Elección capitalina-Borruel, analiza-Furia morena-Loera y la División del Norte

LA COMISIÓN PERMANENTE del Partido Acción Nacional sesionará la próxima semana. No hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no llegue. La cuenta regresiva para que se conozcan los pormenores de la convocatoria para elegir candidato a la Presidencia Municipal de Chihuahua ya nadie la detiene y es cuestión de días, ni siquiera de una semana.

Los enterados adelantaron a Entrelíneas que la elección será obviamente el fin de semana después de la elección de candidato a gobernador, pero si encuentran la manera de patearlo una más, lo habrán de intentar. Los mandones azules dejaron la suerte de la elección de candidatos a diputados locales y síndico en la misma suerte que la de Presidente Municipal, por lo que el resultado de la jornada interna del 24 de enero será la que dicte en gran medida el destino de la capital.

Por lo pronto las alianzas, traiciones y negociaciones principalmente en los equipos de Marco Bonilla y Roberto Lara son las que más llaman la atención. En ambos bandos se siente la misma seguridad que la manifestada por el propio Gustavo Madero y Maru Campos.

A algunos de ellos sus equipos les están mintiendo, porque es imposible que todos resulten ganadores. Es cuestión de días para saber dónde ocurrió la deslealtad.

******

EL QUE AYER andaba en Guadalajara y no en la Ciudad de México, como se dijo en un principio, es el exalcalde Carlos Borruel, quien estuvo al pendiente de lo que suceda con el recurso que interpuso luego de que le fuera negada la precandidatura del PAN a la gubernatura, pues el exfuncionario estatal insiste que le validaron más de mil y aún así la Comisión Organizadora Electoral panista le dio palo a sus aspiraciones, lo cierto es que de ahí dependerá bastante el futuro de Borruel Baquera en Acción Nacional, ya que el exalcalde aún se encuentra deshojando la margarita de si se va a las filas de Morena como candidato a la Presidencia Municipal que ya ganó en el lejano 2007, bajo las siglas del PAN.

Por lo que será la primera semana de febrero la fecha crucial para que Borruel tome la decisión, y es que en Morena tiene las puertas más que abiertas, incluso, el borrego de ayer fue ese, que andaba en la Ciudad de México afinando los detalles de su próxima candidatura, sin embargo, lo que sí es un hecho es que estuvo en la Perla Tapatía para conocer el futuro de su impugnación y entonces sí, de ahí decidir hacia dónde se va su capital político.

Carlos Borruel se aventó una movida de ajedrez. Falta saber si le funcionará. Y es que la incursión de su hija en la bancada de Morena dentro del Cabildo capitalino es un paso más al frente para elevar la presión dentro de la mesa de las negociaciones con el propio Partido Acción Nacional.

Nos cuentan que al exalcalde capitalino lo podrán aplacar con una diputación federal. Esa decisión está en manos del CEN. Pero lo cierto es que con Morena, el PANAL y el propio PT las negociaciones para que él sea candidato a la alcaldía continúan. A esta historia le queda un buen trecho y con alguien de plano don Carlos tendrá que quedar mal… a menos que en ambas mesas decidan no darle cabida.

******

CON EL CAMBIO de dirigente en el PRI Estatal, también se modificaron las fechas y requisitos para los candidatos que pretendan registrarse como aspirantes a los 67 Ayuntamientos, sindicaturas y diputados locales, y es que ya no será este domingo 17 cuando se reciban las solicitudes, sino hasta el sábado 23 de enero cuando los que quieran ser candidatos en las próximas elecciones, deberán acudir a las instalaciones del Comité Directivo Estatal, ahí en la colonia Dale y en un horario de 8 de la mañana a seis de la tarde, en donde les recibirán la documentación para irle dando curso al proceso interno, mientras que días antes, a mitad de semana, Chela Ortiz acudirá a registrarse como precandidata de la familia revolucionaria a la gubernatura, luego de que sus enroques en el CDE resultaron más que exitosos para la parralense.

******

Y DONDE SE desató la furia es en las bases de Morena, en la militancia de a pie que son fundadores del partido del Presidente y que a pesar de que Morena se ha llenado de expanistas, expriistas y exes de todos lados que ya no tienen cabida en sus partidos de origen desde hace años, lo cierto es que la última adhesión en Chihuahua terminó por enfurecer a más de diez, sobre todo en contra del dirigente estatal, Martín Chaparro y del regidor Rubén Castañeda, a quienes acusan de abrirles la puerta a la familia Borruel, primero con Mónica y muy pronto con Carlos, el cual encabeza la carrera por la candidatura morenista a la alcaldía de la capital.

Ayer, apenas y se oficializó la llegada de Mónica Borruel a las filas morenistas, los militantes que se unieron a Morena desde su fundación y que de manera ilusa aún suponen que el partido es de “izquierda”, “honesto” e “incorruptible”, comenzaron a publicar sendos mensajes en redes sociales en los que se quejaban de la decisión de abrirle la puerta a los Borruel, a quienes ven como políticos que les perjudicarán en lugar de beneficiarles a la hora del voto. Los insultos, claro, retumbaron fuerte en los oídos de Martín Chaparro.

******

CONTINUANDO CON LOS morenos y los grillos expriistas que se arrimaron al partido guinda, pero éstos desde antes de las elecciones del 2018, nos enteramos que la mentada “División del Norte”, corriente que encabeza Fernando Villarreal, exfuncionario municipal durante la era de Javier Garfio como alcalde, le armó una reunión al precandidato único de Morena a la gubernatura, Juan Carlos Loera, quien desde el martes ha andando en Chihuahua capital moviéndole a la grilla y a la precampaña.

Es así que bajo la premisa de la “unidad”, Villarreal y su “División del Norte” se pusieron a la orden de Loera de la Rosa, tal como lo habían hecho con el senador Cruz Pérez Cuéllar el año pasado, cuando suponían que el legislador sería el ungido de los morenos, sin embargo, se vale rectificar y decir aquí quedó, que allá corrió… por andar apoyando al aspirante equivocado.

La intendona de Villarreal es buscar el distrito electoral federal 08, pero ese ya está más que cantado para Hugo González, aunque hay que decirlo, entre Fernando y Hugo no hay duda de que el segundo es más desconocido que los confines de la Vía Láctea, pero todo indica que esa nominación el propio Loera decidió entregarla por compromiso y no por perfil.

Por lo pronto, a Villarreal le quedará el camino de una posición plurinominal, el cual es más complicado, o de plano convertirse en la pieza útil más que querida en el equipo del candidato a gobernador, sobre todo porque la apuesta primaria del chaval fue en aras de la hoy frustrada nominación del senador Cruz Pérez Cuéllar. No hay que dejar de lado que los hilos tendidos con antelación por Villarreal en el centro del País le siguen manteniendo un canal de oxígeno VIP, pero don Fernando insiste en hacer patria en el terruño.

******

CAMBIANDO DE COLORES y de rumbos, quien le ha estado operando a favor de Gustavo Madero en la elección interna del PAN por la gubernatura, y nos dicen que no ha rendido buenas cuentas, a pesar de que su municipio es uno de los más panistas del estado, es el alcalde de Ojinaga, Martín Sánchez, tanto, que en las más reciente visita de Madero a esa ciudad fronteriza, se reunió con el edil en mención y con algunos militantes azules, pero a pesar de que Sánchez anda con todo con Madero, no le pudo organizar un buen evento con los panistas fronterizos, luego de que a su contrincante, Maru Campos, le fuera muy bien el pasado fin de semana en esos mismos terruños desérticos.