Deber legislativo-Pilatos moderno-Caballo bisagra-Cabada alza voz

LOS QUE TIENEN en sus manos dar un golpe de autoridad, o al menos fingir que les interesa el batidero en la elección de 56 jueces y siete magistrados del Poder Judicial, son los diputados locales que integran el Congreso del Estado, pues en su cancha está el llamar a comparecer a los consejeros de la Judicatura estatal, ya sea el denunciante, Joaquín Sotelo Mesta, o la señalada por el cochinero leguleyo, la vicegobernadora Lucha Castro, sin embargo, por más que desde el lado de la oposición se ha exigido que la Junta de Coordinación Política llame a cualquiera de los dos, o en el mejor de los casos, a ambos, en el Poder Legislativo prefieren nadar de muertito ante el desconcierto de no saber si el trancazo viene o no de Palacio.
Por lo pronto, ayer trascendió que la reunión pactada entre el gobernador Javier Corral y los cinco consejeros de la Judicatura, entre ellos los dos involucrados en el aquelarre judicial, fue cancelada para evitar el ya de por sí crispamiento que persiste por el toro que soltó Sotelo Mesta, el cual amerita, incluso, que la consejera Lucha Castro se separe del cargo mientras corre la investigación, pero como ello tiene poderes similares a los de Thanos, ni los Avengers juntos lograrán vencerla, al menos eso es lo que supone la mandamás y el terror de la Ciudad Judicial.
******
PARA NO SOLTAR el hilo de lo que ocurre en el Poder Judicial con ese tremendo embrollo, que al paso que va parecerá un petardo, el que decidió lavarse las manos ante las acusaciones de corrupción que se cometen al interior de órgano encargado de impartir justicia, es el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Pablo Héctor González, quien en su afán de no embarrar más de lodo al TSJE, entregó la documentación necesaria a la Fiscalía Anticorrupción que encabeza Gema Chávez, lanzándole la papa caliente, a pesar de que el incendio ya está dentro del Poder Judicial.
Sin embargo, para no quemarse más, aunque la hoguera sigue ardiendo, el magistrado presidente ha dejado todo en el escritorio de la fiscal Anticorrupción, la cual tendrá oportunidad de congraciarse ante la opinión pública si es que hace bien su trabajo, pero como en Chihuahua y 31 estados más, el poder es para poder, por más que se persiga a quien lo profirió, esto sigue ocurriendo y la fiscal obedece a órdenes que todos saben de dónde provienen.
Por lo pronto, de Pablo González nos informan los malosos del Poder Judicial, decidió ponerle tierra de por medio a este conflicto y se movió un par de días a Ciudad Juárez, con la finalidad de ponerle atención a las tareas que le compete atender en la parte del TSJ en aquella frontera y alejarse de los reflectores que hoy tienen en el ojo del huracán a la Ciudad Judicial, por la denuncia que exhibe el tremendo batidero que generó la forma en que la consejera Lucha Castro condujo la selección de jueces y magistrados, y que terminó reventándole su propio compañero de la Judicatura, Joaquín Sotelo Mesta.
******
EL QUE ANDA de lleno metido en la precampaña por la gubernatura y en busca de la candidatura de Morena es el senador Cruz Pérez Cuéllar, quien el fin de semana anduvo en la ciudad de Parral, comiéndole el mandado al alcalde de ese municipio que también suspira por ser gobernador, el independiente Alfredo “El Caballo” Lozoya, de quien a decir de los malosos, todavía no logra acuerdos viables con otro que también pretende llegar a la gubernatura, el otro independiente y presidente municipal de Juárez, Armando Cabada.
******
POR CIERTO QUE ante la tibieza del presidente Andrés Manuel López Obrador en torno a la crisis migratoria que vive la frontera, el que ya alzó la voz al respecto fue el alcalde juarense, Armado Cabada, quien reconoció la necesidad de los migrantes por lograr una vida mejor y además se mostró respetuoso hacia sus derechos humanos, sin embargo, recalcó que la crisis ya está perjudicando a los ciudadanos fronterizos, y así el edil podría gritarlo, como ya lo han hecho sus homólogos a lo largo y ancho de la frontera entre México y los Estados Unidos, sin embargo, AMLO ni se entera quizá de plano no le importa.