Duarte, en Navidad-Maru 50-A ciegas-Los folletos de la discordia

SI CÉSAR DUARTE llega a Chihuahua será un regalo de Navidad, no hay más. Ayer se confirmó que la audiencia que determinará si será extraditará o no al exgobernador se llevará a cabo hasta diciembre y no en noviembre, como se tenía planeado. Si la jueza de Florida decide enviar al exgobernador ballezano al estado para ser procesado, justo llegará para cuando inicien las posadas, sin interrumpir el festejo de Acción de Gracias de los estadounidenses, y aunque desde la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado lo quisieron ver como un acierto, la verdad es que sí golpea en los planes jurídicos y legales que se tenían en contra del exgobernador, cuyos abogados, pase lo que pase, siguen anotándose victorias a medias que molestan, sí o sí, los procesos leguleyos que se ejecutan desde el Gobierno del Estado. Así que como lo habíamos previsto desde su arresto el 8 de julio de este año, César Duarte llegaría junto con el pavo, los buñuelos y hasta el ponche, ya veremos cómo le va en el hotel de San Guillermo.

******

ESTE FIN DE semana inicia un conteo regresivo para la alcaldesa Maru Campos. A partir de mañana, en 50 días estará retirándose temporalmente del cargo de Presidenta Municipal e iniciará de lleno su etapa como precandidata a la gubernatura del estado.

Están claros en el entorno de la alcaldesa capitalina. El tamiz de octubre tiene dos barreras importantes: el día 15 marcado en los sótanos de quienes operan la guerra de intimidación desde la trinchera amiga/enemiga que maneja la Fiscalía General del Estado, así como el propio mes de octubre si es que vuelve a sesionar el Consejo Político azulado para intentar nuevamente autorizar al Comité Ejecutivo de Rocío Reza que pueda hacer alianzas sin consultar a la base militante.

Ambos escenarios prácticamente fueron sorteados. Los tiempos para descarrilar a la alcaldesa con una orden judicial fenecen en menos de una semana. Y solamente quedará el recurso de la cargada institucional. Ante eso, nos cuentan los malosos de las alturas azules, el principal operador en favor de Maru será ni más ni menos que Marko Cortés y los operadores que desde el CEN ya empezaron a visitar al gobernador Javier Corral Jurado. De esos encuentros pronto habrá detalles.

El escenario para Acción Nacional es a nivel país. Chihuahua es una pieza y en las entrañas de Morena y del Revolucionario Institucional, prácticamente cada vez más se cristaliza una alianza de facto en la entidad, por lo que el conflicto que la 4T ocasionó en el centro-sur del estado no será suficiente para asegurar un triunfo electoral con tranquilidad para el bolillazo. Mal que bien el PRI tiene un piso electoral con una bolsa nada despreciable de voto que rondan los 250 mil electores cautivos.

Ante esa alianza fáctica que se encuentra a la vuelta de la esquina, el reservorio de votos panistas que es la capital del estado no resulta holgada. El escenario no es sencillo para los azules que hoy viven, como cada seis años, otra crisis interna de la que no siempre salen ya no bien, ni siquiera librados.

******

DEBIDO A QUE eso de la pandemia ya se convirtió en algo que existe, pero no lo ven, es que con todo y semáforo amarillo, los personajes que sí le saben al tema y ven día con día cómo fallecen y se enferman las personas, no ven con malos ojos que Chihuahua regrese al semáforo naranja, incluso al rojo, tanto que los parámetros con los que se mide la nueva normalidad, así lo indican, sin embargo, los que le saben al tema de la salud y también del gobierno, nos comentan que eso no sucederá porque simplemente sería darle un KO a la ya de por sí desgastada economía, sobre todo cuando se vislumbra un 2021 catastrófico para el estado, empezando por el sector agrícola, que ya respiran las secuelas que dejó la sequía de los 90, pero aquí con un impulso que le dio la mentada “4T”.

******

Y YA QUE estamos en terrenos de la “4T”, los malosos de las alturas nos dicen que la crisis por el conflicto del agua en Chihuahua es tan inmensa, que sí le quita el sueño al mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador, que desde que inició la problemática, se ha dedicado a denostar el movimiento, sin embargo, eso no significa que no le cause dolores de cabeza, tanto, que el tabasqueño sabe de la ineptitud de la director General de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez, pero que debido a la soberbia y al “yo nunca me equivoco”, es por lo que la mantiene en el puesto, aunque eso le esté cobrando factura al Presidente y a la propia “4T”, pues si se tratara de una funcionaria comprometida, desde hacía varios meses, Jiménez Cisneros ya estaría en reunión con los agricultores en la presa La Boquilla. La terquedad tiene un límite, que le podría reventar a los del gobierno federal.

******

Y EL QUE de plano no se midió en eso de atizarle al brasero del conflicto del agua, fue el súper delegado Juan Carlos Loera, quien desde hace días, utilizando a los “Servidores de la Nación”, a quienes se les paga dinero de los impuestos de todos los mexicanos, anda repartiendo un folleto más falso que un billete de 2 pesos denominado “la verdad del agua”, en el que culpa a diestra y siniestra sin aceptar un mínimo de responsabilidades. Cuánto costaría el caprichito, es una cuestión que Entre Líneas ya preguntó a Transparencia, así que si se jactan en responder, porque en esta 4T ya todo está muy opaco, le contaremos el costo de los 500 mil folletos de Loera.

******

LO QUE YA se sabe es el costo para los estados del país tras la extinción de 109 fideicomisos de golpe y porrazo por parte de los diputados de Morena, por orden del supremo jefe de las fuerzas morenistas, Andrés Manuel López Obrador, y es que tan sólo para las entidades a las que les llegaban dinero de los fondos, son algo así como 24 mil millones de pesos de un total de 70 mil millones que serán utilizados por el Tlatoani mayor para las campañas electorales de Morena. Sí, a la vieja usanza del tiránico dinosaurio priista. Y todavía tienen la desfachetez de repetir que son “distintos”.