Decisiones-Autogoles morenos-Audiencia pospuesta-PAN suma

CONTRA VIENTO Y marea dentro del mismo partido Morena, ayer la cúpula nacional de ese instituto político decidió hacer un movimiento de tres bandas para, primero, ponerse en la línea de competencia por tres de las principales Ciudades de la entidad, y segundo, fortalecer la candidatura de Juan Carlos Loera para ponerse en mejores condiciones en el “face to face” con Maru Campos, quien de plano le trae no metros, sino cuadras de distancia y ventaja en la contienda 2021.

Morena decidió por Cruz Pérez Cuéllar en Juárez, Marco Quezada en la capital y Lupita Pérez en Cuauhtémoc. Los perfiles fueron los de más alto conocimiento que pudo tener Morena en esos municipios. La lucha electoral la puso más que pareja frente al PAN en Chihuahua y la región manzanera, mientras que en Juárez prácticamente están buscando la sucesión del antes Independiente Armando Cabada que ahora va también por Morena a una Diputación Federal.

El escenario se movió fuertemente, los perfiles de los candidatos a las Presidencias Municipales, junto con el de Cabada Alvídrez a una diputación federal, le ponen la vara más que alta en la contienda. Tanto en Juárez como en la capital hubo voces de rechazo a los nombres de Pérez Cuéllar y Quezada Martínez, pero los morenos saben que esas candidaturas son los mejores nombres que pueden representarlos en las urnas. El pragmatismo de los votos así lo exigía y desde Palacio Nacional el propio Andrés Manuel López Obrador sabía que debía permitir el paso a los rostros y perfiles que en la boleta llenara el hueco de la “esperanza” que él ya no podrá ofertar porque no saldrá en la misma.

La operadora que tejió la maraña de nombramientos ayer fue sin duda Ariadna Montiel, cuyo grupo se aferra con fuerza a tener el control dentro de Morena. Faltan que en las próximas horas y días se den a conocer los nombres de los candidatos a diputados locales y federales en todas las demaraciones que postulará Morena. Ahí se terminarán de armar los cuadros.

Los malosos nos contaron que este día los nuevos candidatos de Morena serán sometidos a sendas reuniones de trabajo y evaluación en la Ciudad de México, y su estancia allá podría extenderse hasta el fin de semana.

Hay quienes adelantaron que las reuniones en Chihuahua, Juárez y Cuauhtémoc de los candidatos morenos con la base militante, tanto de Morena como de las huestes propias, se intensificará en el periodo de inercampaña, ya que el mutis electoral previo a un proceso de 45 días de campaña, es el momento ideal para hacer valer en cada plaza el nivel de conocimiento, ya que esa variable ahora es la ventaja sobre las demás figuras en las contiendas municipales.

Por cierto que en eso de los niveles de conocimiento, quien también levantó la mano como fortaleza es el chamaco Miguel Riggs, quien por encima de todos los aspirantes oferta lo anterior aunque la marca no le ayuda mucho que digamos ahora que Movimiento Ciudadano es quien lo postula a la alcaldía. Aún así, Riggs es la cuarta ocasión que aparecerá en una boleta electoral y eso cuenta… y vale más.

******

EL QUE HABLA como si el gobernador Javier Corral fuera la figura más representativa dentro del PAN, y pensando que pegándole al desgobierno corralista afectará al panismo y a sus candidatos a la gubernatura y a la alcaldía de Chihuahua, como lo son Maru Campos y Marco Bonilla, es el delegado del CEN de Morena y senador por Durango, José Ramón Enríquez, quien en ambos destapes de ayer, en los que se ungió al expriista Marco Quezada y al expanista Cruz Pérez Cuéllar como candidatos de Morena a las Presidencias Municipales de la capital y Ciudad Juárez, arremetió en contra de la gestión de Javier Corral, al asegurar que los chihuahuenses están hartos y cansados del Góber actual, y aunque tiene razón, el senador duranguense desconoce que tanto los militantes azules y hasta una gran mayoría de los ciudadanos, saben perfectamente distinguir que el aspirante a la gubernatura más alejado a Javier Corral es precisamente la candidata panista, Maru Campos, que incluso los ven como adversarios, no así con el propio candidato de Morena, Juan Carlos Loera, quien se ha convertido en el delfín del hoy gobernador de Chihuahua. Así que cada vez que el delegado del CEN morenista se pone a sacar a flote la inoperancia de Corral al frente del Gobierno del Estado, termina por meterle goles al candidato de su propio partido, Juan Carlos Loera de la Rosa.

******

YA QUE MENCIONAMOS a la candidata del PAN a la gubernatura, Maru Campos, y a la obsesión del gobernador Javier Corral de descarrilarla, sucedió lo que era de esperarse, la audiencia inicial por la acusación que le hizo la titular de la Fiscalía Anticorrupción, Gema Chávez, otro brazo jurídico de Corral con el que ha intentado tumbar a la alcaldesa con licencia, terminó por posponerse y está programada para el próximo 16 de marzo, a la misma hora y por el mismo canal. En esta ocasión no se trata de la mentada “nómina secreta”, sino porque la fiscal Gema Chávez acusa a Maru de cohecho durante su gestión como presidenta municipal, sin embargo, lo inevitable sucedió y cambiaron de fecha.

******

QUIEN CONTINÚA SUMANDO adeptos, precisamente a las campañas de los panistas Maru Campos y Marco Bonilla por la gubernatura y a la alcaldía de la capital, es el dirigente del PAN Municipal, Paco Navarro, quien ayer se trajo a terrenos azules a varios líderes seccionales de la zona rural del municipio, quienes en su momento estuvieron vinculados con el expriista Marco Quezada, hoy candidato de Morena a la alcaldía, sin embargo, ahí no terminará la cosa, pues este día a las 8 de la mañana, Navarro encabezará una rueda de prensa para revelar más nombres que se suman a los proyectos de Maru y Bonilla.