Esperanza mortal-Morenos en fila-Tricolores rasgados-Reyes menea

HOY EN LA mañanera, los campesinos de Chihuahua esperan un mensaje de Andrés Manuel López Obrador, uno que no esté fuera de la realidad y que les ponga la etiqueta de “politiqueros” a las más de 10 mil personas, agricultores en su mayoría, que ayer hicieron valer sus derechos por encima del autoritarismo del tabasqueño. En un día histórico, que suceda lo que suceda, quedará grabado en la memoria de los habitantes de la cuenca del río Conchos, los campesinos repelieron a la Guardia Nacional y retomaron el control de la presa La Boquilla, la presa que si llega colapsar, su debacle ocasionaría el de las presas Las Vírgenes y El Granero, y en consecuencia el de las regiones centro-sur y noreste de Chihuahua, por eso el ímpetu de defenderla, de proteger los 900 millones de metros cúbicos que le quedan, 31 por ciento de capacidad, que si se hubiera continuado vaciando al mismo ritmo, de 81 metros cúbicos por segundo, hubiera colapsado en poco tiempo y con ello, más de 20 mil familias de agricultores de 12 municipios del estado. Y es que el inquilino de Palacio Nacional, nunca entendió, que el Tratado de 1944 no obliga a pagarse con el agua de las presas, mucho menos en sequía y antes del mes de octubre. Lo que desconocemos es que si no entendió o si se trata de mera malicia, como ayer lo señalaron los agricultores. Pero lo que no tiene nombre, es el ataque en contra de dos productores agrícolas, ataque en donde una mujer murió y su esposo quedó grave, ataque que según testigos, fue una venganza de la Guardia Nacional.

******

PERO MIENTRAS MÁS de 10 mil personas se aglomeraban en la presa La Boquilla en defensa del agua, el súperdelegado Juan Carlos Loera aseguraba que la “mayoría” de los agricultores de la región centro-sur estaban de acuerdo con la entrega del agua, secundado a su jefe Andrés Manuel López Obrador de que el conflicto es meramente político. Lo cierto, es que la realidad le explotó en la cara. Y es que los agricultores mismos saben que este ciclo agrícola está cubierto, eso se hace y se asigna desde un año antes, si es que el delegado conoce de los procesos productivos y de cómo se maneja el campo chihuahuense. Lo que ellos combaten, es que si el gobierno federal continúa extrayendo el agua de las presas del río Conchos, es que el ciclo agrícola del 2021 quede arruinado, ya que con la actual sequía y con las presas a menos del 35 por ciento de su capacidad, más la insistente extracción, que nunca había sucedido antes de octubre, es lo que los trae ahí, arriesgando el pellejo ante los elementos de la Guardia Nacional, que en vez de combatir delincuentes y narcotraficantes, ataca a lo que la 4T tanto dice apoyar, “el pueblo”.

******

CAMBIANDO AHORA SÍ a temas “politiqueros” y no sociales, ayer en el Instituto Nacional Electoral se registró una pasarela de aspirantes a dirigir el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, en donde además de Gibrán Ramírez y Porfirio Muñoz Ledo, ahí estuvo la depuesta dirigente que pretende volver a tomar las riendas del morenismo, Yeidckol Polevnsky. Lo que resaltó para Chihuahua es que ahí anduvieron Iván Olivas y el expriista Fernando Villarreal, hoy uno de los hombres más cercanos a Polevnsky, quien a decir de las encuestas, es la mejor posicionada para volver a quedarse con el trono del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador.

Los malosos nos comentan que la lucha será encarnizada, pues de quien gane depende cómo se palomearán las candidaturas del año entrante, cuando deban votarse 500 escaños en el Congreso de la Unión, 300 por la vía terrestre y 200 por la plurinominal, 15 candidatos a Gobernador, así como 1,900 alcaldías, es así que lo que sigue en Morena es sacar la casta y grillar, o quedarse en el camino.

******

OTROS QUE SE andan destrozando entre ellos mismos son los del PRI, y es que para nada agradó al dirigente estatal del tricolor, Omar Bazán Flores, que su jefe inmediato, Alejandro Moreno, “Alito”, haya designado de manera directa a Pedro Beristáin como el nuevo líder de los jóvenes priistas, tanto, que su furia repicó en todas las paredes de las oficinas de la Dale y del Congreso del Estado, pues el dirigente despacha en ambos edificios al también ser diputado local. Tanta fue su molestia, que convocó a la chavalada tricolor que él tiene de su parte, a que hoy a las 10 de la mañana ofrezcan una rueda de prensa para desconocer al chamaco Beristáin. Sin embargo, eso podría acarrearle broncas a Bazán con “Alito”, el mero mandón del PRI, pues fue él quien lo ungió.

Los más enterados nos dicen que la razón del enojo de Bazán hacia la decisión del jefe priista es que Beristáin no es de los suyos, y por la posición de ser el líder de los jóvenes priistas, el chavalo podrá intervenir en la designación de candidatos e incluso podría ser un aspirante natural a una diputación plurinominal, en donde Bazán, a sabiendas que la gubernatura está pérdida, quisiera repetir para no soltar el hueso.

******

SENTADOS EN LA barra del partido tricolor, otrora opción electoral con posibilidades y hoy relleno de boleta comicial con aspiraciones a jugadas de tres bandas, vale señalar que esta semana quien aceleró en eso de mover las aguas de la grilla local con intentona fallida de mano invisible, fue el exgobernador José Reyes Baeza Terrazas.

En cafés políticos y comentando a través de sus operadores de primer círculo, nos comentan que Reyes quiere y persigue que el PRI vaya con su gallo Alejandro Cano en la candidatura por la gubernatura del estado.

Quiza al deliciense se le olvida que el dirigente es aún y a pesar de todos los ex gobernadores priístas, Omar Bazán Flores. Aún así, nos dicen que desde Parral le llegaron más qe saludos algunas rechiflas y reclamos al exgobernador que estuvo algún día al frente del ISSSTE, pues el alcalde de aquella tierra que fue impulsado en sus intensiones de querer competir por la grande por el priísta, ahora ni comunicación existe, cuando el edil Alfredo Lozoya será la opción de Movimiento Ciudadano para mantener el control de la diputación federal y varias locales por la zona sur de la entidad. Se acabó la fraternidad, pues.