Gobernadora electa-Amantes de la nómina-Sabotajes morenos-Otra vez reprobado

POR MÁS QUE desde los radicales de Morena pretendían sembrar la duda de supuestos arreglos en lo oscurito por parte del árbitro electoral, de que pusieron en tela de juicio el trabajo de miles de ciudadanos que participaron como funcionarios de casilla, ese domingo 6 y durante todo el día, ni esas patadas de ahogado de acusar fraude cuando los resultados no les favorecen, ayer Maru Campos recibió su constancia que la acredita como gobernadora electa de Chihuahua, horas después de lo previsto, precisamente por las artimañas que escupieron los morenos, porque fiel a su estilo de pésimos perdedores, intentaron patear la legitimación de Maru como la próxima gobernadora, sin embargo, ni así les alcanzó y aunque más de 440 mil personas le otorgaron su voto al morenista Juan Carlos Loera, los 576 mil que obtuvo Maru no permitieron que los morenos continuaran buscando argucias para desacreditar su victoria. A partir de ayer por la noche, Maru Campos es la gobernadora electa del estado, y el 8 de septiembre tomará protesta como tal.

Por cierto, el sábado y ante lo que se tenía previsto de que ese día fuera entregada la constancia de mayoría, Maru se reunió con el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, quien había aterrizado desde ese día para estar presente en el evento, sin embargo, la visita no fue desaprovechada y Marko, junto a Maru Campos, se encontraron con el delegado del CEN, Luis Serrato, a quien la gobernadora electa le aplaudió esa buena estrategia de hacer política y unificar a los panistas de Chihuahua, a pesar de la cizaña que metió el todavía gobernador Javier Corral.

******

HAY QUE DECIR que Marko Cortés aprovechó su estancia aquí en Chihuahua para sostener una reunión muy cerrada con candidatos electos, así como con algunos apoyadores de la campaña de Maru Campos. El encuentro contó con la asistencia de empresarios, políticos y los perfiles que buscan un espacio público en la próxima administración.

Nos cuentan que en esos encuentros ocurrieron varias entrevistas breves con el líder nacional del blanquiazul, la gobernadora electa, así como con su coordinador general y hombre fuerte de confianza del propio Marko Cortés, Luis Serrato. Ahí se desprendieron acuerdos y tareas que a nivel nacional desempeñará el propio Serrato y Maru Campos, pues ahora la chihuahuense se convirtió en un activo político nacional del PAN.

Maru estará al frente de encuentros con autoridades electas del PAN en otras latitudes. Tendrá todo un road show por varios puntos del País, y lucirá la corona que Chihuahua le otorgó muy a pesar del panista que dejará Palacio en breve.

******

POR CIERTO QUE un fétido olor a malos manejos emana cada vez con más fuerza de la recién creada y contundentemente fracasada Secretaría Estatal de Seguridad Pública. Nos cuentan los malosos que no contentos con agotarse y sobre explotar la nómina ahí autorizada desde su creación, también decidieron “exportar talentos”.

Aunque parezca broma, desde la Secretaría de Seguridad Pública se enviaron “propios” y “recomendados” a otras dependencias para ocupar cargos de nivel Jefatura de Departamento y otros niveles.

Hay un caso muy sonado como el de un nuevo “Productor de Televisión” que rinde cuentas al titular de la SSPE, ya que él fue quien operó su aparición estelar en la nómina abultadísima que dejará en el cierre de su administración Javier Corral Jurado.

******

CONTINUANDO CON LOS ecos del fin de semana y que dejaron el conteo de votos en el Instituto Estatal Electoral, el que no se midió y aventó la piedra para intentar descalabrar al árbitro electoral y a los miles de ciudadanos que cedieron su tiempo para ser funcionarios de casilla, no es otro que el candidato perdedor por la gubernatura, el morenista Juan Carlos Loera, quien usó las redes sociales para asegurar que “su sobrino” que estaba en los cómputos, le dijo que era “un desastre impresionante”, acusación que crispó los ánimos entre sus tercos seguidores y quienes simplemente le dejaron claro que en Chihuahua “el pueblo manda”, y ese mismo “pueblo” le demostró que aquí no es bienvenido. Y es que al igual que su jefe, Andrés Manuel López Obrador, su ego y soberbia les impide ver que una parte de la sociedad los rechaza, y en el caso de Loera, esa parte fue una absoluta mayoría que lo dejó imposibilitado para seguir llorando.

******

ES ASÍ QUE ante las acusaciones que salieron de los malos perdedores de Morena en contra del Instituto Estatal Electoral y de las Asambleas Municipales de Ciudad Juárez y Chihuahua, quien no se quedó callada y salió a defender el trabajo ciudadano para llevar a cabo unas elecciones que fueron libres y limpias (cuestión que hasta AMLO reconoció), fue la consejera presidenta del IEE, Cata Espino, la cual exhibió que quienes sabotearon y retrasaron los conteos fueron los morenistas mismos, desde cortar la electricidad para después hacerse más víctimas. Vaya, con eso de que el rey de los fraudes electorales, Manuel Bartlett, ya está en la 4T y es director de la CFE, los morenistas buscaron aplicar la de 1988 con la caída del sistema.

******

Y A QUIEN le han venido demostrando que nomás no lo quieren y su aprobación es prácticamente nula, es al gobernador Javier Corral, pues no sólo los panistas lo quieren fuera de ese partido político que a Corral le permitió ser legislador plurinominal durante 25 años, sino que lo llevó a la gubernatura, puesto en el que tampoco sus gobernados lo aprueban, tanto, que de nueva cuenta volvió a aparecer como el mandatario estatal con menos aprobación, es decir, el peor de 32, en esta ocasión la encuestadora que mostró el rechazo ciudadano a Corral Jurado fue Mitofksy, ya anteriormente lo había hecho Arias Consultores, y cada mes, de los tres que le faltan, seguramente esa será la tónica. Ya lo esperan con los brazos abiertos en Movimiento Ciudadano o en Morena.