Debate azul-Acuerdos borruelistas-Por su lado-Ardiente mensaje

GUSTAVO MADERO QUIERE un debate interno entre él y Maru Campos, pues ambos, como precandidatos a la gubernatura, deberían de presentar sus protestas de cómo llevar al PAN al triunfo en las próximas elecciones, es así que con ese argumento, el senador con licencia envió un documento a la Comisión Organizadora Electoral para que aliste un debate entre los aspirantes a la candidatura grande, sin embargo, si se realiza o no, eso ya dependerá de la Comisión que encabeza Mariana De la Chica Huerta, quien labora de manera directa con el Comité Ejecutivo Nacional, pero con eso de que ya la elección interna es el domingo 24, en apenas 11 días, chance la COE le dice no a Madero Muñoz, precisamente para no desgastar aún más el proceso en Chihuahua. Los dados están echados.

******

ENTRE QUE SI se pinta de azul o guinda, luego de ser buscado por órdenes de la dirigencia nacional de Morena que encabeza Mario Delgado, nos enteramos que el exalcalde panista de la capital, Carlos Borruel, ya también hizo su negocia con el precandidato del PAN a la gubernatura, Gustavo Madero, luego de las confrontaciones, unas secretas y otras no tanto, con la otra aspirante azul al Gobierno del Estado, Maru Campos, pues entre ambos, la raya está pintada desde hace rato. El caso es que el también excandidato a gobernador en el 2010, ha puesto su capital político en la invitación de Morena, pero también en caso de que Madero llegue a ser el candidato del PAN y así no errarle, tanto, que se dice que ya negoció una posible diputación local para su hija Mónica Borruel, sea o no sea él candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Chihuahua. Es decir, el exalcalde resultaría ganón sí o sí, con excepción si la candidatura del PAN a gobernador se la queda Maru Campos, que a decir de las encuestas, es lo que sucedería si la decisión se la dejan de lleno a la militancia y no a intervenciones leguleyas.

******

YA QUE MENCIONAMOS a los morenos, quien inició su precampaña a la gubernatura en la capital del estado fue Juan Carlos Loera, luego de aterrizar de la Ciudad de México tras ser llamado por Mario Delgado, líder nacional de Morena. Y es que la verdad de las cosas, Loera de la Rosa trae toda la confianza de Delgado, incluso le han otorgado el poder de palomear y tener acercamientos con quienes considere necesarios para acarrearle votos a Morena, como han sido los casos de los exalcaldes priista y panista, Marco Quezada y Carlos Borruel, acercamientos que ya hemos explicado en estas líneas, así que con todo y que grupos internos de Morena en la entidad han denunciado la supuesta corrupción de Loera e incluso han roto filas para no apoyarlo, ni eso lo bajará de ser el candidato a gobernador de Chihuahua.

Es así que los malosos nos comentan que Mario Delgado ya no sabe qué hacer con el senador Cruz Pérez Cuéllar, a quien de manera personal le pidió que dejara de lado las impugnaciones y así trabajar juntos en favor de la 4T y por supuesto de Loera, pero la insistencia de Cruz de sanear el proceso interno, tanto, que todavía continúa con su roadtrip para exigir una explicación, ya pararon de pelos y pestañas a los mandones de Morena, por lo que incluso han bajado la orden que en el Poder Legislativo permitan que el proceso de desafuero en contra de Pérez Cuéllar siga su curso sin chistar, esto en caso de que el Senador no se baje del macho para “purificar” la encuesta que le dio a Loera la candidatura grande.

******

Y PARA QUIENES dudaron de la jugada de tres bandas que se aventó Morena y el alcalde de Juárez, Armando Cabada, el edil ayer acudió al filo de la navaja de los tiempos de registros al centro del País, para llenar y entregar el formulario correspondiente que lo inscribe en la línea de las candidaturas a diputaciones plurinominales.

Los malosos nos adelantaron que Cabada no pasará ni por las urnas y mucho menos por la tómbola. Simple y llanamente esperará con paciencia monástica su lugar privilegiado en la lista de representación proporcional que se le reservará con bastante antelación.

Mientras tanto, el chamaco antes independiente y ahora morenista, deberá cuidar la atalaya que hoy ocupa para los intereses no solamente de Juan Carlos Loera, sino de quien resulte gallo para la alcaldía, ya sea Gabriel Flores o Benjamín Carrera de último momento, porque la carta fuerte de González Mocken de plano ya se la terminó de quitar de encima el abanderado a la gubernatura.

******

OTRO QUE NO logró asimilar que no fuera él quien se quedara con la candidatura de Morena a la gubernatura es Rafa Espino, al cual ni su relación tan cercana con el presidente Andrés Manuel López Obrador le permitió quedarse como el candidato. Sin embargo, fiel a su forma de hacer política, Espino no pataleó ni se quejó de manera pública. El empresario y consejero independiente de Pemex asumió el resultado y continuó con lo suyo, sin embargo, ese silencio que ha trascendido desde diciembre hasta la fecha, lo que refleja es que a don Rafa lo tendrán que convencer para que apoye a Loera.

******

PARA NO DEJAR gota en el tintero, ayer como se mencionó asumió la dirigencia estatal del PRI el exdiputado local y federal Alex Domínguez, quien también ya había ocupado esa misma silla en el sexenio del exgobernador César Duarte, y precisamente en ese marco recibió un duro mensaje familiar en redes sociales.

Y es que quien no se aguantó las ganas de no felicitar a su compadre (porque hubo bautizo de por medio) fue la exregidora del PRI, Patricia Hernández, al aventarle tremenda bola dura a su otrora protector y familiar político: “Dices que le apuestas al diálogo, la pregunta es: dialogarías conmigo después de 3 años? Jajajaja…”

Hay que recordar que Hernández además es esposa de Pedro Mauli, quien fuera el hombre de las finanzas en el PRI estatal en tiempos de César Duarte, y que a la postre terminó tras las rejas en el Cereso de Aquiles Serdán como el eslabón más débil en la indagatoria que abrió el gobierno de Javier Corral en el marco de los Expedientes Secretos X.