Culpabilidad tricolor-Decisiones difíciles-¿Inteligencia emocional?

AÚN Y CUANDO Javier Corral tiene por demás merecido que lo hayan llamado tarjetero, por aquello de los créditos a corto plazo que hizo un maquillaje de las finanzas estatales, la gobernadora Maru Campos, quien fue enfática en llamar al federalismo para que Chihuahua obtenga mayores recursos, en honor a la verdad esa palabra fue la que nos dio al traste y nos tiene postrados en las finanzas insolventes de los oscuros 11 años.

Le explico. A partir de hoy, porque lo haremos en varias entregas, le daremos a conocer ciertos pasajes de la historia de Chihuahua que urgen ser desmenuzados al calor de quien busca conocer los por qué de lo que vivimos actualmente y se tornan como remolino en una historia continua que inició ayer.

Resulta y resalta que en la hora de buscar culpables nos encontramos que el desequilibrio en las finanzas estatales tienen lugar en la necesidad del PRI de regresar a Los Pinos luego de la victoria de Vicente Fox y Felipe Calderón en el 2000 y 2006, respectivamente. El único que podía generar tal posibilidad era el gran tlatoani Enrique Peña Nieto, quien asumió la gubernatura de un quebrado Estado de México que le impedía brillar en sociedad.

Ante su imposibilidad de hacer un buen trabajo por falta de recursos, los gobernadores priistas accedieron a aceptar las modificaciones del Acuerdo Fiscal que beneficiarían al Edomex. El problema es que dichos movimientos perjudicarían a varios estados estados, dentro de ellos, Chihuahua. Es decir, lo hicieron vivir una telenovela y brillar más que el canal de las estrellas.

Y así fue. El entonces gobernador José Reyes Baeza aceptó dichas modificaciones, las cuales le borraron a Chihuahua 25 centavos de cada peso que recibía de la Federación. Le explico, antes del acuerdo tricolor -recuerde usted que los gobernadores tricolores seguían siendo mayoría en el país-, Chihuahua recibía 75 centavos de cada peso que recababa de impuestos federales, pero con el plumazo, aceptamos que se redujera a 50 centavos, o lo que es lo mismo, a partir de ese momento ya no recibiríamos igual cantidad. Nos bajaron el sueldo y ni chistamos.

Ahí precisamente inició el déficit presupuestal de Chihuahua. Un Reyes que le entregó a Duarte un boquete de 3 mil millones, un Duarte que dejó el déficit en el orden de los 10 mil y un Corral que se fue a la luna de los 15 mil millones, ya que jamás atendió ese rubro y lo único que hizo fue contratar créditos a corto plazo como quien usa la tarjeta de crédito una y otra vez. Es más, se habla de una deuda acumulada de 75 mil millones de pesos, lo que en términos reales supera el presupuesto total anual de la entidad el cual ronda entre los 65 y 70 mil millones.

Por eso, dijo el maloso que otorgó la gama de datos que se leerá en este espacio, para Patricio Martínez fue fácil gobernar, ya que dinero sí había y en los últimos años ese fue el Talón de Aquiles.

Ahora, la Gobernadora se comprometió a que en tres años se acabarán los presupuestos deficitarios. El reto no es grande, es lo que le sigue tres veces. Las finanzas son y serán el meollo de lo que viene para adelante.

******

BIEN LO DIJO varias veces la gobernadora Maru Campos antes y después de rendir protesta, llegó al Gobierno del Estado con la consigna de tomar decisiones difíciles, así no sean del agrado de algunos, y una de ellas será que es muy posible que se le meta reversa al semáforo epidemiológico que apenas el lunes cambió a verde, y aunque eso todavía no está definido y por tanto será consultado con el Consejo Estatal de Salud, ya al menos se vio la disposición de la mandataria estatal de escuchar otras voces y no actuar de manera unilateral, a sabiendas que el poder es para ponerlo al servicio de las mayorías y del bien común, por lo que en una de esas y si los expertos en salud le recomiendan devolver a Chihuahua al amarillo, así será para no poner en riesgo a los ciudadanos, pues la pandemia de COVID-19 está lejos de terminar y eso lo sabe perfectamente la Gobernadora.

Además, aunado a que la pandemia sigue latente y el ahorro debe ser prioridad ante unas finanzas públicas quebradas y devastadas, ya está más que confirmado que no habrá pachanga de ninguna índole la noche del 15 de septiembre, a diferencia de los derroches que se aventaba su antecesor organizando fiestas para sus cuates con costo al erario, en donde corrían los cortes caros y las bebidas espirituosas, así que Maru ya sentenció, este año que será su primer Grito de Independencia, sólo habrá un acto protocolario y nada de andar divirtiéndose con el dinero de los contribuyentes, mucho menos cuando la crisis financiera está más latente que nunca.

******

YA COMO GOBERNADORA, a Maru Campos se le vienen una tomadera de protestas de los Alcaldes de los principales municipios del estado. Anoche acudió a acompañar a Jesús Valenciano en Delicias, quien del Congreso del Estado brincó a la Presidencia Municipal de los Vencedores del Desierto, por lo que hoy a las 8 de la noche, la Gobernadora estará en primera fila para la unción de su amigo Marco Bonilla como Alcalde de la capital, en donde se espera que él y Maru hagan una mancuerna Estado-Municipio no vista probablemente desde que César Duarte coincidió con Javier Garfio, relación que al final terminó desgastándose, sin embargo, la amistad que une a Maru con Marco le otorga esperanzas a Chihuahua capital de que por fin, esa relación mejore la calidad de vida de los capitalinos.

******

PERO MIENRTAS LA gobernadora Maru Campos trae buena relación con prácticamente todos los Alcaldes de las principales ciudades del estado, como las ya mencionadas con Marco Bonilla, de la capital, y con Jesús Valenciano, de Delicias, así como con Cruz Pérez Cuéllar, en Ciudad Juárez, en donde saltarán chispas es con Juan Carlos Loera, quien ya la semana entrante se reincorporará a la Delegación del Bienestar, por lo que se antoja difícil que Loera vuelva a entrar como Juan por su casa a los eventos en Palacio de Gobierno, como sí lo hacía cuando Javier Corral era gobernador y salían muy sonrientes en las fotos. A menos que Juan Carlos ponga lo institucional por encima lo emocional, aunque se antoja difícil, pues si algo caracteriza al excandidato de Morena que Maru derrotó en las urnas, son sus berrinches de adolescente malcriado. Ojalá, por el bien de Chihuahua, ya haya trabajado su inteligencia emocional.

******

EL QUE ANDA trabajando, pero para irle dando forma a una posible candidatura presidencial para el 2024, es ni más ni menos que Enrique de la Madrid, exsecretario de Turismo federal e hijo del expresidente Miguel de la Madrid, y es que desde hace semanas, ya son varios los “influencers” políticos que colocan al junior priista como un posible aspirante a la candidatura grande. Lo cierto es que don Enrique se ha dejado querer y lo mismo hizo en Chihuahua, pues no desaprovechó la oportunidad para pasearse en Ciudad Juárez, en donde hasta se reunió con el alcalde electo de esa frontera, Cruz Pérez Cuéllar, además de que se fue de gira a Nuevo Casas Grandes, en donde lo placearon sus colegas del partido tricolor.