias fuertes que se presentaron en la capital, el techo comenzó a desmoronarse y a permitir que el agua se filtre hacia los aparatos, carísimos por cierto, y también a los equipos de cómputo, lo que demuestra que con tal de ahorrar costos, aunque en las facturas se diga lo contrario, los directivos de dicho nosocomio han provocado que una vergüenza se inaugure como obra digna de presunción, además de que esa no es la única razón por la que un amplio sector de médicos, enfermeras, paramédicos y personal administrativo, están más que molestos con el director Carlos Benítez y el administrador Eduardo Fabián Tavares, a quienes acusan de manejar el hospital a su antojo.

Según nos revelaron los disgustados personajes, tanto Benítez como Tavares hostigan al personal para ahorrar en prácticamente todo, sin embargo, entre los directivos el tráfico de influencias está a todo lo que da, incluso, nos comentan las lenguas viperinas, mientras a los derechohabientes los obligan a pagar hasta el último peso, incluyendo a la población indígena, el administrador del Hospital General consiguió de inmediato un cuarto privado y hasta prótesis para su familiar, es decir, eso de la medicina y el servicio selectivo se continúa presentando, pues mientras a los más necesitados y a los pacientes más pobres se les cobra, cuando se trata de ayudar a los suyos, los servicios que surgen de los impuestos de todos los chihuahuenses, los directivos se los aplican gratis.

******

Y AHORA QUE en Morena se desgarran las vestiduras en la Cámara Alta, los malosos nos enteraron que aquí en el estado no hacen mal los quesos, y eso lo pudimos confirmar con un chat moreno al que tuvimos acceso en el que se patean hasta por debajo de la lengua al tiempo de hacer sentir quién es el más moreno de todos. Uno de los protagonistas es Fernando Tiscareño, quien les dejó saber a sus congéneres que el no sólo es moreno, sino que el mismísimo Andrés Manuel López Obrador lo sabe… con esas palabras lo redundó.

Al tiempo de conocer el chat en comento, nos enteramos que las peleas de dan en el marco de la sucesión que pusieron al descubierto la lucha por el poder en Morena. Tan es así que los reproches entre los involucrados son de altos tonos. Imagínese, la disertación ideológica alcanzó al charrismo sindical conjugado con su conceptualización jurídica en un argot coloquial. Y como no se entiende, se lo explico.

Los que intervienen en la lucha se reclaman fuertemente quién llegó primero a las filas de Morena y quiénes son arribistas de la política. El caso es que se descalifican porque unos le tupen al Tizca diciéndole que no es de la realeza Morena, mientras que él hasta su currículum les mandó al compás de decirles que su tía Bertha Luján será la ganona en la dirigencia nacional.

Y aunque el chat es por demás interesante por el nivel de la descalificación entre unos y otros, pudimos constatan que el Tizca quiso cerrar con la frase celebre de El Quijote al calificar de perros a los que lo criticaban, pues como decía el personaje … es por que estamos avanzando. Al final del chat dijeron como en la primaria cuando te cantaban un tiro, nos vemos a la salida, aunque aquí fue, nos vemos en la convención

******

NO HAY FECHA que no se llegue ni plazo que no se cumpla. La convocatoria de Morena para renovar sus órganos directivos salió finalmente y, salvo las fechas electivas, confirmó los mecanismos y modos que aquí habíamos venido dando a conocer.

Para el caso de Chihuahua, las Asambleas Distritales simultáneas (son nueve) se desarrollarán el Día de la Raza, sábado 12 de octubre a partir de las 11 horas, y al mes siguiente se realizará el Congreso Estatal, esto es, el domingo 10 de noviembre.

Exactamente un mesesito será el que los suspirantes a dirigir Morena en Chihuahua tendrán para hacer campaña interna y nada mediática, eso sí, primero deberán ser electos delegados en la camada de los 90 que surgirán, 5 hombres y 5 mujeres, de cada Distrito. Y es que no se podrá aspirar a la Presidencia si no forma parte de ese grupo de 90 electores.

Por cierto que se confirmó que el padrón a utilizarse para el proceso interno de Morena es el que tuvo como corte y validación el 20 de noviembre del año 2017; así que todos los nuevos miembros no podrán participar ni como electores, mucho menos como aspirantes a ser electos. Aldeanamente quedan fuera muchos que querían pero ahora se confirma que no podrán.

Los astros siguen alienados, dicen los malosos de Morena, para Hugo González; quien ha sabido mantenerse al margen de las grillas estériles entre los grupos internos, pero sobre todo, porque ha sabido transitar de acuerdo a los cánones de los llamados fundadores de Morena, que es un grupo con peso moral e institucional en el nuevo partido y que han buscado a toda costa blindarlo lo más posible de arribistas y oportunistas de la política.

******

EN DONDE OCURRE una novela similar a la que protagonizan los senadores Ricardo Monreal y Martí Batres por la Presidencia de la Cámara Alta, es acá en la entidad por la Presidencia del Congreso del Estado, en donde al igual que los morenos del centro del país, los morenos norteños también se están dando hasta con la cubeta por el poder, vaya, han sacado el cobre por doquier cuando se trata de encumbrarse y continuar viviendo del presupuesto. Y es que tal como se venía diciendo desde la semana pasada, a la bancada de Morena que aquí encabeza Miguel Colunga, le urgía llegar a un pacto con el PAN para suceder con uno de los suyos al panista Jesús Villarreal en la Presidencia del Poder Legislativo, sin embargo, los azules no veían con buenos ojos al juarense Benjamín Carrera, uno de los pocos que sí lleva al extremo al ideología morenista, vaya, al menos coherencia no le falta, pero para los panistas, a Carrera le sobra izquierda.

Es por ello que nos aseguran los malosos, que ante el desacuerdo que trae envueltos a morenos y azulados, éstos últimos propusieron que sí y sólo sí le dejarán la Presidencia a Morena si éstos postulan a la diputada Ana Estrada, quien al igual que Colunga, es de esas morenas de sangre azul, lo que ha provocado que Benjamín Carrera se sienta como Martí Batres, a sabiendas que la Presidencia la acarició, casi era suya, pero desde su bancada, buscan ocasionar que la deje ir.

******

YA QUE HABLAMOS de la disputa entre los senadores Ricardo Monreal y Martí Batres, así como la manera en que se acomodaron las calabazas legislativas en torno a cada uno, el que debería ponerse a rezar de que Yeidckol Polevnsky no se reelija como dirigente nacional de Morena es el senador Cruz Pérez Cuéllar, pues tal como ha venido sucediendo desde hace meses, el juarense no negó la cruz de su parroquia y apoyó con todo la causa de Monreal, sin embargo, eso generó escozor y molestia en la cúpula de Morena, desde donde Polevnsky ya le cantó un tiro alguna vez al exgobernador de Zacatecas, y según nos dicen los malosos de las alturas, si se queda otros años al frente de los morenistas, irá con todo por lo que huele a Monreal, incluyendo los que sueñan con candidaturas a gobernador.