Desorganizados-Sin empacho-Cuchareadas-Tiro jurídico

LA DESORGANIZACIÓN EN la Delegación del Bienestar en el estado es tal con el asunto de las vacunas contra el COVID-19, que ni entre la jefaza y el que le sigue en Chihuahua capital logran ponerse de acuerdo, al menos eso es lo que se exhibió ayer entre la delegada Bertha Alcalde y el subdelegado Marcelino Gómez Brenes, y es que se filtró un documento firmado por el chaval que le encantaba organizar pachangas en plena pandemia, con logos oficiales del Gobierno de México, en el que le solicita al director de una refresquera que si les proporciona carpas y agua embotellada en beneficio de los miles de adultos mayores que empezarían a ser vacunados a partir de este miércoles 24 de marzo en el municipio de Chihuahua, pues a decir de Gómez Brenes, la vacunación iniciaría hoy y culminaría el viernes 2 de abril entre los adultos mayores capitalinos, sin embargo, más tardó el documento en filtrarse que en ser negado por la Delegación del Bienestar que encabeza Bertha Alcalde Luján, al afirmar que la información es falsa y será hasta el viernes cuando se sepa a ciencia cierta las fechas exactas para que miles de personas mayores de 60 años reciban la vacuna contra el COVID-19.

Y es que es hasta ese día cuando arriben a la capital más de 47 mil dosis, además de que las autoridades de la Secretaría de Salud del gobierno estatal tampoco estaba enteradas del supuesto inicio adelantado de la vacunación, es así que lo único que quedó demostrado es que la coordinación y la organización no son aptitudes de las que pueda presumir la “Cuatroté”, pues su afán electorero no les permite comprender que por cada día que pasa sin vacunar a adultos mayores, con tal de estirar la liga durante las campañas electorales, el precio a pagar no son los votos, sino las vida de decenas de personas.

******

QUIEN NO TUVO empacho en asegurar que es el interés electoral el que mueve a Andrés Manuel López Obrador, fue el gobernador Javier Corral, el cual recordó que es la primera vez después de muchos meses que el tabasqueño cita a los 32 mandatarios del país, y es que no lo hizo ni para tratar la crisis económica y mucho menos la sanitaria, pero sí cuando se trata de lo electoral. Pero con todo y que fue convocado por AMLO para firmar el Acuerdo Nacional por la Democracia de cara a sacar las manos de las elecciones de este año, el góber chihuahuense no pudo siquiera charlar en corto con López Obrador, por lo que será hasta el viernes cuando intente hacerlo durante la gira del inquilino de Palacio Nacional a Ciudad Juárez, en donde el jefe del Ejecutivo federal encabezará un evento con adultos mayores.

Y es de ese modo que López Obrador se morderá la lengua, como suele hacerlo diariamente aunque se jacte de tener “calidad moral”, pues lo que hará en Ciudad Juárez no es otra cosa que proselitismo, ya que pretende presumir que “bajó” de 68 a 65 años, la edad para que los adultos mayores reciban la pensión por parte del gobierno federal, cuando fue él mismo, al iniciar su mandato a finales del 2018, quien elevó la edad de 65 a 68 para recibir el apoyo, sin embargo, como el “pueblo bueno y sabio” carece de memoria, seguramente lo verán como un “logro” del tabasqueño.

******

CONTINUANDO CON EL proceso electoral y en medio de un montón de encuestas, Mitofsky soltó ayer una que dio mucho de qué hablar en los grupos de WhatsApp, y es que a decir de la encuestadora de Roy Campos, el PAN y Morena están en empate técnico en Chihuahua capital. A diferencia de otras encuestadoras, Mitofksy es la primera que cierra tremenda brecha entre ambos partidos políticos y sus respectivas alianzas, así como entre sus respectivos Marcos. Marco Bonilla, del PAN-PRD, aparece con el 29.4 por ciento de las preferencias, mientras que Marco Quezada, de Morena-PT-PANAL, se ubicó a un sólo punto de distancia, con el 28.4 por ciento, mientras que el expanista y ahora naranja, Miguel Riggs apareció en el cuarto lugar con el 6.5 por ciento y en tercero, el priista Sergio Carrillo.

Por cierto que este ejercicio estadístico fue duranmente criticado porque todo indica viene cuchareado por los arreglos que Morena ya tiene en el Centro del País con dicha casa encuestadora. Pero más allá de la sospecha intangible, lo que se salta a la vista es que manejan un rubro llamado “Popularidad” que en verdad es “Nivel de Conocimiento”, donde por obvias razones de tiempo y hasta ejercicio de la función pública, el abanderado de Morena y exalcalde de la capital, Marco Quezada, mantiene muy por arriba del candidato del PAN, Marco Bonilla, pero que curiosamente no se refleja en la misma lógica, el indicador del conocimiento de los candidatos, en el aspirante de MC, Miguel Riggs, quien sin duda es el más conocido de todos, debido a qiue ésta sería su tercer elección y aparición en las boletas de manera consecutiva.

Otro rubro es que si el nivel de conocimiento tiene una marcada diferencia entre el chamaco azul y el guinda, cuando se valoran los índices de rechazo, éstos salen medianamente parejeros, lo cual es otro contrasentido, debido a que resulta más que dudoso que la gente rechace lo que no conoce. Total que la encuesta está medio curiosa al momento en que se deshuesa, eso sí, sirve para despistar a dos que tres con la mira desenfocada.

******

LOS QUE TRAEN su propio ring de boxeo en el plano leguleyo y mediático, son el consejero Jurídico del gobierno estatal, Jorge Espinoza, y el magistrado Luis Villegas, pleito que se intensificó con la solicitud de remover a Villegas de su magistratura por “hablar mal” del gobernador Javier Corral. El caso es que el conflicto ya se trasladó al terreno de lo personal, tanto, que el magistrado le recordó al consejero presuntas traiciones que envuelven a personas panistas y ya no panistas, incluso neomorenos, lo cierto es que Villegas ya le cantó un tiro a Espinoza, y le adelantó que el abogado que lo representará es ni más ni menos que Gerardo Cortinas Murra, quien ya le tiene tomada la medida al consejero Jurídico del Gobierno del Estado.

Otros que se quieren aventar un tiro de altura es en el Congreso del Estado, pues analizan la posibilidad de enviar y discutir sobre una nueva persona que los represente ante el Consejo de la Judicatura Estatal.

Y es que luego de que el consejero Joaquín Sotelo fuera enviado al patíbulo de la investigación y suspendido temporalmente de sus funciones mientras los sabuesos de la Judicatura se ensañan con él, allá en el Congreso buscan cerrar la pinza en su contra para sustituirlo de manera definitiva, sin que haya concluido la dichosa investigación en su contra.

Lo cierto es que el consejero Sotelo trae varios alacranes en el lomo. Su actuación no gustó a propios ni extraños, porque de plano no quiso bailar al son que le marcaron ni en Palacio de Gobierno, ni en la Torre Legislativa y tampoco se quiso mostrar a modo de los mandones en el Poder Judicial. La libertad cuesta y hoy le están pasando las facturas.